Señores uribistas: Los necesitamos informados

Opina - Sociedad

2016-08-23

Señores uribistas: Los necesitamos informados

Escribo estas líneas pensando en usted que comparte noticias de hace una década asumiendo que acabaron de suceder. En usted que culpa a las FARC por los ataques perpetrados por el ELN. En usted que le creyó al expresidente Uribe cuando diabólicamente afirmó que a los guerrilleros se les pagaría 1´800.000 mensuales. Escribo esta columna pensando en todos ustedes, que ingenuos han creído en las mentiras y mitos que muchos han levantado contra el actual Proceso de Paz sin tomarse la molestia de ir a comprobar lo que los medios –acostumbrados a desinformar- repiten. Les traigo una buena noticia: Ustedes son necesarios.

Si se reprimiera a todo el que se opone a la negociación, habría que revisar en profundidad nuestro modelo democrático, pero ya lo ven: El senador Uribe salió al extranjero a dar charlas para que nadie invierta en Colombia porque nos estamos volviendo comunistas, el Procurador desde la oficialidad ha hecho hasta lo imposible por sabotear el proceso y muchos congresistas del Centro Democrático hacen campaña anti-paz en sus redes sociales y sus discursos. ¿Resultados? Ninguno ha amanecido muerto, siguen vociferando y lo seguirán haciendo desde la oposición. En eso consiste una democracia.

Sí, la oposición es necesaria. Ustedes son quienes logran balancear el optimismo y mostrar ciertas deficiencias imperceptibles para nosotros –A veces muy crédulos-. Pero cada vez que tu voz de protesta está basada en cifras erróneas, en inexactitudes sobre los acuerdos, en sueldos que no existen y en otras patrañas sin pies ni cabeza, ridiculizas a la oposición. Tu desinformación es una afrenta para la democracia, es una puñalada para el resto de colombianos que creen en todo lo que leen.

Tu falta de veracidad, tus mentiras y tus argumentos escuetos le hacen daño al país. No a Santos, ni a Timochenko, sino a todos los colombianos.

Con esto no te propongo que te afilies a la izquierda, ni que salgas a votar por un sí en el plebiscito. Pero te propongo una sola cosa: Infórmate. Crítica todo lo que puedas basado en los acuerdos (disponibles en la web), basado en declaraciones oficiales, y no en fuentes de dudosa procedencia. No le creas tanto al mesías Uribe, no dogmatices tu posición y busca por ti mismo, yo confío en tus capacidades.

Si al final decides apoyar la paz, bienvenido seas. Si no, feliz estaremos de tener un diálogo saludable e informado que se hace necesario para alcanzar una Colombia en paz. Porque su oposición es necesaria: Señores uribistas, los necesitamos informados.

( 2 ) Comentarios

  1. • Por favor, como ejercicio de ciudadanos colombianos les pido el favor que el libro que estén leyendo lo dejen a un lado por el momento. Ya podemos tener acceso a los acuerdos de paz (en El Espectador están publicados) así que juiciosamente espero que lo lean antes de votar el 2 de octubre. ustedes deciden si están de acuerdo o no. Pero por favor LEANLOS ¡!!! Que no nos suceda como los pelotudos ingleses que votaron sin saber siquiera porque lo hacían. Socialicémoslos, entendámoslos y debatámoslos entre amigos y conocidos y cuando ya sepamos de que tratan decidamos votar por el sí o no. No esperemos a que venga un badulaque a tratar de hacérnoslos entender a su manera. Son casi 300 hojas, casi las mismas de un libro de Coehlo o Walter Riso, con la excepción que si piensan en la página 150 “yo porque me tire la plata en este libro tan pendejo” estos acuerdos salieron gratis leerlos y no es esa disentería romántica de este par de esperpentos. Así que a leer los acuerdos de paz.

  2. colombianos nuestro país debe cambiar,nuestra manera de ser debe transformarse,no podemos seguir en esta guerra ilógica,es nuestro deber participar en este proyecto de vida nuevo para todos,se nos da la oportunidad de vivir otra vida,pero no es fácil,todos fuimos criados con tan malas costumbres que nos acostumbramos a ellas,criticamos,hablamos mal de los demás,buscamos como beneficiarnos ,no nos importa lo que el otro tenga,gane,pierda,que sufra,siempre buscamos nuestro propio beneficio,nuestra cultura no fue diseñada para respetar a nadie,las leyes las saboteamos,la justicia,el policía,el ejercito,,etc y siempre queremos hacer lo que nos da la gana,,,hasta cuando cambiaremos ese chip,y aprenderemos a respetar,a honrar,a querer,a obedecer y mas que todo a compartir lo bueno que tenemos todos, o quien de nuestra patria no tiene a quien querer y adorar,como un hijo,una mujer una mama,o a alguien ,y porque no en vez de estar buscando guerras no mejoramos y vemos la vida desde otra perspectiva,,,que aquellos que aman tanto el dinero y lo tenga de sobra enseñe a otros a ganarlo,compartiendo sus experiencias y compartiéndolo para que se vuelva realidad,que su vida se vuelva una vida de servicio y de paz,,,ojala miremos el modelo de vida de los japoneses y veríamos,el respeto que se tiene por el otro y aprendamos muchas cosas mas,ojala algún día el señor uribe y todos aquellos que fomentan la guerra y la cizaña ,,aprendan a perdonar y con tanto dinero que poseen lo utilicen para servir a otros y su vida se les llenara de alegría,porque el amor al dinero no es la felicidad,,,gracias y ojala algún día veamos nuestro país transformado y los señores que participaron en el proceso de paz formen parte de un grupo humilde ,sencillo y construyendo un verdadero país de bendición y paz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Reynell Badillo Sarmiento
Internacionalista de la Universidad del Norte.