Mares

¿Cuál es tu mar preferido, entre los siete conocidos? ¿El que está más o menos destruido? ¿El que se nota percudido por este mundo podrido?

Narra - Literatura

2019-03-21

Mares

Hay dos mares en el mundo.
Uno es bajito, el otro profundo.
En uno nado, en otro me hundo.
Uno está limpio, el otro está inmundo.

Uno es amarillo, el otro rojo.
Con uno me quemo, con otro me mojo.
Uno me mira, el otro me pica el ojo.
Ojo por ojo…
Uno los tiene azules, el otro verdes.
En uno naufragas, en otro te pierdes.
Uno te apaga, el otro te enciende.

El mundo está lleno de mares.
Si encuentras uno, no te azares.
No te sientes a contar pesares,
ni te vares.

Más te vale que, en esos lares,
no te pares;
no pidas celulares,
ni te declares.
Pues, en los mares
la gente se ahoga.
Solo sobrevive si le tiran una soga.

¿Quién te la tirará?
¿Cuál es tu mar preferido,
entre los siete conocidos?
¿El que está más o menos destruido?
¿El que se nota percudido
por este mundo podrido?
¿O el que te hace soñar
todo lo que pudo haber sido?

Yo lo mido y coincido:
El mar es muy grande para meterlo a un nido.
Hay un mar bandido
y otro escogido.
Pasan y te dejan el mundo torcido.

Con su agua te mareas.
Te mareas con su marea.
Vea, usted. Sí, usted, vea:
Escriba un poema para que nadie lo lea,
ni le crea.

O sea,
todo lo que sea
que el mar le marea
y le menea;
que no se ponga fea la cosa
o que se ponga color de rosa.
Que usted diga: “La vida es hermosa,
no desastrosa”.
Y no en el mar, sino en los mares.

Si te sientas a escribir, nunca te pares.
Déjate llevar por lo que depare
el destino color de los mares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lorena Arana
Comunicadora Social - Periodista, poetisa de oficio y de alma. Sobreviviente de la ansiedad y voluntaria en una fundación en la que la han mordido los perros por los que trabaja. Ahí sigue. Vacunada contra el tétano, premiada en algunos concursos. Ha escrito en periódicos, revistas, antologías y portales web. Pero, lo que más la emociona es haber lanzado su primer libro de poesía a los 30 años.