La pérdida de lectores de la Revista Semana en las redes sociales: ¿una debacle anunciada?

Hace falta leer a los buenos columnistas. Los domingos ya no estarán en las portadas de Semana ninguno de los Danieles y ni siquiera sus fotos de perfil de hace muchos años.

Opina - Medios

2020-04-06

La pérdida de lectores de la Revista Semana en las redes sociales: ¿una debacle anunciada?

Columnista:

Diana Carolina Abril Giraldo

 

Pérdida de lectores 

A partir de que al reconocido periodista Daniel Coronell lo despidieran como columnista de Revista Semana a través de un corto mensaje de WhatsApp y, por lo que, en solidaridad, Daniel Samper, renunció a esta, la revista dejó de gustarle a 1000 lectores en Facebook, en un solo día. Pero al día posterior, la revista los había recuperado en algo más de 400, al cierre de esta columna. En Twitter hasta el momento cuenta con 4 437 794 y cada minuto sigue bajando. Habrá que estar pendiente en este enlace. De seguro la estrategia se ha basado y, se basará, en pagar por “mover las columnas”. Esta opción es ofrecida por las redes sociales para impulsar las páginas o las publicaciones; como así noté un día, en el que, Dávila, al entrar a Semana como columnista, le impulsaban sus escritos a través de «publicidad pagada», porque no era suficiente con ser “Vicky Dávila”.

 

Dueños de Publicaciones Semana

La mitad de Publicaciones Semana pertenece al dueño de GNB Sudameris, Jaime Gilinski, que según la Revista Forbes ocupa el puesto 606 de los hombres más ricos del mundo y el tercero más rico de Colombia. Junto a Gabriel Gilinski (el hijo) y donador de 39 millones a la campaña presidencial de Duque, conforman un poderoso dúo. Dueños de uno de los medios más influyentes y, que además, controla una gran parte de la información emitida hacia los consumidores de la comunicación en Colombia, según Monitoreo de la Propiedad de los Medios en Colombia MOM. El anterior, es un proyecto de Reporteros Sin Fronteras por la Libertad de la Información y de la Federación Colombiana de Periodistas. 

Por otro lado, está el dueño del otro 50 %, Felipe López Caballero. Su padre, Alfonso López Michelsen y su abuelo Alfonso López Pumarejo (dos expresidentes colombianos).

Es decir, una gran influencia del poder económico y del poder político entremezclados en un medio de comunicación.

 

Ahora, uno de los dueños es visible

Hasta antes de comprar Publicaciones Semana, el Grupo Gilinski, había permanecido un tanto lejos de los medios. Sin embargo, esta vez, estará en el ojo del huracán, porque al haberse involucrado en el mundo de las comunicaciones, el grupo se expondrá a las constantes críticas e incluso, mucho más cuando las decisiones al interior de uno de los medios más leídos del país afectan a sus colaboradores, así como a sus lectores.

¿Qué sucederá y qué ha sucedido con los otros columnistas y los demás colaboradores de Publicaciones Semana?

Si así sucedió con Daniel Coronell, me pregunto ¿qué pasará con la última columna de opinión de Vicky Dávila, titulada: ‘Bancos avaros’? ¿Será que los Gilinski ya la leyeron? Sobre todo, los apartes que mencionan lo siguiente:

“Los rimbombantes anuncios sobre alivios en los créditos para sus clientes tampoco resultaron ser la gran maravilla. La estrategia fue clara y fría: “No les cobramos ahora, pero en todo caso, les cobramos después” (…). A ningún colombiano se le ha olvidado que pagó durante largo tiempo el 2 x 1.000 para sacar del hoyo al sector financiero. Y se logró, por fortuna tenemos una banca fuerte, sólida y exitosa. Pero eso, señores banqueros, no lo hicieron ustedes solos; lo hicimos juntos. Por cierto, todavía pagamos el 4 x 1.000, aunque ya no sea para ayudar a la banca”.

Aunque nunca había estado tan de acuerdo con Dávila, hasta ahora, puede suceder que después de esa simple opinión y, al tratarse de un tema financiero que implica a los dueños del 50 % de Semana, las consecuencias serán de al menos un memorando o una llamadita de atención. Eso, es casi seguro.

Es más, no los sorprenda que salga la noticia posterior en la que se anuncie que por medio de un mensaje de Facebook, Twitter o WhatsApp le dieron una cordial despedida a Dávila. Pues, Coronell, en la última columna que lo llevó a su segundo despido, hizo alusión a la rebaja en un 50 % del contrato de Vicky Dávila con Semana. Aunque no estuvo claro si se trataba del 50 % de dinero o, Coronell, hacía referencia al tiempo. Sea como sea, es factible que, así como sucedió con Coronell, cualquier otro colaborador de la revista que genere alguna incomodidad, pueda ser despedido con un simple y cortés mensaje. Por supuesto, el acabose sería que sacaran a Duzán, o que, ella por su cuenta, renunciara debido a presiones. 

