Las cosas en su lugar

Opina - Política

2016-06-21

Las cosas en su lugar

Bogotá es un caos en todos los sentidos. La nueva administración se jacta de llevar a cabo algunos proyectos que según la cuña de radio, funcionan de maravilla. La verdad es que no es cierto, como muchas de las cuñas de radio, que lo que allí se anuncia como: “la disminución de hurtos de celular en el transporte público es un hecho”, eso es una exageración, cuando sabemos bien, que cada día aumenta un poco más. Así que entrarle a la ciudadanía con mentiras no es una buena carta de juego, los bogotanos sabemos cómo está la situación de nuestra ciudad.

Otro de los aspectos de los que la nueva administración se jacta, es que los problemas que suceden en Bogotá fueron creados por la alcaldía anterior, cosa que de alguna manera es cierta, pero tampoco para que en cada entrevista realizada al señor Peñalosa, se vaya lavando las manos como si lo que sucediera actualmente no fuera responsabilidad de esta alcaldía.

Entre estas y muchas cosas que han pasado en este primer semestre de gobierno de Enrique Peñalosa, hay un problema que es un dolor de cabeza no sólo para el Alcalde mayor sino para toda la ciudad y son los “colados en Transmilenio” una situación que cada vez es más caótica y a la que Peñalosa dijo que tomaría medidas precisas para acabar con dicho problema. El asunto no es su impulso para acabar con los “colados” sino, la forma como expuso el problema: “están robando recursos a los ciudadanos más pobres porque si toca subsidiar más Transmilenio pues se le quitan recursos a la educación y a la salud”.

Un momento señor alcalde, las cosas en su lugar. Es increíble que se le reste recursos a la educación para financiar los diversos problemas que tiene Transmilenio, un sistema de transporte del cual usted siempre se ha lucrado y al cual, ha hecho tanta fuerza para que ocupe la ciudad sin importar qué infraestructura se dañe, sin importar que se cruce en su camino con tal de tener articulados andando de norte a sur, de oriente a occidente.

A parte de los problemas que generan los mismo usuarios, Transmilenio también tiene sus problemas internos, eso quiere decir, que desde su primera administración y la actual, ¿usted le ha robado recursos a la educación y a la salud para jugar con sus carritos rojos con doble vagón? Con una malla vial que no soporta más de siete años de uso, con unas estaciones a las cuales se les entra el agua y que el piso de lámina se levanta para hacer zancadilla a los usuarios que va de afán, generándole accidentes que pueden terminar en tragedia.

Señor alcalde, déjeme decirle que me alegra que usted “pele el cobre” de esta forma, así los que votaron por usted, o sea, la clase alta y algunos ilusos de clase media y baja, se den cuenta que usted y su administración son una mentira.

Las cosas en su lugar señor al Alcalde, porque quitarle recursos a la salud es un error garrafal y solo, una persona egoísta con un gobierno de pocos, es capaz de dejar a los mismos que mantienen su medio de transporte por fuera de alcanzar una vida digna sin necesidad de ir y rogar en los centros de salud, un “mejoral” para sus males que en algunos casos, son de vida o muerte.

Imagen cortesía de: eltiempo.com

Imagen cortesía de: eltiempo.com

La educación en Colombia cada día es peor, la ministra que no es más que una insensata y carente de conocimientos educativos, nos va llevando al borde de un abismo que seguramente, será la perdición para los siguientes diez o veinte años, una o dos generaciones. Entonces, teniendo en cuenta estas incongruencias, usted señor Peñalosa, le suma un problema más, pues quitar recursos es una falta de respeto y de responsabilidad con miles de habitantes que votaron por usted y por los que vivimos en esta ciudad esperando que las cosas cambien.

Las cosas en su lugar señor Peñalosa, una cosa es la educación y la salud que tienen sus propios dineros para mantenerse, y otra cosa es el sistema Transmilenio y la cantidad de desadaptados que no quieren pagar un pasaje. Este último problema, lo soluciona su administración con todas las herramientas que tenga, pero la salud y la educación se deben dejar quietas y respetar a los demás.

Sea consciente, tenga lógica-y esa no la enseñan en sus cursos de veranos en las universidades inventadas por usted- que la educación es el camino del cambio, que la cultura ciudadana se aprende en casa y en el colegio, pero si le resta dinero, ¿cómo carajos vamos a educarnos? Quiere que no usen Transmilenio sin pagar, pues educación, quiere que no haya robos, educación, quiere que la gente no se mate por un equipo, educación y quiere una Bogotá para todos, pues educación y salud. Cosas básicas, las cosas en sus lugar señor Alcalde.

Publicada el: 21 Jun de 2016

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Juan Camilo Parra
Nació en Bogotá en 1990, es Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad Santo Tomás, columnista y periodista freenlace. Ha escrito para varios medios de comunicación como: Le Monde diplomatique, con la oreja roja, periódico desdeabajo, Revista Exclama, Revista Corónica y Culturamas en España. Su pasión entre la literatura y el periodismo lo llevó a buscar un punto central en donde la ficción y la realidad se crucen, se toquen pero no se confundan.