«Veracruz Estéreo sigue más viva que nunca»: Gustavo Roldán

El director de la reconocida emisora habló en exclusiva con La Oreja Roja sobre la desaparición de la radioestación del FM por parte de la Agencia Nacional del Espectro. Explicó que desde hace meses están en proceso de obtener la licencia ante el Ministerio de las TIC y que su cierre se debió a la acogida que estaban teniendo en Medellín, incluso funcionando informal.

Infórmate - Arte

2020-11-18

«Veracruz Estéreo sigue más viva que nunca»: Gustavo Roldán

Quizás muchos jóvenes en Medellín no tienen mayor referencia de Veracruz Estéreo, pero con seguridad sus padres sí. Hace más de 35 años, en la capital antioqueña se generó un fenómeno social con nombre de estado mexicano, que trajo a la radio antioqueña y posteriormente a la colombiana las canciones de los artistas y bandas de Estados Unidos y Europa que hoy son clásicos mundiales, impulsando además el rock en español, especialmente el del país.

De ahí la historia se cuenta sola. Sus locutores se convirtieron en estrellas, llegaron a tener la página más leída de periódicos como El Mundo y El Colombiano, el programa más visto en Teleantioquia y le dejaron a la radio nacional el legado de los morning shows, entre otras cosas. El primero que existió fue Despiértese con Veracruz.

La emisora desapareció en el 2006, pero casi 15 años después una pareja de esposos se atrevió a revivir este proyecto que en un año generó gran impacto, especialmente entre quienes vivieron su juventud en las décadas doradas de los 80 y 90.

Hace unos días, la Agencia Nacional del Espectro decidió retirar la emisora de la Frecuencia FM por no tener la licencia para funcionar. Su director habló con este medio de lo que sucedió.

Santiago Castro (S. C): ¿Qué sucedió hace unos días con la ANE (¿Agencia Nacional del Espectro?

Gustavo Roldán (G. R): Nosotros somos una emisora y un gran proyecto que quisimos relucir ante muchas cosas de nuestra ciudad y varios lugares del departamento donde llegaba nuestra señal, pero estábamos trabajando de una manera informal y fueron incautados nuestros equipos por la Agencia Nacional del Espectro, lo que nos impide en este momento estar en FM. Estamos a la espera de que podamos encontrar solución pronta, un nuevo dial para la radio estación mientras obtenemos la licencia por parte del Ministerio de las TIC. Eso es lo que le pedimos a Dios, que nos abra esa puerta porque hemos tratado de hacer las cosas bien, de incentivar con una nueva radio y de pegarnos de la radio que ya pasó, que marcó mucha diferencia en nuestra ciudad. Eso es lo que ha gustado mucho y justo fue por eso que nos convertimos en una de las emisoras principales durante el tiempo que estuvimos trabajando.

S. C: ¿Pero no cree que fue un error estar en la Frecuencia FM sin tener la licencia?

G. R: No fue un error. Todos en la vida tenemos metas, proyectos y para mí fue proyectar esa emisora, que llegó como un regalo de Dios para cada uno de los que hacemos parte de ella y para los radioescuchas. No fue un error porque hay formas de querer hacer las cosas y siempre quisimos legalizar a Veracruz, además, tenemos un buen estudio, buenos equipos, un buen equipo humano. Aparte de eso, tenemos una gran cantidad de oyentes online, en nuestras redes sociales y después del cierre por parte de la ANE, tuvimos más impacto en las redes. Siempre hemos querido hacer bien las cosas. Repito: desde hace meses estamos en los trámites para obtener la licencia. No fue un error porque no le estábamos robando ni quitándole nada a nadie. No cumplimos con el permiso para poder usar el espectro, pero hicimos y estamos haciendo una buena radio en este momento online y vamos a seguir reviviendo buenos momentos de la infancia, de la adolescencia y de la juventud de miles de personas.

S. C: El tema dio mucho de qué hablar en redes sociales y si bien hubo cientos de mensajes de apoyo, también hubo algunos que decían: «ustedes no tienen ningún permiso para usar el nombre de Veracruz Estéreo». ¿Es cierto?

