La vice: el derroche en su máxima expresión

¿De qué sirve tanta burocracia en nuestro país? ¿Realmente son útiles ciertos funcionarios de Gobierno? ¿Vale la pena gastar miles de millones de presupuesto, para mantener cargos que en nada nos benefician?

Opina - Política

2019-09-30

La vice: el derroche en su máxima expresión

Columnista: Muldder Criollo

 

No sé a ustedes, pero personalmente me molesta cómo en nuestro país se gastan innecesariamente el dinero de los impuestos en funcionarios que nada aportan a la democracia. La vice, es un claro ejemplo de ello.

Un vicepresidente tiene unas funciones constitucionales tan reducidas, que perfectamente pueden ser asumidas por un ministro, como muchas veces ha sucedido.

Su elección la veo como la manera de montar a alguien para figurar y, de paso, para que reciba un salario bastante generoso por ello, lo que es un claro despilfarro de recursos. Su labor no me transmite nada, parece que con funcionarios así, se estuviesen pagando favores políticos y ya, como suele suceder aquí.

El famoso yo te nombro, tú me eliges y todos comemos felices, continúa siendo la manera de gobernar en Colombia.

Lo sé, lo sé, sueno muy conspiranoico, pero aquí todo es así. En un Gobierno se es ministro, en el siguiente embajador, en el otro procurador, y así sucesivamente. Vivimos en un reciclaje perverso, un círculo vicioso de políticos que no para, que no se detiene.

Cuando veo una vice como Marta Lucía Ramírez, me convenzo más de mi idea. Verla ahí en su cargo, como un ser sin chispa, sin vida, que está, pero no sabemos para qué, que habla, pero no dice nada, que opina, pero ni fu ni fa.

Realmente es algo que incomoda, pero es hasta chistoso verlo. Lo mejor de todo, es que su nombramiento fue un completo suceso, y cómo no, si la llegada de una mujer al ejecutivo no es que suceda fácilmente, menos en un país machista como el nuestro.

De su desempeño, no sé qué decir, no sé por dónde buscar, ¿Hay algo? ¿Le preguntamos a Faryd Mondragón?

La vice realmente ha provocado más decepciones que aplausos, lo cual es deprimente. Muchos esperaban un gran cambio con su llegada, yo no, y la verdad no me hago esperanzas de nada. Simplemente el hecho de recordar la sonada Operación Orión, me da muy mala espina, y un mal sabor de boca.

La primera mujer como vice necesitaba a alguien con otras cualidades, con actitudes que demostraran lo que su fórmula no ha demostrado hasta el sol de hoy. Nos tocó esta, qué se le va a hacer.

Me habrían callado la boca si Martuchis hubiese demostrado el poder y el liderazgo que hoy demuestran las mujeres en el mundo, pero no, lastimosamente no fue así. Seguiré opinando hasta que me lo permitan.

Y no podría faltar lo infaltable. Marta Lucía Ramírez, exmiembro de la Junta Directiva de uno de los bancos del intocable, es otra de sus fichas en este Gobierno. ¿No me creen? Pues el senador Robledo ya lo ha demostrado muy claramente en sus recientes debates. Busquen y encontrarán.

 

En Colombia pasan situaciones muy chistosas

Tenemos un presidente que es subpresidente, un senador que es presidente en cuerpo ajeno, y una vice que le rinde órdenes al presidente en cuerpo ajeno, y al intocable. ¡Semejante privilegio!

Particularmente aquí existen puestos que más allá de servir, son una carga económica que se puede destinar para algo más útil, no sé, tal vez, invertir en los más necesitados. La democracia en este país, es un simple concepto teórico, algo intrascendente.

Nuestros líderes son unos completos títeres, puestos ahí estratégicamente, no como servidores públicos, sino como táctica en un juego de ajedrez. Tenemos funcionarios innecesarios e inútiles, llenando sus bolsillos de dinero y ocupando cargos inservibles. De relleno.

La Vicepresidencia no sirve para nada, debería suprimirse. Ante su falta, les aseguro que nada pasará en el país, la economía seguirá igual, la justicia funcionará como siempre, las instituciones trabajarán como normalmente lo hacen.

Todo continuará igual. Mal.

( 2 ) Comentarios

  1. Excelente artículo, mejor dicho no pudo ser, en Colombia ser político, se ha convertido en pago de favores, suben al poder sinton no son, para la muestra el congreso, lleno de un poco de incompetes que son elegidos por la corrupción o pago de favores, mucho de los cuales sin experiencia, sin estudios, sin ningúna clase de preparación para ocupar estos cargos. La realidad del país es esa, ellos se eligen solitos sin importar la situación del país solo priman sus intereses ,el pueblo que siga pagando impuestos excesivamente altos, un salario precario que no alcanza para nada 😰😰😰😰cada día más escllavisado, para mantener el lujo y derroche de un poco de ratas que se adueñaron del país 😭 😭😭😭😭

  2. La tía no único notorio que tiene es su boca de payaso y su nariz de Pinocho. Payaso-Pinocho, raro espécimen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Muldder Criollo