Uribe no es el santos de mi devoción (Parte I)

Opina - Política

2016-08-15

Uribe no es el santos de mi devoción (Parte I)

En la mayoría de hogares colombianos los niños desde pequeños tienen una clara formación cristiana, entendiéndolo de manera global y no por sectores y divisiones. Las familias agradecen a Dios y desde pequeños se habitúan a creer en Jesucristo, en su Madre Santísima y en un sin número de santos que ayudan con sus milagros a la supervivencia diaria. Vale la pena anotar que el país desde 1902 fue consagrado al Sagrado Corazón de Jesús para liberarlo de la guerra de los mil días.

En mi casa por ejemplo, en la pared que daba de frente a la puerta principal estaba colgado el cuadro de San Judas Tadeo. Mi madre fue su principal devota hasta cuando pasó a engrosar las filas de otra iglesia y después ya no quiso saber nada de su madre del Señor Jesucristo ni de ningún santo.

Entre debates y debates la mentalidad de la gente ha cambiado y con ella las creencias se han diversificado y aunque no ha habido enfrentamientos entre iglesias siempre habrá oposiciones tan radicales como esa de creer ciegamente en algo o en alguien y luego, de un día para otro no querer que ni se lo nombren. Esto es coincidente con la idiosincrasia del país, que por culpa de la paz odia a Santos, otrora gregario de quien ahora es su más enconado crítico

He ahí que ahora me pregunto si eso mismo le sucedió a Álvaro Uribe con su compañero de batallas políticas y Presidente actual, a quien tal vez odia más que a las mismas FARC, qué se puede esperar de quienes son manejados como marionetas, quienes al igual que en los cultos, repiten sin cesar los mismos coros. Como dice el adagio “a Dios rogando y con el mazo dando”. Afortunadamente está la otra cara de la moneda y muchos colombianos no le siguen el juego y dejaron de creer en él por su terca oposición a un proceso tan importante como es el de paz y por todo lo que se sabe de su pasado.

En fin, Santos no es de mi confianza en muchos aspectos del manejo socio económico del país pero su persistencia en el proceso de paz es loable y rescatable. El arranque de este poquito de paz alcanzado hasta hoy es el banderazo (no negro) a la largada de la carrera más importante de Colombia y los participantes seremos todos.

Uribe y el conflicto farcpolítica VS Paraintelectualidad

Leyendo sobre un No al plebiscito veo que las razones argumentadas son las mismas que salen de la boca su líder. Recuerdo otra columna de alguien que envió una “carta a su primo”. En ella manifestaba su frustración porque el familiar en mención, un intelectual que había vivido en Paris, pintor, no de brocha gorda, sino de finos pinceles, estaba del lado de los que prefieren la guerra con los mismos argumentos baratos….que le van a entregar el país a las FARC, que el Castrochavismo, que cómo vamos a permitir que vayan al congreso y demás retahíla.

Contaba como poco a poco ha ido perdiendo amigos y familiares en las redes sociales pero especialmente en Facebook debido a la polarización creada por el SÍ y el NO. Esto hace pensar que Uribe además de dividir al país llevará a cuestas la división a nivel de los lazos más cercanos de la raza humana. Recordé entonces que me ha estado sucediendo algo parecido El caso más notorio ocurrió con una amiga, una reconocida astróloga. Comenzó a reenviarme toda la basura que le reenviaban a ella sin parar; todo lo que le llegaba a su bandeja de entrada y es tal la obsesión, como todos los del NO, que reenvían hasta lo que está en correo NO DESEADO (por Santos)

Ridiculizaciones de Santos, de Maduro, de las FARC y de todos los Mamertos que desean vivir con un poquito de paz, porque la verdadera paz, esa que ellos dicen no se negocia porque se van tomar al país y que la única salvación es el “paisa berraco” y pensar que antes los antioqueños no eran muy queridos y menos su “acento güevón” hasta cuando lo reivindicó el “le doy en la cara marica”.

Tomé la decisión de responderle a mi amiga enérgicamente para que recapacitara. Hola, tú que eres la dura de la astrología y tantas otras técnicas de sanación, como el Reiki, que pregonas amor y armonía por qué te la pasas siguiéndole el juego a esas estupideces, tú que eres una dura en tu tema por qué no analizas lo que muestra la Carta de Uribe, tú que tienes la facultad de ver cómo es una persona, analízalo y cuéntale a la gente eso que veas. Nunca respondió. Creo que la perdí para siempre. Me dejó en la luna… Una razón para que Uribe no sea el “Santos” de mi devoción.

Imagen cortesía de: confidencialcolombia.com

Imagen cortesía de: confidencialcolombia.com

El autor de “Farcpolitica” se muestra en su perfil como historiador, periodista, y especialista en Derechos Humanos”; en fin un intelectual de “Raca Mandraca”. Pero algo deja ver que tiene en algún lugar de su piel el sello de la esclavitud del NO, esa a la que están sometidos los seguidores de Uribe y de ahí su idea para recrear este titular  coherente con el pensamiento del líder del Centro democrático. Dice haber «paseado a sus anchas» por el país durante el gobierno de Uribe, por lo cual no cambia su lenguaje y su concepto de lo que significa este proceso de paz, sumado a su afición por los toros. En las dos faenas el deseo es que corra sangre. ¿Y dónde están los Derechos de los animales para no morir por esa vía? ¿Es una pasión el desangre del toro, e incluso el del torero?

Vamos ahora a lo incoherente. Si es especialista en Derechos Humanos y sus paseos por la Colombia en paz de esa época coinciden con fechas donde hubo más masacres, falsos positivos y tantas otras atrocidades en contra de campesinos, indígenas y gente del común, sin importar raza, edad o procedencia. ¿Qué pasó con la protección de esas personas que también son de carne y hueso? No hubo defensa de los Derechos Humanos porque ante los ojos de esos Defensores, el Paramilitarismo no era el problema; por el contrario, era el Salvador (“El Savatore”), el aliado que acababa “con las ratas inmundas”. Defender los Derechos Humanos debe ser, de hecho, un factor sin ningún tipo de discriminación.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Edgar Uruburu
Comunicador Social-Periodista@uniLibertadores Buscando la verdad en un mundo complejo... Paz y justicia para todos... Mi pensamiento no refleja el de mi familia ni el de laOrejaroja.com