Los estudiantes de Medicina de la Universidad del Bosque: a la espera de un descuento justo en la matrícula

La Universidad del Bosque, que inició siendo fundación, ya nada tiene de ese sustantivo. Su interés es recaudar a gran escala, sin pensar en las situaciones individuales de cada uno de sus alumnos.

Opina - Educación

2020-05-15

Los estudiantes de Medicina de la Universidad del Bosque: a la espera de un descuento justo en la matrícula

Columnista:

Miguel Cárdenas

 

Estudiantes de la Facultad de Medicina de la Universidad del Bosque se están quejando porque, al parecer, el próximo semestre será de manera virtual. En la actualidad, para entrar a primer semestre, la matrícula vale $22 030 000; en el año 2019 costaba $21 244 000; y en 2018, $18 968 000. Es decir, un aumento del 16 % en solo dos años. Sin embargo, muchos estudiantes la pagan a través de créditos con entidades bancarias, por medio del ICETEX, de becas, con ayuda de sus padres, familiares, en fin. Son varias las modalidades y las ayudas con las que cuentan para cancelar; pero lo que más los tiene desilusionados es que la universidad no ofrece esperanza de un descuento justo en la próxima matrícula, a pesar de las circunstancias, pues en una última decisión, la institución aseguró no haber despedido personal y que, por tal motivo, solo puede ofrecer un 15 % de descuento.

Desde que comenzó la cuarentena, los estudiantes están viendo clases virtuales con múltiples inconvenientes desde el inicio; porque la universidad no estaba ni preparada ni incluida dentro de los centros universitarios expertos en virtualidad. Ahora bien, es Medicina y, por lo tanto, muchas de sus clases son difíciles de ver en la distancia. 

Por otro lado, si el otro semestre los estudiantes deben estudiarlo virtual, muchos, lo aplazarán, pues no les parece justo que, sus padres, familiares o ellos mismos, deban pagar tanto por estudiar en línea. Mucho menos, que la universidad no ofrezca un descuento significativo debido a la coyuntura. En la actualidad, la Facultad de Medicina cuenta con más de 1000 estudiantes, según la Revista Dinero. Entonces, si cada estudiante paga en seis años unos 264 millones en promedio; este dinero estará representado en más de 264 mil millones de ingresos por matrículas en ese lapso.

El anterior es el ingreso que obtendrían, menos el 15 %, de no tomar una decisión más justa al respecto. Por ende, si se tiene en cuenta que desde que inició la cuarentena, los servicios públicos y el mantenimiento de las instalaciones redujeron sus costos generales, pues servicios como el de Internet, la luz o el agua, han sido asumidos por lo estudiantes y van a serlo en caso de continuar en la virtualidad, lo que significa que disminuirá su consumo. Eso, sin contar con otros aspectos que también reducirán los costos.

La Universidad del Bosque, que inició siendo fundación, ya nada tiene de ese sustantivo. Su interés es recaudar a gran escala, sin pensar en las situaciones individuales de cada uno de sus alumnos. Y menos, si saben que la demanda de su programa es alta: de cada diez aspirantes que se presentan, solo pasa uno, según una entrevista concedida por el anterior rector Rafael Sánchez a la Revista Dinero en 2017. Lo que significa que tienen el sartén por el mango y están lejos de dejarlo quemar.

Saben que la situación actual obligará a los estudiantes a continuar a pesar de todo; y si fuera lo contrario, sería necesario que más de una cuarta parte de los alumnos cancelase el semestre. Aunque en caso de aplazar, de igual modo, deberán pagar el 30 % mínimo con el fin de reservar el cupo. Esa es la exigencia. Entonces, si aplazan o no, va a ser igual, porque si los alumnos pierden el cupo, llegarán otros a pagar y a cubrirlo enseguida. En ese sentido, varias universidades han de creerse los dioses y dueños de la educación y debido a una falta de control en cuanto a su “autonomía universitaria”, juegan a mercantilizarla.

Por lo anterior, está en las manos el decano de la Facultad de Medicina, Hugo Cárdenas, del Consejo Directivo y la rectora María Clara Rangel, de la Universidad del Bosque, reconsiderar un mejor descuento a los estudiantes de Medicina, que, de por sí, están algo más que cansados con todo este problema y no encuentran un apoyo verdadero por parte del claustro académico.

 

( 1 ) Comentario

  1. Tiene mas reversa un avión, que esta universidad, devuelva de lo que ya tiene en el bolsillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Miguel Cárdenas
Educador, politólogo de la Nacional, crítico, fugaz.