Marihuana, cocaína y celulares tenía el Exfiscal anticorrupción en su celda

Infórmate - Judicial

2017-08-31

Marihuana, cocaína y celulares tenía el Exfiscal anticorrupción en su celda

Mientras eran trasladados a la Corte Suprema de Justicia, el exfiscal Luis Gustavo Moreno — quien ya inicia su proceso de extradición— y su socio, el abogado Leonardo Pinilla, al CTI de la Fiscalía llegó un informante que reveló de presuntos favorecimientos a estos dos presos en el pabellón de extraditables en la cárcel La Picota de Bogotá.

Al recibir esta información, unidades del CTI de la Fiscalía se desplazaron a primera hora del jueves 31 de agosto a dicha celda y durante el allanamiento se encontraron dos celulares y bolsas de marihuana y cocaína, según el primer informe del operativo.

Se estima que la Fiscalía ordenará el inicio de una investigación para sancionar a los funcionarios del INPEC que habrían permitido el ingreso de estos elementos al lugar de permanencia de los presos.

El allanamiento continúa a esta hora para determinar los detalles de estas acciones ilegales que tenían lugar en la cárcel La Picota, un centro penitenciario que se ha visto involucrado en diversos escándalos por volverse un espacio ‘de desorden y fiestas’ donde se han incautado grandes cantidades de licor, mercado, celulares y drogas, como en este caso.

Por su parte, el Senador del Centro Democrático, Jose Obdulio Gaviria, sostuvo esta mañana que ‘círculos de juristas estudian posible denuncia penal contra la DEA por conspirar para desprestigiar a la Corte Suprema’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

laorejaroja
Nuestra razón de ser como medio de comunicación es permitir que los ciudadanos compartan sus opiniones, críticas, ideas y denuncias en torno a temas comunes y de gran interés, que son invisibilizados o disfrazados en beneficio de los poderes ajenos a la búsqueda del bien común. No vemos el periodismo como el cuarto poder, sino como un medio de empoderamiento de la opinión pública. Porque el periodismo maneja un bien de todos, la información; por lo tanto, es un servicio público y, como tal, se debe a su único jefe: la sociedad, quien finalmente es la llamada a exigir y poner en agenda los temas que afectan su realidad.