¿Semana de cuestionamientos para Semana?

No culpemos a Semana, Esto no es algo nuevo, el periodismo cada vez deja de ser más independiente de sí mismo y comienza a serlo del Gobierno que más garantías le traiga.

Opina - Medios

2019-05-31

¿Semana de cuestionamientos para Semana?

En algunas ocasiones los periodistas nos quejamos de los políticos cuando comienzan a hacer gestiones sucias. También nos quejamos de las personas humildes que no tienen ni un plato de comida y acceden a vender sus votos y participar de una política corrupta.

Nos vemos muy cómodos hablando desde un escritorio y señalando a aquellos que, según muchos de nuestro gremio, son los culpables de que seamos un país con una política tan endeble. Muchos nos escandalizamos con lo que pasó en Semana.

El despido de Coronell nos toma por sorpresa porque pensábamos que esta revista nunca censuraría ningún tipo de opinión, siempre y cuando, estuviera sustentada con todas las pruebas posibles.

Pero lo único que debería asombrarnos es que Semana se haya unido al complot de todos los medios que ya se están arrodillando ante el Gobierno de turno. Esto no es algo nuevo, el periodismo cada vez deja de ser más independiente de sí mismo y comienza a serlo del Gobierno que más garantías le traiga.

En Colombia se puede hablar, siempre y cuando no ofendas a nadie que pueda tener poder sobre ti. ¿Por qué periodistas como Daniel Coronell y Gerardo Reyes tuvieron que irse del país?, ¿por qué comenzaron a recibir amenazas y chuzadas a sus llamadas?, porque no favorecían a aquellos que tenían poder.

Lo extraño no es que el periodismo se esté vendiendo. Lo extraño es que un medio como Semana, que se llena de orgullo al asegurar que no está de parte de ningún político, despida a uno de sus mejores columnistas solo por querer destapar o saber una verdad que implica el nombre del medio

Al inicio, cuando no publicaron el artículo, muchos pudimos creer que, quizás, sí hubiese falta de tiempo. Eso es hasta perdonable. El severo cuestionamiento comienza cuando decide retirar a Coronell de su medio. ¿no se supone que son abiertos a críticas aún cuando ellos mismos estén implicados?

En este momento solo tenemos dudas respecto a Semana. No sabemos si verdaderamente fue falta de tiempo, si el almuerzo con Duque fue lo que les hizo dudar o su supuesta fuente les pidió que no publicaran esto.

Lo realmente cierto es que las especulaciones no paran y Semana no ha tenido el rigor de salir a pronunciarse y cortarnos qué es lo que realmente está pasando al interior de esta problemática. Los discursos poco pueden pesar ante las acciones, pero muchos buscamos respuestas frente al despido y el ocultamiento de la información.

Queremos saber si se están uniendo al Gobierno, si los políticos corruptos serán sus nuevas fuentes o si, por el contrario, continuarán siendo la sombra de estos para destapar las ollas que afectan el bien común.

Para la revista solo queda pensar en si realmente el trino de su director sobre la libertad de prensa va en concordancia con lo que estamos viendo.

Detrás de Coronell nos iremos muchos lectores fieles a la libertad de prensa, porque le huimos a un medio que quiere censurar de un momento a otro todo lo que ensucie al Gobierno.

Semana pasó de ser un líder de la opinión libre, a ser un medio más cuestionado que hasta los medios tradicionales.

 

Foto cortesía de: El Espectador

 

 

( 2 ) Comentarios

  1. ReplyMaría Esther Mendoza

    muy lamentable que esto siga sucediendo… adiós semana.

  2. Que tristeza nuestro país en manos de corruptos, no pierden oportunidad para defenderlos no piensan como va va hacer Colombia en el futuro para los niños y la juventud de hoy?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lady Orozco
Estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Pontificia Bolivariana en Medellín. Escritora con diferentes poemas publicados en el libro de Sinergias de España. Columnas publicadas en diversos medios de comunicación.