Resistencia Colombia en Alemania, música, arte y activismo

Desde la distancia elles dicen querer seguir resistiendo, apoyando y alzando su voz, así la realidad no cambie inmediatamente, no está en sus planes dejar de resistir.

Opina - Conflicto

2021-03-02

Resistencia Colombia en Alemania, música, arte y activismo

Columnista:

Ed Ladino

 

Sebastián y Felipe son dos jóvenes estudiantes colombianos que viven en la ciudad de Marburgo en el estado de Hesse al centro-oeste de Alemania, desde hace un año encabezan un colective de colombianes llamado “Resistencia Colombia” cuyo principal objetivo es divulgar, visibilizar y contribuir con diferentes causas sociales que aquejan a sus compatriotes.

El 25 de enero de 2020, antes del comienzo de la pandemia del Covid-19 organizaron una Soliparty llamada “PAEZ”. En Alemania son cada vez más comunes estos eventos en los que los jóvenes no solo asisten a bailar, sino que además se reúnen en torno a una problemática político-social específica con la cual demuestran solidaridad, recogen fondos y por supuesto, la pasan bien. Este evento incluyó varias presentaciones de DJ de música electrónica y una exposición de arte a cargo de Laura, artista plástica y miembre del colectivo. 

La fiesta logró recaudar un total de 1000 euros, más de 4 millones de pesos colombianos, los cuales se destinaron a la comunidad Nasa del departamento del Cauca. Este fue el grupo destinatario del primer evento ya que despertó en les jóvenes el interés por movilizarse desde la distancia en pro de poblaciones vulnerables del país, para elles la situación de violencia relacionada con los grupos narcotraficantes mexicanos y colombianos en disputa por este territorio indígena ancestral generó la chispa de indignación necesaria para agruparse y levantar la voz. Con apoyo de artistas alemanes y el KulturAmt, la oficina de cultura de la ciudad, congregaron a amantes de la música electrónica locales para conocer la situación que aqueja a este grupo indígena de nuestro país.

Sebas y Felipe hacen música desde hace varios años, han hecho parte de colectivos en el país bávaro y su amor por el arte les ha permitido encaminar los mecanismos de visibilización del colectivo hacia expresiones artísticas; junto a ellos Lucha, La papi, Majo, Nicolás, David y Laura conforman el colectivo “Resistencia Colombia”. Para este grupe de colombianes “privilegiades” ha sido esta posición que la diferencia de la mayoría de connacionales, una motivación para alzarse y usar el arte para narrar de manera honesta y sincera lo que les duele de su país de origen. Todes son profesionales, de distintos trasfondos sociales y culturales, de distintas latitudes del país, pero con un solo objetivo en mente, resistir.

Colombia tiene una guerra interna que no ha parado desde hace más de 200 años, han sido distintos los actores del conflicto, pero las víctimas siempre han sido los ciudadanos, los colombianos comunes y corrientes, las élites se han sentado a ver mientras los ríos de sangre se han vuelto paisaje común en las noticias, novelas, películas y es precisamente este el principal limitante que han encontrado les miembres del colectivo “Resistencia Colombia” para llevar su mensaje solidario con las víctimas. La naturalización de la violencia en el país, la firma del acuerdo de paz que por un tiempo vendió una imagen de Colombia en una tenue calma, la prensa alineada con las élites que gobiernan, han hecho cada vez más difícil que el mundo ponga sus ojos a la realidad a la que se enfrentan los colombianos.

En el más reciente informe de HRW sobre asesinato de líderes sociales, el director de esta organización para las américas, José Miguel Vivanco, demostró que es más bien poco lo que se está haciendo desde el gobierno de Iván Duque para esclarecer las muertes de colombianos como resultado de esta guerra sin cuartel que ya no solo suma a los actores internos, sino que también gracias a servicios de inteligencia, como lo dio a conocer el periodista Yohir Akerman, se sabe que entre el 2008 y el 2017 el cartel de Sinaloa ha sido uno de los principales compradores de cocaína en distintas zonas del país, que ha trasladado sus centros de operaciones a sitios como Jamundí y que el Cauca es un territorio en disputa. Poco a poco y gracias a entidades ajenas al gobierno, el mundo mira, aunque de reojo.

Este tema motivó al grupe a organizar los eventos, hasta ahora van dos, el segundo se llevó a cabo de manera virtual, por medio de Twitch y en este al igual que el anterior, coincidieron diferentes formas de expresión artística con el objetivo de contribuir a esta visibilización.

El uso de las plataformas digitales ha sido otra herramienta que han encontrado estes jóvenes para contribuir con la causa. A través de Instagram comparten información actualizada sobre la situación del país y desde ya invitan a sus seguidores a un nuevo evento en el que el tema principal será la población refugiada colombiana en Alemania, otro problema silencioso al que se enfrentan las víctimas de la negligencia del Gobierno colombiano. En Alemania, según el medio local Deutsche Welle, en los últimos dos años se han presentado más de 1000 solicitudes de asilo por parte de colombianos, el 90% de estas han sido rechazadas, en su mayoría porque para el Gobierno federal Colombia es un estado democrático y que protege los derechos humanos, consideran que, aunque existe el conflicto armado, para los colombianos es posible movilizarse internamente en busca de refugio.

Esta realidad es la que les jóvenes de “Resistencia Colombia” quieren cambiar, la premisa de “Nos están matando” y que las vidas colombianas importan, su principal motor; con su labor pretenden que Alemania, líder de la Unión Europea y principal potencia económica del viejo continente, tenga una nueva percepción acerca de la realidad del país. Estes activistes han comprendido que la educación es un privilegio y que, en este momento, hacer foros y encuentros académicos limita demasiado el público objetivo que se pueda interesar por el tema, por otro lado, el arte es un lenguaje que todo ser humano comprende y en este caso particular, la música electrónica es un lenguaje con el que muches jóvenes alemanes están familiarizados, hasta ahora sus resultados han sido satisfactorios.

Desde la distancia elles dicen querer seguir resistiendo, apoyando y alzando su voz, así la realidad no cambie inmediatamente, no está en sus planes dejar de resistir, son parte de la resistencia migrante colombiana que no quiere olvidar su país ni la realidad que a les colombianos nos tocó vivir.

Aquí pueden ver un video del evento “Paez”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ed Ladino
Creador de contenido y productor. Colombiano refugiado.