Las tierras del mal

Llama poderosamente la atención que las propiedades de los Uribe Vélez se ubiquen entre Antioquia y Córdoba, corredor en el que se han hallado fosas comunes.

Opina - Conflicto

2020-05-28

Las tierras del mal

Columnista:

Daniel Alexánder Montoya Castrillón

 

A las haciendas Las Guacharacas, El Ubérrimo y La Carolina, las entre mezcla un denominador común, una poderosa familia ganadera y empresaria antioqueña como única dueña, al igual que la presunta creación de grupos armados al margen de la ley.

Así pues, para el año 2013, el caballista y ganadero antioqueño Santiago Uribe Vélez, era indagado por un fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia por los delitos de concierto para delinquir agravado y homicidio agravado, debido a que se le culpa de su presunta responsabilidad en la creación del grupo paramilitar Los Doce Apóstoles.

Uno de los declarantes, fue el mayor retirado de la Policía, Juan Carlos Meneses Quintero, quien expuso su versión ante el Premio Nobel de Paz, Ricardo Pérez Esquivel, y en presencia del representante de la Asociación Americana de Juristas, Ernesto Moreau.

El mayor les aseguró que cuando llegó a Yarumal en el 93, el oficial que relevaba, de apellido Benavides, le manifestó que tenía que apoyar a un grupo de limpieza social.

“El grupo tiene un jefe que se llama Santiago Uribe Vélez, que es el hermano del (entonces) senador Álvaro Uribe. Él es un ganadero de la región que tiene la hacienda cerca de Yarumal, la hacienda La Carolina. Él es el jefe de este grupo paramilitar” .

De ahí que a la organización de los Doce Apóstoles se le atribuyan al menos 30 homicidios; delitos por los cuales la nación ha tenido que pagar.

Ahora bien, el pasado 8 de octubre, el expresidente y senador Álvaro Uribe Vélez fue interrogado ante la Corte Suprema de Justicia por los delitos de soborno, fraude procesal y manipulación de testigos, toda vez que se le incrimina de su presunta responsabilidad en la creación del grupo paramilitar Bloque Metro de las Autodefensas, en una de sus haciendas, Las Guacharacas.

El señalamiento provino del exparamilitar y exmilitante del Bloque Metro de las Autodefensas, Juan Guillermo Monsalve Pineda, hijo del también exparamilitar Óscar Antonio Monsalve Correa, quien servía, además, como  mayordomo de la hacienda Las Guacharacas.

“Álvaro Uribe coordinaba lo que era lo militar”. Asimismo, desde el Bloque Metro, “se hacían masacres, se terminaba lo que se había empezado e íbamos formando el grupo”.

A eso se suma, la vil masacre ejecutada por el Bloque Metro en el 96 en el municipio de San Roque, Nordeste antioqueño.

“La masacre se ordenó para recuperar el ganado… Lo ordenó Álvaro Uribe”, aseveró Monsalve. La vindicta surge, luego de que a la hacienda Las Guacharacas, propiedad de los Uribe Vélez, le fueran hurtadas 600 cabezas de ganado.

Pero ahí no para todo. El exjefe paramilitar Salvatore Mancuso aseguró haber tenido una reunión con el entonces gobernador de Antioquia, Álvaro Uribe Vélez, en una de sus haciendas, El Ubérrimo, en contubernio con el que en ese tiempo era el comandante de la Policía del departamento de Córdoba, Raúl Suárez.

 “Uribe me dijo que estaba enterado de la lucha del enemigo común, es decir las Farc, y que estaba muy feliz del trabajo que estábamos realizando con el coronel en la región”.

Sin embargo, llama poderosamente la atención que las propiedades de los Uribe Vélez se ubiquen entre Antioquia y Córdoba, corredor en el que se han hallado fosas comunes.

 

Referencias:

https://verdadabierta.com/los-doce-apostoles-la-sombra-de-santiago-uribe/

https://www.elpais.com.co/colombia/quien-es-juan-guillermo-monsalve-el-testigo-clave-detras-de-la-investigacion-contra-uribe.html

https://verdadabierta.com/bloque-metro-el-fantasma-que-ronda-a-alvaro-uribe-velez/

https://verdadabierta.com/mancuso-sigue-hablando-de-uribe/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Daniel Alexander Montoya Castrillón
Manizales, Caldas. Estudiante de Sociología de la Universidad de Caldas. No soy de derecha ni de izquierda; intento escribir desde una postura critica contra los más poderosos, y también quienes ostentan el poder.