Olga Suárez Mira, miembro del controvertido clan Suárez, es nombrada como notaria interina de Medellín

El pasado 12 de mayo, el Ministerio de Justicia expidió el Decreto 479 de 2021 donde oficializó el nombramiento de la política bellanita Olga Suárez Mira —miembro del controvertido clan Suárez Mira—como notaria interina para la Notaría 27 de Medellín.

Infórmate - Corrupción

2021-05-31

Olga Suárez Mira, miembro del controvertido clan Suárez, es nombrada como notaria interina de Medellín

Columnista:

Álvarez Cristian  

 

El motivo de la interinidad

 

Luego de laborar 12 años como máximo responsable en la Notaría Veintidós de Medellín (en El Poblado), al notario Fernando Delgado Llano le fue aceptada su renuncia el 16 de octubre de 2020.

En vista de esto, el puesto de notario en esta entidad quedó vacante, por lo que otros cuatro notarios de diferentes partes de Antioquia mostraron interés en ocupar dicha plaza.

Finalmente, la Secretaría Técnica del Consejo Superior de la Carrera Notarial, postuló, el pasado 2 de diciembre de 2020, a Carlos Eduardo Valencia García —en ese entonces jefe de la Notaría 27 de Medellín— para «trasladarlo» a la Notaría 22. Valencia aceptó la postulación en diciembre de 2020.

La llegada de Valencia a dicha oficina se dio a través del mecanismo de derecho de preferencia establecido en el numeral 3 del artículo 178 del Decreto Ley 960 de 1970.

No obstante, (según el Decreto 1069 de 2015 que regula los nombramientos en las notarías) la designación de un notario a través del derecho de preferencia, no constituye un motivo para generar una vacancia de una notaría —en este caso de la 27— por lo que debe ser cubierta por uno interino.

 

Designada por el Gobierno Duque

 

De acuerdo con el mismo Decreto 479, la titularidad de la Notaría 27 de Medellín (ubicada en el sector de El Bosque), debía hacerse aplicando la Ley 588 del 2000.

Según esta ley, el nominador (o sea el Gobierno Duque) puede designar notarios en interinidad «mientras el organismo competente realiza el respectivo concurso» para nombrar notario en pleno.

El Decreto 479 también revela que la superintendente de Notariado y Registro (E) Goethny García F. —posesionada el 13 de enero de 2021— certificó el 25 de febrero lo siguiente:

«Una vez revisada la documentación aportada por la señora Olga Lucia Suarez Mira, identificada con la cédula de ciudadanía 43.432.195 de Bello, se estableció que la citada profesional cumple con las calidades exigidas por la ley para el ejercicio de la función notarial, en Notarías de primera categoría» .

Por ello, García emitió el concepto favorable a Suárez Mira que avaló su designación por parte del Gobierno Duque como notaria interina; hecho ratificado con la firma presidencial.

 

Reacciones a la designación

 

El nombramiento de Suárez Mira como notaria interina generó reacciones. Por ejemplo, el 13 de mayo, el periodista e investigador Sergio Mesa C. trinó el siguiente mensaje:

«El presidente Ivan Duque, fiel a la tradición uribista de su mentor Alvaro Uribe Vélez, también paga favores políticos con notarías. La nueva Notaria 27 del Círculo Notarial de Medellín es la excongresista Olga Lucía Suárez Mira, del ‘clan Suárez Mira’ de Bello. ¡Qué bonitos!» .

De acuerdo al exnotario John Fredy Toro, para ser notario se requiere ser nacional colombiano, ciudadano en ejercicio, persona de excelente reputación y tener más de treinta años.

«Adicionalmente para ser notario un círculo de primera categoría, como Medellín, se exige ser abogado titulado y haber ejercido el cargo de Notario o el de Registrador de Instrumentos Públicos mínimo por cuatro años; o la judicatura o haber sido profesor universitario en Derecho por seis años, o haber ejercido la profesión de abogado por diez años».

De acuerdo con Toro, para ser notario en propiedad se requiere haber sido seleccionado mediante concurso de méritos.

Mientras que, para ser escogido como notario en interinidad, el concurso de notario en propiedad debe ser declarado desierto; o que las causas que motive el encargo de interinidad se prolonguen más de tres meses.

«Los notarios en interinidad tienen derecho a permanecer en el cargo mientras subsista la causa de la interinidad y no se provea el cargo en propiedad» , agregó Toro.

El exnotario también confirma que el encargo de notario en interinidad es escogido por «la primera autoridad política del lugar».

«Los notarios de primera categoría —como Medellín— serán nombrados por el Gobierno Nacional; (presidente de la República y Ministro de Justicia y Derecho), los de segunda y tercera categoría por los gobernadores de cada departamento”, señaló el exnotario.

Por último, Toro recuerda que los notarios no tienen salario fijo asignado. De los ingresos de la notaría, se pagan gastos de funcionamiento, impuestos y demás; y sobre todo el salario de sus trabajadores.

No obstante, el portal Ámbito Jurídico, en 2016, sacó una nota donde daba a entender que los notarios pueden ganar incluso hasta 16 salarios mínimos mensuales legales vigentes.

 

¿Quién es y por qué genera tanta polémica?

 

Olga Suárez Mira es una política bellanita por el Partido Conservador. Es abogada, especialista en Derecho Administrativo y magíster en Estudios Políticos. Fue la primera concejala bellanita elegida por voto y en 2004 fue la primera alcaldesa de la historia de Bello. 

En 2010, con 122 472 sufragios, fue electa senadora. Esta votación fue la más alta registrada en el conservatismo y por una una mujer en Colombia.

Pese a su larga carrera en política, sus logros se han visto opacados por las máculas de su clan familiar. Sus detractores acusan a los Suárez de «secuestrar la democracia en Bello». Su hermano Óscar fue condenado por parapolítica y enriquecimiento ilícito; mientras que su otro hermano César fue hallado culpable de falsedad en documento público y privado.

Olga Suárez también fue investigada por la Corte Suprema de Justicia desde el año 2011 por supuestos vínculos con paramilitares de «La Oficina de Envigado» durante su campaña política. La investigación fue archivada en 2018.

Es evidente que todas sus situaciones familiares la afectaron electoralmente, ya que de 122 472 votos en el 2010, pasó a conseguir 70 435 en el 2014 —obteniendo incluso así una curul.

Finalmente, en los comicios de 2018 (en los que se presentó omitiendo sus dos apellidos y en los cuales sufrió un atentado en Segovia) obtuvo 49 681 sufragios, quedando fuera del Congreso. Pese a que muchos apostaban a que los días de Olga Suárez —en materia electoral— estaban contados, su nombramiento demuestra que aún mantiene una importancia que le permite acceder a ciertos cargos desde los que podría resurgir su carrera política.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Álvarez Cristian
Periodista de la Universidad de Antioquia. ¿Quis custodiet ipsos custodes?