Parceros, una estrategia transformadora

“Hay cosas que no nos enseñaron ni en el colegio, ni en la calle, ni en la casa, ni en ningún lugar y son las inteligencias que hay que desarrollar para llegar a la felicidad. Este conocimiento ya está en Colombia y ha sido lo que más vidas ha cambiado”.

Infórmate - Sociedad

2019-08-22

Parceros, una estrategia transformadora
  1. Autora: Natalia Rodríguez Giraldo

 

Diego Alexis Herrera tiene 20 años y es uno de los jóvenes beneficiados con el programa Parceros. Vive en el barrio Robledo con su madre, su padrastro y sus dos hermanos. “A mi papá nunca lo vi como una figura paterna. Nunca estuvo con nosotros, nunca respondió por nosotros. Yo tenía cuatro añitos cuando él se fue”, puntualizó. 

Desde muy temprana edad sintió una gran pasión por el arte. Dibujar, se convirtió en uno de sus verbos preferidos. Recuerda con orgullo que a los 14 años hizo una catrina y, no precisamente en una hoja de papel, la elaboró en una de las piernas de la novia que en aquel entonces tenía, pero no con un marcador, sino con tinta para piel humana, gracias a que logró comprarse una máquina tatuadora tras haber vendido algunos objetos personales, entre ellos, ropa.

A partir de ese momento empezó a plasmar su arte en la piel de muchos. Comenzó a ganar dinero a punta de tatuajes y mejoró con el paso del tiempo sus trazos. 

El año pasado logró terminar su bachillerato en la Institución Educativa Bello Horizonte. “Ya me había graduado y decía ¿qué voy a hacer con mi vida? ¿Qué sigue de acá? Mi mamá no tenía para pagar una carrera ni nada de eso. Yo oraba mucho, Dios mío, tenme algo bonito o yo lo busco”, expresó.

Diego, poco a poco fue encontrando respuestas a sus interrogantes. Un día cualquiera, mientras dormía, tocaron la puerta de su casa y, pese a que habían interrumpido su sueño, decidió abrir.

Buscaban a Dávinson Herrera, uno de sus hermanos, pero no estaba. A raíz de esto, le preguntaron cómo se llamaba y empezaron a hablarle sobre un programa denominado Parceros. Luego de escuchar en qué consistía le entregaron una invitación para asistir a su lanzamiento. Efectivamente fue y quedó muy a gusto con lo que vio.

Su paso por Parceros le dejó grandes aprendizajes y satisfacciones. Logró ganarse una beca para estudiar Gestión en Redes de Telecomunicaciones en el ITM. Obtuvo una cuota de sostenimiento y, adicional a esto, logró emprender.

Presentó una estrategia de negocio y salió favorecido para materializarla. En pocos días le harán entrega de dos máquinas tatuadoras avaluadas en más de tres millones de pesos con las que espera crear hermosas obras de arte.

Este joven resalta su compromiso dentro de todo el proceso y también la ayuda que recibió.

“Mi parcera Liseth fue un amor, ella fue una de las personas que estuvo muy pendiente de mí. Siempre he dicho, primero el estudio, porque yo no quiero ganar un mínimo. Me gusta aprender muchas cositas, con la ayuda de Dios no voy a morirme de hambre. Cuando yo ya tenga mi negocio plantado, quiero enseñarles a los niños y a los jóvenes el arte del dibujo, del tatuaje”, manifestó.

Diego no siguió los pasos de su padre, quien estuvo casi diez años en una cárcel, y, mucho menos, los de aquel tío que llegó a hacer parte de la Oficina de Envigado, él optó por el fútbol, el estudio y el arte.

“Acá en Parceros le enseñan a uno a aprender a ser feliz. Uno aprende a manejar la mente, a no dejarse llevar por las cosas que están pasando. Me enseñaron cómo superar cosas que de pronto me van a dar muy duro”, concluyó.

***

Parceros, amigos que transforman tu vida, es una estrategia de la Alcaldía de Medellín, liderada por la Secretaría de Seguridad, la cual busca formar en habilidades para la vida a aquellos jóvenes que han hecho parte de las estructuras criminales o que están en riesgo de integrarlas.

