La extrema derecha y su obsesión en contra de la memoria histórica

No solo quieren reescribir la memoria histórica, sino imponer a como dé lugar sus doctrinas fascistas y desconocer las miles de víctimas en un conflicto armado de más de 60 años.

Opina - Conflicto

2019-02-20

La extrema derecha y su obsesión en contra de la memoria histórica

El objetivo de desconocer un conflicto armado interno comenzó hace muchos años por una facción política de la extrema derecha colombiana, que niega y reniega la realidad de un conflicto armado que se ha llevado la vida de miles de colombianos vestidos de civil, militares, estudiantes, mujeres, indígenas o campesinos entre otros, queriendo desconocer que el Estado ha hecho parte activa de un conflicto provocado por las elites, comenzando por allá a mediados del Siglo XX.

Es así como este martes el Gobierno en cabeza del joven Iván Duque quiere seguir este camino a como dé lugar y comienza así firmando el decreto de nombramiento del profesor Darío Acevedo Carmona, curiosamente ex militante del EPL y ex profesor de la Universidad Nacional de Colombia con sede en Medellín, cosas que tenemos que ver… pero Acevedo parece firme con su posición y comienza a trabajar por un objetivo de desconocer la historia de un conflicto interno en Colombia, para reescribir mancomunadamente la historia como lo viene diciendo hace años el expresidente Uribe Vélez, que según él, no existió ni ha existido un conflicto armado interno sino simplemente una amenaza subversiva contra el Estado.  

¡Trágica noche y amanecer lo que se viene para la historia de Colombia, en donde no solo quieren reescribir la memoria histórica, sino imponer a como dé lugar sus doctrinas fascistas y desconocer las miles de víctimas en un conflicto armado que ha transcurrido por más de 60 años!.

Y es que Acevedo no solo parece estar nombrado para desconocer la ley de victimas sino que es nombrado como director en el Centro Nacional de Memoria Histórica precisamente en el momento donde el establecimiento quiere objetar la JEP y el senador Uribe Vélez, líder del Centro Democrático, ha sido tajante en su deseo de eliminar la misma, tanto así que Acevedo se alinea con esas ideas que se refiere en uno de sus trinos a la JEP como, “Es que la JEP es la espada de Damocles de las guerrillas y sus amigotes contra las Fuerzas Militares de Colombia”.  (Ojo, la JEP es la columna vertebral del Acuerdo de paz firmado en la Habana, ¿Están cada vez más firmes con el propósito de hacer trizas la paz?)

Sumado a esto, es importante tener una amplia imparcialidad política para poder ser nombrado como director de tan importante espacio histórico y cultural para el país, pero Acevedo no la tiene, tanto así que se ha referido con insultos a personas de la izquierda colombiana, como en un trino en donde señala al senador Iván Cepeda, del Polo Democrático, de la siguiente manera, “¿Si saben por qué este tipo es tan desaliñado? A manera de hipótesis: toda la mierda que habla la escupe pa’arriba y le cae en su pelo y en su rostro”. ¡Qué barbaridad!

Una persona que dirija tan importante entidad pública debe tener independencia, idoneidad y legitimidad, de la misma manera se lo hicieron saber en una carta un grupo de ONGs defensora de DDHH y de victimas al joven Iván Duque, pero este último las ignoró, prevaleciendo más su afinidad política e ideológica que el perfil ético que debe tener una persona para ocupar dicha dignidad de cargo público.

El partido de gobierno está empeñado en cambiar la historia del país con base en su mirada política, dejando de un lado la verdad, y reescribir los libros a su manera, tanto que hace poco la editorial Santillana imprimió en sus libros para los colegios del país como un logro del Gobierno de Uribe Vélez 2002-2010 la implementación de la “seguridad democrática”, desconociendo y omitiendo que esta política solo trajo al país, sangre, dolor y muerte… maquillada de “seguridad para todos”, cuando la realidad fue otra, vámonos no más a las cifras de violencia ocurridas en ese periodo presidencial.

Ojalá y este nombramiento tenga resultados, puesto que un director del Centro Nacional de Memoria Histórica con tan inmenso sesgo político, no parece tener la capacidad para garantizar y reconocer el derecho de las víctimas a la reparación que estas demanden, mucho menos si estas víctimas vienen de un sector que dicho director insulta o del conflicto armado que el mismo pretende desconocer.

Y es que no olvidemos que, ¡El que no conoce su historia, está condenado a repetirla!

 

Fotografía cortesía de RCN Radio.

( 1 ) Comentario

  1. Excelentes columnas.
    Siempre las leo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

José David Lozano
Mercadólogo, Cs Económicas, Posgrado en Desarrollo local, territorial y economía social, Especialización en Estudios Políticos, Candidato a Mg en Gobierno, Animalista y Vegetariano.