Mataron al medio, no al periodismo

Para nadie es un secreto que Semana viene de caída hace mucho tiempo, eso ocurre desde 2019, los escándalos no paran y la calidad no mejora, acabaron con un medio, pero nunca con el verdadero periodismo.

Opina - Medios

2020-11-17

Mataron al medio, no al periodismo

Columnista:

Lady Orozco 

 

Este es un problema que viene desde el 2019, así se puede constatar en una columna en la que se cuentan algunos cuestionamientos que se dieron desde los primeros escándalos por la salida de Coronell. 

Semana se está cayendo sin paracaídas, sí, porque, aunque Vicky Dávila se crea superpoderosa y mártir en las redes sociales, sus fuerzas no le alcanzan para sostener lo que fue este medio, y Salud, a pesar de su nombre, no logrará sanar todas las grietas que se vienen viendo desde su llegada.

Lastimosamente, en el periodismo también está la guerra del dinero, aunque este oficio nació para informar e investigar a favor del pueblo, se ha ido convirtiendo en un negocio tomado por esos que no tienen ni idea de qué es una sala de redacción o de qué se investiga a pesar de que tu mejor amigo o socio esté involucrado. Esto es justo lo que le pasó a Semana, cayó en la manos de unos socios necesitados de poder, de dinero y aliados con el Gobierno de turno; es decir, unos socios a los que no les importa exprimir, esconder y tratar de destruir el buen periodismo con tal de agradar al que esté en la Casa de Nariño y venderle sus revistas a esos que siguen tragando el cuento de la derecha (menos mal que cada vez son menos).

Con lo que no cuenta Semana es que ellos destruyeron el medio, pero los periodistas que se fueron pueden construir uno nuevo, uno que no le rinda cuentas al títere de Uribe o que no les de miedo investigar al cualquiera con tal de entregarle a verdad al colombiano. Ya los Danieles se ha convertido en un portal tan exitoso que podría darle techo a todos los que se vayan, así no sean homónimos.

Un buen ejemplo es Noticias Uno, estuvo a punto de ser cerrado por intereses particulares, pero la gente que está cansada de lo mismo se unió para ayudar al periodismo real, no al comprado ni al disfrazado. Nosotros estamos dispuestos a pagar por la verdad, mientras tanto, a Semana le toca rebajar su suscripción a $1000, aunque nadie pagaría ni 100 pesos por leer a Vicky Dávila, ¿usted pagaría por leer una revista dirigida por alguien que tiene multas por incurrir en calumnia?

Y ni hablar de Salud Hernández, una periodista a la que ese nombre le queda grande. Su columnas (aunque veces son incomprensibles), denotan su gran posición de derecha. Además, parece que de ética tiene poco o nada, un gran ejemplo fue lo que ocurrió con Francia Márquez el año pasado. 

El periodismo de Semana se acabó, ahora se ha convertido en una agencia publicitaria para el Gobierno, quizás ahí sí surtan los 3000 millones que invirtió Duque para mejorar su imagen. Este medio ha desaparecido, aunque su nombre siga circulando por todas las manos de derecha, esos únicos que continuarán pagando por tan nefasto contenido. Mientras tanto, nosotros, esos que confiamos en el verdadero periodismo, buscaremos los techos donde se ampararán los buenos periodistas, esos que tienen un sello propio y que no necesitan la firma de nadie para hacer valer su trabajo.

Sí, así como hemos apoyado a Coronell, Samper y Noticias Uno, así mismo lo haremos con María Jimena Duzán, Ricardo Calderón, Alejandro Santos, Antonio Caballero y todos los que me hicieron falta por mencionar. Todos cuentan con el respaldo de los colombianos que seguimos creyendo en el periodismo que no debe favores ni busca la amistad de los «poderosos», por favor, no dejen de hacer su trabajo, ese que demuestra el verdadero propósito del periodismo.

 

( 1 ) Comentario

  1. ReplyFernando Cañas Camargo

    Se puede destruir un medio informativo, pero sus conscientes informadores prevalecerán sobre los intereses de quienes sólo buscan permearse con los intereses del poder corrupto que tanto defienden. Semana sucumbe ante la fuga de quienes realmente dan muestras de un verdadero periodismo. Ello han hecho lo mejor, mostrar ética y salir de donde no tienen garantías para informar la verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lady Orozco
Estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Pontificia Bolivariana en Medellín. Escritora con diferentes poemas publicados en el libro de Sinergias de España. Columnas publicadas en diversos medios de comunicación.