Con respecto a los demás colaboradores, el 10 de abril de 2019, La Liga Contra el Silencio publicó un artículo en el que se afirmó que de Publicaciones Semana han salido casi 90 personas. Allí, se cuenta cómo fueron despedidos varios contratistas y empleados con amenazas de manchas en la hoja de vida y haciéndoles firmar un acuerdo mutuo (…) con una cláusula de confidencialidad que impide a los firmantes hablar de la forma en que ocurrió su salida de la empresa. Una de las entrevistadas por la Liga Contra el Silencio, afirmó: “No se habla públicamente de esto en los medios. Hablar asusta, porque el que hable se va. O no vuelve a conseguir trabajo”.

Frente a ello, cabe anotar que el despido masivo no fue en época de coronavirus, porque ocurrió desde hace un año y, por lo tanto, no se le puede achacar una situación financiera difícil y menos, después de una inversión tan grande. 

 

Algunos errores 

Luego de muchos años en los que es normal que el autor o el editor se equivoque con algunos detalles, en los últimos días, se pueden evidenciar aún más los errores ortotipográficos cometidos en las publicaciones de la Revista Semana. Inclusive, se ven en la portada principal de cada columna; en el entrecomillado de los textos destacados de las columnas. Aunque estos son denominados errores de forma, la revista pierde credibilidad por su falta de calidad. 

Esto se debe a la salida del personal, el año anterior, lo que puede haber sobrecargado el trabajo de los que quedaron. Y prueba de ello es que en el mismo artículo de La Liga Contra el Silencio, se hace referencia a la realización de labores distintas a las estipuladas en el contrato, según información del mismo personal.

También se puede agregar a los errores de Publicaciones Semana, los cambios iniciados hace un tiempo, en los que quisieron renovar su formato y hacer «supuestas mejoras» en la parte digital, concentrándose en publicar y publicar; sin tener en cuenta que la verdad, por encima de todo, debe ser prioridad. De esa manera, todos esos errores llevaron a una debacle anunciada desde el momento en que emprendieron dichos cambios y desde que quisieron dejar sin columna de opinión a Coronell en su primer intento. 

 

Lo bueno que queda

Lo que sí es cierto, y lo bueno que queda en Semana, es la única periodista que vale la pena seguir viendo y leyendo: María Jimena Duzán y, su última columna, así lo evidencia. También, hay que tener en cuenta algunas investigaciones de Semana Sostenible y Semana Educación que ofrecen buenos contenidos.

 

Lo importante

Para finalizar, los errores de forma no son tan importantes. Eso puede pasar de agache. Lo crucial es el hecho de no informar de manera neutral y objetiva, además de limitar la información o utilizarla para elevar encuestas, como el caso de los artículos publicados en favor de Duque; en los cuales lo quieren endiosar con una última portada, más parecida a la de un “héroe de la patria”, que al pusilánime que es. Por otro lado, no se puede hacer uso de un medio de comunicación para tomar represalias en contra de otros periodistas y cuando así les conviene, como bien lo afirmó, Coronell, en su última columna sobre lo sucedido con Julio Sánchez Cristo.

Esa limitación a la libertad periodística resulta ser lo más grave de todo; viola los códigos éticos y deontológicos del periodismo y, es por ello, por lo que coincido con Coronell, y mucho más con la última parte de su columna ‘Las orejas del lobo’, en la que escribió: «Como periodista tengo el deber de decirlo y ustedes, como lectores, tienen el derecho a saberlo».

 

Fotografía: cortesía de Revista Semana.

( 65 ) Comentarios

  1. ReplyLuis fdo valderrama

    Qué queda de semana? Solo Jimena duzan. El resto , nada.

  2. ReplyMario Marin Cotrini

    Desde Londres, UK les envio un abrazo de solidaridad con la labor que uds estan comprometidos. Excelente articulo sobre Semana.

    • ReplyDiana Carolina Abril

      Muchas gracias. La información se transmite con la mayor objetividad posible y con el fin de que todos los lectores conozcan la verdad detrás de cada hecho.

    • Semana no representa ya la independencia periodística,ni es digna de admiración. Sus ideales ahora son meramente mercantiles, pues sus dueños son los ácaros banqueros que todo lo compran, o pretenden comprar con sucio dinero,fruto del engaño y usura a sus cuentahabientes.Lo mejor que le puede pasar al nuevo proyecto capitalista de los Gilinsky, es darle cristiana sepultura a una revista que fue emblema de periodismo,pero que convirtieron en pasquín servilista. No más de lo mismo.

  3. ReplyFranklin Mendoza

    Lo mejor que había se extingue, será esperar un nuevo medio creíble por su independencia ideológica. Adiós Semana, quédate con tus ideas sectarias.

  4. ReplyGuillermo Bernal Algecura

    El declive que va a tener esta revista ya está cantado, los buenos lectores y admiradores de dicha revista van a declinar su renovación de suscripción ante la baja de periodistas de gran talante como Coronel y Daniel. Yo simplemente soy un lector de Internet pero ya NO le encuentro gustó los Domingos, por lo que la elimine de mi página principal.
    PD. Esperamos ver pronto sus escritos como siempre investigativo y de gracia politica

  5. ReplyFernando Rojas M

    Tal como sucedió con el canal TV de Venezuela, hace algunos años, igualmente con los otros medios periodísticos, para allá vamos en Colombia, acercándonos cada vez más a nuestro vecino país. Por lo visto: «Las mentiras demagógicas de líderes políticos, se convierten en verdades». Los periodistas PERIODISTAS en Colombia, se tendrán que agrupar de manera independiente (y a lo mejor exiliados) para informarnos de manera clara, objetiva y sobre el diario acontecer de nuestra patria; sino APAGUE Y VÁMONOS, a ver Netflix será.

