Uribista también mandó carta a medio francés para desprestigiar a Cepeda y a la Corte

Una nueva revelación señala que la carta-reclamo de alias “Luigi” Echeverri no era algo espontáneo y casual. Así lo deja ver la misiva de otro uribista quien usó la misma estrategia, esta vez en Francia.

Infórmate - Internacionales

2020-09-06

Uribista también mandó carta a medio francés para desprestigiar a Cepeda y a la Corte

Hace poco el país quedó apenado por la carta-reclamo que envió a España Luis Guillermo “Luigi” Echeverri, amigo personal de Duque y exgerente de su campaña presidencial, quien actualmente es miembro de la Junta Directiva de Ecopetrol y que también está inmerso en el escándalo de Du Brands.

En la misiva en la que Echeverry cuestionaba la entrevista hecha por el diario español El País al senador Iván Cepeda, este personaje le exigía al director del diario evitar entrevistar a Cepeda ya que este era “líder de la guerrilla parlamentaria”, hecho más que falso.

Sin embargo, con una nueva revelación queda claro que el acto de alias “Luigi” no era algo espontáneo y casual. Así lo deja ver la carta de otro uribista empedernido, el señor Eduardo Mackenzie, quien usara la misma estrategia, esta vez en Francia, según lo reveló el periodista Antonio Morales Rive. 

El pasado 8 de agosto, en el blog francés L’Insolent, su propietario Jean-Gilles Malliarakis —un ultranacionalista francés del ala más radical de la derecha de dicho país— publicaba una carta que Mackenzie envió al director del periódico Le Parisien el 5 de agosto.

“Mi amigo Eduardo Mackenzie… hoy, protesta contra la desinformación característica. Se expresó en una carta abierta a los editores de Parisien. Protesta contra el tratamiento mediático de los graves hechos de su país, donde magistrados militantes trabajan para que el ex presidente Álvaro Uribe sea juzgado culpable, a los ojos de haber derrotado prácticamente, de hecho, a la organización terrorista Comunista de las FARC, dueña del narcotráfico en relación a la Venezuela de Maduro y Bolivia de Evo Morales”, escribió Malliarakis en su blog.

Eduardo Mackenzie. Imagen tomada del blog L’Insolent

 

En su carta, Mackenzie se despacha contra el artículo de la periodista Guylaine Roujol-Pérez, Colombie : pourquoi l’ex-président Uribe est rattrapé par la justice.

Según él, el texto de Roujol está plagado de inexactitudes “porque no se basa en hechos sino en una visión ideológica de la actualidad colombiana”.

“El presidente Uribe, de 68 años, no está ‘atrapado en la ley’. Es un estadista notable, un formidable luchador por la libertad, gracias al cual Colombia no cayó en la abominable situación de Venezuela y Nicaragua, países actualmente bajo el dominio de Cuba. Muy popular y querido por la población que sufrió el terror de la guerrilla comunista, Álvaro Uribe nunca ha sido condenado”, escribió Mackenzie en defensa del preso 1087985.

Renglones más abajo, Mackenzie le mintió al director del diario francés señalando que “luego de seis años de investigación, los magistrados no han obtenido ninguna prueba que corrobore las acusaciones formuladas contra Uribe por el líder del Partido Comunista de Colombia, el senador Iván Cepeda, íntimo amigo de las FARC”.

Pero uno de los aspectos más polémicos de la carta al director de Le Parisien es en el que Mackenzie señala que en Colombia no existieron los mal llamados “falsos positivos”.

“Las FARC son las autoras del engaño de la ‘masacre de miles de civiles’. Durante los dos mandatos de Álvaro Uribe (2002-2010), las FARC perdieron a sus dirigentes más terribles… Este movimiento narcoterrorista, que decía ser ‘invencible’, ha disfrazado sus muertes en combate como ‘masacres de miles de civiles’ sobre todo para engañar a la opinión pública internacional”.

De otro lado, el fanático uribista agregó que la situación actual del “presidente eterno” se debe a que las FARC decidieron lanzar—tras la firma del Acuerdo de Paz— una ofensiva destinada a matar “moralmente” a Uribe mediante una campaña de denuncias y acusaciones extravagantes.

Mackenzie luego habló sobre la versión que tienen los uribistas del actual proceso contra su líder político.

“Ante la imposibilidad de encontrar motivos reales para acusar al senador Uribe, Iván Cepeda apostó por la fabricación de falsos testimonios de personas que accedieron a recitar textos escritos en esa dirección. Cepeda acudió en silencio a las cárceles para presionar a los delincuentes y extraerles declaraciones falsas, contra promesas de mejorar su situación ante la justicia”.

Eso sí, Mackenzie no menciona que curiosamente este era el accionar del famoso “aboganster”, apoderado de Uribe Vélez. Parece que a Mackenzie se le cruzaron los cables y entendió todo al revés.

Pero, no todo es malo en la carta del señor Mackenzie. Desde su misiva, hace una verdadera radiografía del estado actual de la justicia de nuestro país, eso sí, sin decir que, salvo contadas excepciones, la justicia opera en favor de los designios de su patrón.

“La señora Guylaine Roujol-Pérez… intenta retratar a Colombia como un país donde la justicia es como la justicia en Europa, justa y respetuosa de los derechos de la defensa. Ese no es el caso. El sistema de justicia en Colombia no solo está excesivamente politizado, sino que ha conocido episodios de corrupción muy graves: varios presidentes de la Corte Suprema han sido destituidos en los últimos años por vender sus decisiones”.

Contraloría, Procuraduría, Fiscalía, Defensoría del Pueblo, Cartel de la Toga con los magistrados Bustos, Pretelt y Malo —alfiles del uribismo— a la cabeza. Sí señores, esa es la justicia que retrata tan bien el señor Mackenzie en su texto y eso en Europa ya lo están descubriendo.

Y eso, mis queridos lectores es lo que tanto temen los uribistas, pues esa será la luz que atraiga a la Corte Penal Internacional y se lleve a buen recaudo al “mesías” de Salgar.

Y por eso es que no tienen empacho en escribir exigencias de dictadura a los medios internacionales como si estuvieran tratando con los arrodillados opinadores colombianos.

 

 

( 1 ) Comentario

  1. ReplyJOSE A. HERNANDEZ G

    Que triste, que tienen que recurrir los complices del matarife y Genocida a medios extranjeros, para lavar la cara del Criminal,en Colombia nadie cree las falacias de la Empresa USURPADORA Y CRIMINAL. La verdad siempre sale a Flote.
    Las Urnas nos liberaran de esta horrible NOCHE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Álvarez Cristian
Periodista de la Universidad de Antioquia. ¿Quis custodiet ipsos custodes?