Este programa, que además brinda acompañamiento a las familias de los jóvenes vinculados, empezó a construirse desde mediados del 2018. A finales de octubre de ese año, un equipo de profesionales conformado por trabajadores sociales y psicólogos (los Parceros), inició la búsqueda de los jóvenes en varios territorios de Medellín, para invitarlos a conformar este proyecto.

Tras ir directamente a los hogares de ellos y, contarles de qué se trataba, lograron que 360 aceptaran unirse a esta estrategia. Así fue como se logró conformar la primera cohorte, integrada por jóvenes residentes de San Javier, Altavista y Robledo.

El 22 de diciembre de 2018 se realizó el lanzamiento de Parceros en el Estadio Atanasio Girardot. 35 días después, comenzaron a desarrollarse las actividades programadas dentro del marco de esta alternativa que cuenta con el respaldo de la Fundación Bancolombia y Altamente.

Parceros es una estrategia que lo que busca es primero, trabajar en el ser y, a partir de ahí, empezar a construir un proyecto de vida desde la legalidad con oportunidades en una de tres decisiones: estudio, trabajo y emprendimiento.

Construimos Parceros porque creemos que lo más importante es trabajar en las personas, invertir en ellas, más que castigarlas y perseguirlas; habrá que hacerlo, claro, pero lo más importante es poder sembrar una nueva sociedad y esa es nuestra visión desde la Secretaría de Seguridad y la Alcaldía de Medellín”, manifestó Mateo González, subsecretario Operativo de la Secretaría de Seguridad de Medellín.

El pasado 6 de julio comenzó la segunda cohorte de Parceros, la cual está integrada por jóvenes de Villahermosa, Guayabal y Belén. Ocho días después, el sábado 13 de julio, arrancó el tercer grupo, conformado por 266 personas provenientes de Manrique, Santa Cruz y Castilla.

Con todo por mis sueños y mi felicidad, así se denomina la primera sesión de este programa, el cual cuenta con un total de 12 módulos a través de los cuales los jóvenes adquieren importantes herramientas que les permiten confiar más en sí mismos, dejar a un lado los rencores, creer en sus habilidades, aprender a manejar la ansiedad, pero sobre todo, cómo ser felices y tener un proyecto de vida desde la legalidad.

Hay cinco cosas que no nos enseñaron ni en el colegio, ni en la calle, ni en la casa, ni en ningún lugar y son las inteligencias que hay que desarrollar para llegar a la felicidad. Hoy este conocimiento ya está y se viene entrenando en Colombia desde hace varios años y ha sido lo que más vidas ha cambiado.

Este programa de las cinco inteligencias para la felicidad es el programa que la Alcaldía trajo a través de Altamente, con el cual van a poder ver la vida de una manera más distinta, aprender cosas y desarrollar habilidades nuevas”, señaló Ricardo Pineda, director de Altamente (un grupo de coach).

“El proyecto me pareció súper interesante. Son nuevas oportunidades y hay que aprovecharlas, porque cuando se van, no vuelven. Se siente la energía, las ganas, como que en realidad sí nos quieren ayudar a salir del vicio, a abrirnos nuevas puertas”, afirmó Luisa Fernanda Álvarez, quien hace parte de la tercera cohorte.

Justamente, el miércoles 21 de agosto se graduó la primera cohorte de Parceros en el Teatro Metropolitano de Medellín. 284 jóvenes, acompañados por el alcalde Federico Gutiérrez, recibieron un reconocimiento por culminar con éxito sus actividades de cambio. Ahora es el momento de demostrar y aportar a la sociedad todo lo que aprendieron en este proceso de formación.

 

 

Nota: Este contenido fue producido con patrocinio de la Alcaldía de Medellín.

Foto cortesía de: Semana

 

 

( 1 ) Comentario

  1. Gracias por compartirnos, con este gran escrito, el aporte social y positivo de la Alcaldía de Medellín. Buen trabajo periodístico Dra Natalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Natalia Rodríguez Giraldo
Periodista de la Universidad de Antioquia con interés en el arte, la cultura y el desarrollo social.