Ya no es solo quitar la reforma

Colombia ha vivido fuertes manifestaciones desde el 28 de abril. Los medios de comunicación alternativos han permitido conocer de cerca el descontento social. Lo complejo de todo esto es que la reforma tributaria solo fue la cereza del pastel, y al quitarla, no se derrumbará toda la torta.

Opina - Política

2021-05-05

Ya no es solo quitar la reforma

Columnista:

Lady Orozco

 

El descontento social en la población colombiana cada vez es más grande, y con toda la razón. Sabemos que esto no es algo de ayer o de hace ocho días, Colombia ya venía con voz de protesta desde el 2019, solo fue el virus quien logró resguardarnos un rato, pero ahora mata más el Gobierno que la enfermedad. El panorama de los que están en el poder es cada vez más desalentador, porque si hay algo que se debe decir es que esto no solo es por Duque. Si bien el presidente ha hecho méritos de sobra para que la gente esté en las calles, tampoco nos podemos olvidar de los pésimos alcaldes que están dirigiendo las ciudades.

Cali, una de las ciudades más resistentes en este paro, sobrevive a un alcalde que, pese a los índices de desempleo y de pobreza monetaria cerradas en el 2019 en 21,9 %, equivalente a 13 859 personas, decidió invertir más de 11 000 millones de pesos en una feria virtual. Los caleños no necesitaban una fiesta, necesitaban un empleo digno para sobrevivir a esta crisis que esta azotando al mundo entero. 

Bogotá no se queda atrás, pues los capitalinos salieron a votar por una alcaldesa que prometía no usar al Esmad y apoyar a los jóvenes, pero esos mismos que apoyaba hace un tiempo —es decir, cuando estaba en campaña— ahora los identifica como vándalos.

Ahora, vamos a la capital antioqueña, esa, en la que salieron a votar por un alcalde que prometió ser por y para el pueblo, pero que ya vimos que le llegó el momento de pagar todos los favores que le hicieron aquellos que lo ayudaron durante el camino electoral. Este señor que se vendió como una figura que apoyaba a los jóvenes y que luchó por una educación equitativa, hoy por hoy es uno de los que intenta reprimir las movilizaciones gestadas por el descontento ciudadano.

No contentos con todo esto, la ciudadanía es la que sigue pagando los platos rotos, pues ya el que se hace llamar presidente, decidió enviar a los militares a invadir las ciudades, a fin de reprimir el descontento social.

Muchos, pensarán que con el desmonte de la reforma tributaria todo cesaría, pero no es así. La ciudadanía lleva bastante tiempo reprimida, angustiada y llena de miedos. Las personas se cansaron de un Gobierno que no piensa en las necesidades y que parece estar viviendo en un mundo diferente. Ahora no solo es la reforma, son los más de 14 asesinados en Cali, la chica violada, los jóvenes que han perdido sus ojos. Ahora el descontento es cada vez mayor.

La reforma tributaria solo fue la cereza del pastel. Los vidrios rotos, los bancos incendiados, los buses agredidos no deben ser cobrados con la vida de ninguna persona; tampoco con su integridad física. Las muestras de represión y el ataque sistemático que están viviendo estas manifestaciones solo terminan de mostrar las múltiples razones por las que cada día se está saliendo a marchar. Hay alcaldías que no representan los intereses de los ciudadanos y un Gobierno que juega con la economía de sus habitantes, y las personas decidieron decir: basta.

Esto no se acabará con el desmonte de la reforma, esto necesita la renuncia masiva de personas que no están cumpliendo su objetivo pero sí cobrado grandes salarios.

( 2 ) Comentarios

  1. Le falta bastante rigor a este artículo. Me parece más impresiones subjetivas. La alcaldesa de Bogotá ni siquiera ha apoyado la militarización de la ciudad.

  2. En ningún momento dije que haya sacado al Esmad en este momento. Dije que votaron por una alcaldesa que estaba en contra de estas forma reprimir las marchas, y aún así, en una ocasión lo hizo , adjunto enlace.
    https://www.semana.com/nacion/articulo/claudia-lopez-ordena-intervencion-del-esmad-para-dispersar-manifestantes/648277/

    En esta columna me refería al uso del término «vándalo», pues en campaña pedía que no se estigmatizara a lo jóvenes. También adjunto el enlace de este suceso
    https://twitter.com/ClaudiaLopez/status/1387773992963133451

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Johana Orozco Ortiz
Estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana en Medellín. Escritora con diferentes poemas publicados en el libro de Sinergias de España y Caza de Versos, en México. Columnas publicadas en diversos medios de comunicación.