Sobre libertades y derechos

No hay evidencia sólida que soporte la existencia de una relación directa entre la prohibición al consumo de drogas en el espacio público y la disminución del consumo.

Opina - Sociedad

2019-06-10

Sobre libertades y derechos

El primer gran derecho que se debe garantizar es el de la vida, y el segundo gran derecho es el de la libertad. Es, en este sentido, que la Corte Constitucional aclara en su sentencia algo que, aunque relativamente obvio, los grupos políticos más conservadores del país se niegan a reconocer: el consumo de licor y sustancias psicoactivas en el espacio público no destruye dicho espacio ni afecta la seguridad e integridad de las personas que lo habitan.

La discusión y el fallo de la Corte se realiza en Derecho y buscó la protección de la libertad individual de todas las personas, incluyendo los niños, al libre desarrollo de la personalidad y al disfrute del espacio público.

Estos temas no son incompatibles: es importante revisar y trabajar en la definición  de ciertos espacios dentro de las ciudades para niños y adultos, así como su uso compartido en ciertos horarios (tema que trataré en otra columna).

No hay evidencia sólida que soporte la existencia de una relación directa entre la prohibición al consumo de drogas en el espacio público y la disminución del consumo.

Además, la discusión al respecto del disfrute del espacio público y el libre desarrollo de la personalidad beneficia sobre todo a niños y adolescentes, quienes en repetidas ocasiones la Corte les ha dicho pueden tomar sus propias decisiones.

No estoy defendiendo el consumo de sustancias psicoactivas y mucho menos las estoy promoviendo en menores de edad, se sabe y reconoce que son nocivas y tienen efectos negativos en la salud, pero lo que sí defiendo es el derecho de todas las personas a decidir en libertad el consumo recreativo de sustancias (tan antiguas como la humanidad misma) en los espacios para el encuentro y el disfrute ciudadano (con ciertos mínimos de corresponsabilidad); como también defiendo las libertades individuales extendidas de todas las personas.

Las políticas de seguridad ciudadana no pueden estar soportadas en la violación a las libertades individuales de la gente. La Corte Constitucional no hizo legal el microtráfico como muchos aseguran; y el gran reto se presenta ahora a las administraciones locales, quienes deben atender y trabajar sobre nuevos modelos de salud pública, consumo recreativo y convivencia;  respetando nuestras libertades individuales, y tomando ejemplos de otros lugares en el mundo que han combinado pragmatismo con evidencia científica.

La llamada “lucha contra las drogas” fracasó en todo el mundo, es hora de apostarle a modelos diferenciados en el tema del tratamiento de drogas, pero siempre teniendo en cuenta que los derechos que nos garantiza la Constitución Política son prioritarios al momento de construir o ejecutar propuestas de acción.

El consumo de drogas psicoactivas (incluyendo el tabaco y el alcohol) es un asunto de salud pública y debe ser atendido como tal. No confundamos microtráfico con consumo, no son la misma cosa, así estén relacionados.

Más bien celebremos que se nos devolvió el espacio público que le habían quitado a la ciudadanía y que en Medellín se encuentra en déficit, sobre todo porque a la administración se le ocurrió remodelarlos casi todos al mismo tiempo en los últimos seis meses de gobierno.

Es por ello que el reto ahora es doble y nos obliga a apostarle a una Medellín libre de discriminación, donde podamos usar el espacio público sin restricciones ilógicas; una Medellín libre de violencia; una Medellín libre de prejuicios.

En definitiva, una Medellín libre donde podamos ser nosotros mismos, todo el tiempo.

 

 

Foto cortesía de: El Espectador

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sebastián Trujillo Osorio
Comunicador social y periodista; especialista en gobierno, gerencia y gestión pública.Asesor en desarrollo de proyectos; gestión cultural; comunicación y estrategia.Creativo digital, activista y columnista de opinión.