G. R: Eso no es cierto. Para todas las personas que están leyendo está entrevista, quiero que tengan muy presente que la marca pertenece a nuestra empresa La Movida Online SAS, que su representante legal es Juliana Manrique. Tenemos la resolución y quien la quiera ver con gusto se la podemos compartir. Esa es una gran ventaja que nosotros tenemos. Y repito, dentro del trabajo que estamos realizando estamos buscando la opción de poder regresar pronto al FM, pero por ahora sí es importante que todo el mundo tenga presente que somos una emisora que sigue trabajando online, tenemos nuestra propia aplicación en Play Store, pronto estaremos en iOS también. Además, está incluida en Claro Música, que en próximos días tendremos la posibilidad de que puedan escucharla sin consumir datos.

S. C: También otros dijeron que a ustedes les quitaron todo, hasta los vasos de la emisora como bien lo muestra la publicación en redes sociales de la ANE…

G. R: Eso tampoco es cierto. La emisora continúa. Su estudio continúa, seguimos trabajando online, lo único que nos decomisaron fue el equipo de transmisión. Lo que sucedió con el vasito fue que en el momento que llegaron los funcionarios de la ANE, les obsequiamos nuestro kit de Veracruz, tratando de conversar con ellos y explicándoles el trabajo que estamos haciendo, pero desafortunadamente, no llegamos a nada. Ellos estaban en todo su derecho de tomar la decisión de apagar la emisora, ya que estábamos haciendo un trabajo informal, pero se tomaron hasta el atrevimiento de tomarle una foto a uno de los mugs que venían en ese kit que les obsequiamos. Eso fue lo que pasó. Pero como ya he dicho, seguimos al aire con nuestros equipos, porque afortunadamente nos preparamos para tener todos muy en regla a lo que exige el mismo Ministerio de las TIC y la Agencia Nacional del Espectro para poder tener una emisora al aire.

S. C: Pero si ustedes dicen tener todo eso, ¿qué pasó?

G. R: Nosotros pensamos que lo nuestro fue no porque estuviéramos interfiriendo en ninguna otra emisora ni en las comunicaciones del Ejército ni de la Policía ni del aeropuerto como tal, que es lo que siempre suele suceder con ese tipo de emisoras informales, porque nosotros nos aseguramos de no interferir con nadie, tanto así que duramos casi un año funcionando. Nuestro cierre se debió más porque fuimos una emisora que entró muy fuerte, que estaba logrando muchas otras cosas y que desafortunadamente para las cadenas radiales y las demás empresas que laboran y tienen todas sus cosas en regla  es difícil ver que una emisora esté progresando de esa forma sin que tuviera el permiso ante el Ministerio de las TIC, que es lo único que le falta a Veracruz Estéreo. Nosotros somos una empresa consolidada, pagamos todos los impuestos, si hubo un contrato con una empresa para pauta se le cumple al Gobierno con lo requerido. Siempre se ha tratado de trabajar para que todo estuviera en regla. Así como los grandes tienen derecho, los pequeños que queremos crecer y que queremos hacer muchas cosas, también tenemos ese mismo derecho.

S. C: ¿Por qué revivir una emisora como Veracruz Estéreo que nació hace más de 35 años?

G. R: Nunca se nos pasó revivir a Veracruz. Nuestra emisora siempre se llamó La Movida Online. Un día se me ocurrió invitar a Juan Machado, nos sentamos y planificamos invitar a los muchachos de la mañana. En algún momento se hizo una reunión entre Machado, Carlos Alberto Ríos y Donnie Miranda. Ellos estaban ya listos para hacer el programa, pero de un momento a otro Donnie desistió de la idea. Tomaron la decisión de hacerlo ellos tres el 15 de noviembre del 2019. Antes de ese día realizamos en La Movida el programa Música para Soñar Despiertos, que la emisora lo traía en ese momento, pero solo con música. Mi sueño siempre era tener al ‘Negro’ dentro del programa. Hablamos con él y regresó. Yo siempre fui un oyente número uno de Veracruz. Cuando comenzamos el programa con el Negro, se empezó a sentir mucha fuerza en las noches.

