Primero la plata, luego el pueblo

Nos han clavado la reforma tributaria mientras las luces de todas las ciudades estaban apagadas y la gente de las casas estaba entre camas.

Opina - Política

2019-12-21

Primero la plata, luego el pueblo

Columnista: Lady Orozco

 

La reforma tributaria ha sido la discusión que se ha mantenido durante algunas semanas: tres días sin IVA, mayores impuestos para la clase media y menos para las empresas. Debemos creerle al Gobierno que con la implementación de este proyecto busca aumentar el empleo en Colombia, pero parece favorecer a los que lo siguen manteniendo, en el poder.

Clavarle más impuestos a los colombianos parece ser el juego favorito del Gobierno, tanto así que prefieren alargar sus tareas una semana ante de empezar un año sin recibir más dinero en los bolsillos del Estado.

No, no se trata de que busquemos una vida sin impuestos o queramos todo regalado, se trata de que ese dinero no se ve.

La salud continua en caída, ahora la deuda se tiene que comenzar a solventar. Por otro lado, podemos observar que la educación colombiana continúa en declive. Las protestas en cuanto a este tema no se dan solo por presupuesto, sino por calidad. Los estudiantes de bajos estratos no alcanzan a competir con los de los colegios privados, y los cupos no dan abasto.

Nos podríamos quedar mucho tiempo discutiendo sobre los millones de déficit que estamos teniendo con el actual Gobierno. Podemos hablar de las pocas garantías que han tenido los marchantes, de la poca atención que se le ha dado al paro y del poco interés de negociación por parte del Gobierno.

Pero, ¿recuerdan todas las trabas que ha sufrido la Consulta Anticorrupción?, pues este año no fue diferente la finalización para este proyecto. Se han terminado las sesiones, el proyecto ha quedado en el limbo y ellos no se reúnen de nuevo hasta marzo. Era uno de los puntos claves a discutir el último viernes, pero la reforma tributaria se llevó todo el tiempo y la atención.

En años anteriores también han aprobado proyectos impopulares mientras todos dormían, pero este año ocurrió mientras el país está en un momento de paros que no se han detenido. A parte de eso, se aprueba pasando por encima de la discusión que se debía tener acerca de la anulación de la casa por cárcel para aquellos que se beneficien a costa de los impuestos que usted y yo pagamos. Ojo, solo para los que sean descubiertos y no sean salvados por el eterno presidente.

Tenemos un país que no ha logrado llegar a un acuerdo para el salario mínimo, tenemos la salud colapsada, corruptos en casas de resguardo, y una educación paupérrima, ¿pero sabe cuál es la buena noticia para esta Navidad?, ¡que usted y yo como clase media seguiremos pagando más impuestos!

Démosle créditos al Gobierno. Recordemos que la baja de los impuestos a las grandes empresas es para nuestro beneficio. Ellos nunca pensarían de manera individual, ni buscan llenarse los bolsillos a costa del pueblo. Eso nunca.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lady Orozco
Estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Pontificia Bolivariana en Medellín. Escritora con diferentes poemas publicados en el libro de Sinergias de España. Columnas publicadas en diversos medios de comunicación.