¿Por qué en Colombia no sirve votar en blanco?

Para que gane el voto en blanco, tendría que haber más de doce veces la cantidad de votantes en blanco de las elecciones de 2018, y aunque a ese número se puede llegar, todavía falta mucho.

Infórmate - Política

2021-03-19

¿Por qué en Colombia no sirve votar en blanco?

Columnista:

Diana Carolina Abril Giraldo

 

Cientos de votos perdidos en las últimas elecciones han ayudado a elegir a los peores gobernantes, pero no culpo a quien así lo ha decidido; es su derecho. Si uno en su derecho de elegir no puede hacerlo por el que crea conveniente o si no está de acuerdo con ningún programa de Gobierno, puede, como ciudadano, votar por quien desee o votar en blanco. Pero el problema de ello es que al elegir el individuo votar en blanco, muchas veces desconoce que este tipo de votación, en Colombia no alcanza, no sirve.

Es una posibilidad mínima de acuerdo con lo estipulado en Sentencia C-490 de 2011, que se refiere a votos en blanco con mayoría absoluta y no a mayoría simple; o sea, del total de votos válidos, se requiere que el voto en blanco obtenga la mitad más uno; el 50 % más uno. Algo difícil de lograr si se tiene en cuenta que, según la Misión de Observación Electoral (MOE), en la primera vuelta de 2014, votaron en blanco el 5,8 %, y en segunda vuelta, el voto en blanco se redujo a un 3,9 %.

En las elecciones de 2018, votaron en primera vuelta el 2,1 % por el voto en blanco y en segunda vuelta, votaron el 4,1 %; lo equivalente a 808 081 votos en blanco. Cabe agregar que a esos mínimos porcentajes los acompañan los votos nulos y los tarjetones no marcados: 265 867 y 29 670 respectivamente, en las últimas elecciones. Todos suman más de un millón de votos (que son bastantes), aunque tampoco alcanzarían si eso se buscara.

La MOE afirma, respecto a los tarjetones no marcados, que se facilita que un tercero marque fraudulentamente los votos depositados. En ese sentido, considero que algunos de los votantes marcan mal o no marcan como modo de protestar frente a su inconformidad por los candidatos; eso resulta preocupante, porque nos perjudica a todos.

Retomando con lo central, para que el voto en blanco gane, en las últimas elecciones, tendrían que haber votado más de 10 millones de personas (los que votaron por Duque más uno). A este respecto, quedaron en el aire los votos de las más de 800 mil personas que así lo hicieron y los que lo hicieron mal. Si bien, el voto en blanco tuvo, en la segunda vuelta, la mayor votación en las últimas elecciones de 2018 respecto de los últimos 20 años; como pueden notar, es difícil que se pueda llegar a esa suma de votantes totales. Tendrían que haber votado más de doce veces la cantidad de votantes en blanco en las elecciones de 2018. Aunque a ese número se puede llegar más adelante; sin embargo, todavía falta mucho.

Así que esta vez, señor votante en blanco, y se lo sugiero desde ya, para 2022 (si es que no prosperan las artimañas que se puedan inventar), debe elegir a quien le parezca el más conveniente; pero elija bien, ya todos estamos cansados de tomar pésimas decisiones electorales, incluso al votar en blanco, y de estar tan mal representados. No queremos ni dos ni cuatro años más de memes, que aunque, en ocasiones resulten divertidos, el futuro de nosotros está en manos de nosotros y de quienes nos van a representar y eso sí que no es nada chistoso.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diana Carolina Abril Giraldo
Becaria de la OEA como estudiante de Maestría en Comunicación Digital y Periodismo. Administradora pública, consultora académica, editora de este medio y tutora en DD. HH.