Lo que supone la victoria de la dupla Biden-Harris

Las expectativas que los votantes tienen con el candidato electo son altas en el sentido de que este tiene la responsabilidad de restaurar una sociedad dividida, una economía decaída y los estragos causados por acciones llevadas a cabo por el presidente actual.

- Internacionales

2020-11-10

Lo que supone la victoria de la dupla Biden-Harris

Columnista:

María Abad 

 

La victoria de la dupla Biden-Harris supone un cambio histórico en los Estados Unidos. Durante las elecciones del año en curso se ha visto el mayor número de votantes en la historia de este país y los diferentes grupos étnicos y comunidades que en algún momento sintieron discriminados se unieron en las urnas para elegir al candidato que representaba la esperanza de acabar con lo que los americanos electores denominaron: «la pesadilla del gobierno Trump». 

Los mercados bursátiles internacionales al igual que todos los sectores sociales del mundo, se mantenían a la expectativa de quién sería el próximo gobernante de uno de los países más poderosos. Ahora, cuando se han dado a conocer los resultados que anuncian a Joe Biden como el presidente de más edad que ha tenido el país del tío Sam, parece que el mundo ha comenzado de nuevo a confiar en la democracia, ya que el presidente electo ha manifestado su compromiso con el medio ambiente, el desarrollo de una mejor economía y la unificación de la sociedad.

Atrás, ha quedado la sensación de no poder respirar presente en toda la comunidad afroamericana y latinoamericana presente en los EE. UU. a raíz de la muerte, a manos de la policía, del afroamericano George Floyd. Fueron precisamente estas comunidades quienes jugaron un papel decisivo en la victoria del que sería vicepresidente durante la administración del presidente Obama. 

La victoria de la democracia fue celebrada en las calles de las ciudades estadounidenses con comparsas, arengas, bailes y todo tipo de despliegue cultural que dejo al descubierto el sentimiento de felicidad y esperanza que sentían los votantes al saber que ganó la democracia.

Sin embargo, en Colombia los medios de comunicación «oficiales» o más comunes del país no tardaron en difundir noticias falsas en torno a los resultados de las elecciones planteando que el presidente Joe Biden habría ganado por causa de un fraude electoral llevado a cabo fríamente para sacar al presidente Donald Trump de la Casa Blanca y además, se insinuó que el electo presidente del país norteamericano es socialista.

Las lágrimas de felicidad en los ojos de miles de votantes fueron evidentes ante medios de comunicación; no solo en las calles de las ciudades en donde se celebraba la victoria, sino también ante medios de comunicación masivos como el canal CNN en donde el comentarista deportivo Van Jones estalló en llanto argumentando que habría de nuevo esperanza para sus hijos y para cada Americano sin importar su raza. 

Tras las elecciones presidenciales de este año, ha quedado demostrado que la democracia es legítima en los EE. UU., pero, el camino difícil apenas comienza. Las expectativas que los votantes tienen con respecto al candidato electo son altas en el sentido de que este tiene la responsabilidad de restaurar una sociedad dividida, una economía decaída y los estragos causados por acciones llevadas a cabo por el presidente actual; tales como los atropellos a los inmigrantes, la promoción del racismo sistemático, la poca importancia dada al medio ambiente y las alianzas comerciales con otros países. Muchos votantes después de ser entrevistados en varios canales de noticias plantearon que la pesadilla del actual Gobierno había por fin acabado con la elección del nuevo presidente. 

Joe Biden es un hombre cuyo padre era vendedor de carros y su madre una maestra; es decir, de clase trabajadora. Kamala Harris que llega a ocupar el cargo de vicepresidenta, es la primera mujer elegida e hija de una inmigrante de la India y un afroamericano.

Las esperanzas del pueblo estadounidense están puestas en este dúo que estratégicamente decidió apostarle a las minorías y a una manera moderna y diferente de manejar los Estados Unidos. Confían en que sea más acorde con las políticas de Gobierno actual. Las expectativas son altas, ya que el país atraviesa por uno de los momentos sociales, económicos y políticos más difíciles en su historia. Sin embargo, se dice que la esperanza es lo último que se pierde. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

María Abad
Licenciada en Filología e Idiomas de la Universidad Nacional de Colombia. Editora, Escritora, Asesora pedagógica y Docente de lenguas extranjeras.