S. C: ¿Y cómo logró tener el nombre?

G. R: Ese 15 de noviembre tomamos la decisión de cambiar la programación de la emisora del género crossover a clásico, por el impacto tan fuerte que hubo ese día cuando arrancamos el programa con los de Despiértese con los de Veracruz. Durante los días siguientes, fuimos mejorando en equipos con la meta de ser legales y tener todo en orden, lo que pasa es que en Colombia es muy difícil. No es como ir a la tienda, pedir una bolsa de leche y un paquete de arepas. El proceso es complicado y largo, y más porque el país está dominado por los grandes. Un día, a finales de noviembre, nos preguntaron qué pasó con Veracruz Estéreo, no sabíamos nada. Alguien nos ayudó a mirar en la Superintendencia con un abogado y resultó que la marca estaba libre. No le prestamos atención a eso porque nunca pensamos que la emisora se fuera a llamar así. Pasaron unos meses y ya en enero tuve la corazonada de registrar a Veracruz. Tenía un dinero guardado para un equipo que me soñaba comprar con el fin de mejorar el sonido, pero decidí hacer la solicitud de la marca.

S. C: Además, registrar un nombre es un proceso que lleva meses…

G. R: Sí, a nosotros nos dieron el sí varios meses después de haber iniciado la solicitud. Con esto queda más que claro que nunca nos robamos el nombre de Veracruz Estéreo, así lo digan sus dueños pasados, tanto así, que varios de los que hicieron parte de la primera etapa de la emisora, están hoy en la segunda etapa. Me atrevo a decir que en algún momento llamaron a Juan Machado de Caracol Radio y le dijeron que qué hacían con una emisora que no recuerdo el nombre y él les propuso que regresaran con los muchachos de Veracruz, pero uno de los gerentes respondió que a esos viejitos quién los va a escuchar.

S. C: No se puede negar que ustedes estaban siendo muy escuchados…

G. R: Vuelvo y repito, estábamos siendo un fenómeno tan grande que nos hicieron apagar y no era la forma. Era más bien buscar una alianza, por qué no decir que somos un buen equipo de trabajo y una buena alternativa. Es siempre lo que pasa, el grande queriendo pisotear al pequeño. Pero Veracruz Estéreo sigue más viva que nunca. Mientras que Gustavo Roldán tenga vida va a luchar para que la emisora regrese al FM y que llegue con la fuerza que se merecen tener los oyentes y todos los que hacemos parte de este equipo, que sabemos hacer una buena radio, que somos expertos, que sabemos llegarle a la gente con buenos contenidos y buena música. Eso fue lo que hizo revivir a Veracruz Estéreo en este 2020.

S. C: ¿Qué viene para Veracruz Estéreo?

G. R: Continuar con el legado de los que hicieron parte de Veracruz en los 80 y los 90 y que hoy están con nosotros disfrutando este cuento. Seguiremos impulsando nuestra radio digital, en nuestras plataformas que ya mencioné y a la espera de que se nos pueda reabrir una luz de esperanza para regresar a la frecuencia modulada con todo ese contenido que tenemos, que sabemos que gusta, que impacta y que hace generar esos gratos recuerdos. Cuando la gente escucha Veracruz, nos dicen: gracias por volver. ¡Lo que viene es lo mejor así que prepárense para eso!

S. C: Este 15 de noviembre se cumple un año oficial del nacimiento de la nueva temporada de Veracruz Estéreo, ¿tienen pensado hacer algo?

G. R: Sí, teníamos pensado hacer varias cosas, pero la pandemia no ha permitido que aquellas personas que hacen parte de nuestro equipo se sientan con la seguridad de salir a la calle, hacer un evento y mezclarse con personas. Por eso, hemos estado un poco quietos pensando qué hacer. Nos toca esperar al 2021 para organizar estas actividades y mirar qué se va a proyectar. Sí queremos hacer algo bien chévere y lo más seguro es que sea virtual. Igual, en este momento hay un temor de que nos van a encerrar de nuevo, de que en Antioquia somos los más altos en nivel de contagio. Entonces, por eso hay muchos temores. No se ha tomado una decisión aún, pero la idea es celebrarlo por todo lo alto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

laorejaroja
Nuestra razón de ser como medio de comunicación es permitir que los ciudadanos compartan sus opiniones, críticas, ideas y denuncias en torno a temas comunes y de gran interés, que son invisibilizados o disfrazados en beneficio de los poderes ajenos a la búsqueda del bien común. No vemos el periodismo como el cuarto poder, sino como un medio de empoderamiento de la opinión pública. Porque el periodismo maneja un bien de todos, la información; por lo tanto, es un servicio público y, como tal, se debe a su único jefe: la sociedad, quien finalmente es la llamada a exigir y poner en agenda los temas que afectan su realidad.