¿Qué político del Centro Democrático estaba tras las chuzadas que sacaron a Nicacio Martínez?

El general Nicacio Martínez estaba espiando ilegalmente para alguien del partido de Gobierno. ¿Quién podrá tener ese poder? 

Opina - Política

2020-01-11

¿Qué político del Centro Democrático estaba tras las chuzadas que sacaron a Nicacio Martínez?

Autor: Juanita G. Pérez.

 

Revelador resultó el artículo publicado por la revista Semana esta mañana sobre los verdaderos motivos que obligaron a la salida del general Nicacio Martínez, excomandante del Ejército Nacional.

Y pese a que el presidente Duque indicó -en la rueda de prensa de despedida del general- que el retiro de Martínez se debía a cuestiones personales y familiares, la revista Semana desmiente dicha versión y aclara que la salida del polémico general se debe a las gravísimas denuncias de su consentimiento y su estímulo a la práctica de las mal llamadas “chuzadas” a periodistas, políticos, magistrados, ONG´s y demás entidades opositoras al gobierno Duque y a la doctrina uribista.

De acuerdo con Semana, durante varios meses el entonces comandante del Ejército (Nicacio Martínez) ordenó entregar dos equipos de interceptación a dos coroneles, uno activo y otro retirado por su relación estrecha con narcos y paras.

Los equipos no fueron destinados a misiones y operaciones oficiales, el solo hecho de que un retirado maneje uno de estos equipos ya es irregular. Sabemos que fueron utilizados para actividades políticas. Después de tres meses los devolvieron (finales del año pasado) sin ningún registro de lo que hicieron. Todo lo borraron, aclaró un alto oficial de Inteligencia militar a la revista.

Uno de los aspectos más graves de la denuncia hecha por la revista tiene que ver con que la información obtenida -producto de los seguimientos ilegales a los opositores- terminó en manos de un reconocido miembro del partido de gobierno.

Nos dieron la orden de continuar el monitoreo, los seguimientos y, lo más grave de todo, es que nos ordenaron entregar esa información directamente a un reconocido político del Centro Democrático, denunció a Semana una fuente militar.

¿Cuál es el político del Centro Democrático que recientemente recibió la información sobre espionajes a magistrados, políticos y periodistas?, ¿por qué la revista Semana no revela su nombre?, ¿tendrá esto que ver con la supuesta pugna que se vive al interior de la revista entre los nuevos dueños -con marcada cercanía al poder- y los redactores y periodistas?

Llama también la atención que desde el escándalo de las chuzadas del DAS, esta parecería ser la continuación del episodio de seguimiento ilegal contra los opositores a las ideas y al partido del senador Álvaro Uribe Vélez.

Vale la pena recordar el escándalo ocurrido hace cinco años denominado “Operación Andrómeda”, donde se “chuzó” a los negociadores del proceso de paz con las FARC. Caso que -pese al material probatorio- quedó en total impunidad.

Sin embargo, este nuevo suceso tiene un cariz diferente, ya que según como lo da a entender Semana, las instituciones internacionales de cooperación contra el crimen le están perdiendo la confianza a las fuerzas militares de Colombia.

Según se infiere en el artículo, ante los constantes usos ilegales que le están dando a los equipos donados, dichas instituciones extranjeras están cansadas de que sus elementos de monitoreo (destinados a la lucha del crimen) estén siendo usados para burdas y rastreras jugarretas políticas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Juanita G. Pérez
Escribo porque así soy libre. Hago periodismo porque así soy útil.