  6. ReplyManolo Suárez Rolón

    Excelente artículo. Felicitaciones. Además me gusta el nombre de oreja roja

  7. Semana ha violado uno de los pilares básicos del periodismo: la independencia. Qué pena que quieran arrinconar el periodismo crítico, el derecho a que el público tenga acceso a la verdad. Qué desgracia que quieran priorizar los mezquinos intereses políticos y económicos sobre el verdadero periodismo. Sin embargo, el público inteligente tendrá la última palabra y sabrá castigar a los censuradores.
    Excelente artículo!

  8. ReplyDicter sandro garcia

    Semana como lo.dices en el articulo paso de ser un medio de mescla entre politica ,y poder ya ser un medio para lagartear al gobierno de turno, a poner a sus periodistas a criticar a su misma empresa en una equivocada y muy mal manejo de sus comunicaciones internas , y poner a julio q en.si la gente si lo reconocera la cabeza del grupo prissa lo mismo q los damis y vicky q hace muy poco tiempo hizo parte de la nomina de prissa , x salir x publicar un video donde un funcionario del ministerio del interior llevando a un policia a tener sexo y q x esa causa un medio como rcn radio tuvo su momento mas negro en demostrar q el grupo ardila lule estaba interesado con un aley del azucar en las bebidas , hizo q muy infame con la amenaza de unos dulces enviadas x la casa de nariño x medio de un representante de la organizacion ardila lule , presipito a q rcn hechara a vicky x la puerta de atras

  9. Tener todo ese curriculum para escribir lo que otros locales ya han dicho, pienso que la platica la perdió el papa, no le encontré nada nuevo, nada que aporte, me intereso por el título, pero es más de lo mismo. Volvamos a la realidad, Coronell es historia para Semana.

  10. Que lástima que el mejor periodista y comentarista de la revista semana lo saquen por decir la verdad de éste país

  11. ReplySigifredo Segovia Cardoso

    Da tristeza ver como se descomponen los pocos medios de comunicación serios que aun nos quedan. Será que la concentración de poder nos arrancará el derecho a leer la opinión de los escasos periodistas serios que quedan en Colombia? El tiempo y los hechos lo dirán.

  12. Totalmente de acuerdo. Me uno a 54 semanas de silencio por la libertad de expresión. Si hay algo que le duela a un inversionista, es que su inversión no muestre resultados en el tiempo estipulado. 1 año de bajas ventas hará que deban prestar más oído a sus clientes.

  13. Nunca más leeré a semana ya no le creo se lo periodistas sesgados parece que solo queda Maria Jimena Dussan y uno que otro que permanece ahí por necesidad del trabajo no más semana.

  14. Nunca jamás volveré a leer algo de Semana. Lastima por María Jimena Duzan que es una excelente periodista

  15. Que lamentable mezcla, poder economico-prensa(cuarto poder) y hambre de poder politico. Solo es escalofriante.

  16. invito a todos a no leer ningun articulo de SEMANA que sean publicados en medios electronicos como protesta a esta sensura descarada

  17. A Samper nunca lo escuche hablar del hermoso tío y coronel un hombre lleno de rencor lo esta demostrando

  18. ReplyJaime Escobar Saavedra

    Ratificó la decisión de mi entorno familiar, integrado por cinco subgrupos familiares que por años hemos adquirido la revista «semana’, No volveré a leerla, ni a comprarla, mucho menos a creer en su contenido.

  19. ReplyHenry peña rodriguez

    Es lo mas odvio si en una empresa despiden a los mejores esta se viene abajo con la el riesgo de que los que lleguen no tengan la credibilidad de los que se van,ahi esta el riesgo,se pierde credibilidad cuando no se es imparcial y objetivo el sesgo de la informacion es lo se esta dando cuando se toma partido por determinada tenencia politica en estos tiempo que la.informacion se encuentra en todas partes se debe tener imparcialidad y equilibrio para no tener esos inconvenientes,es mas dificil recuperar un cliente que conseguir uno nuevo reza el principio de mercadeo eso le esta pasando a la revista.

    • ReplyFernando Calderón

      Los errores de forma no pueden pasar tan de agache. No se perdonan porque afectan la calidad en la
      edición y, por ende, la calidad de la lectura que se debe ofrecer.

  20. ReplySigifredo Morales garcia

    Los desenfrenos políticos de los señores feudales,los llevan a cometer errores tan infantiles,creyendo que porque hoy tienen dinero,este nunca se les acabara’.
    Orgullo pendenciero.

  21. Qué alguien nos informe por favor dónde va a escribir su columna el señor Daniel Coronell y a partir de cuándo, la verdad hace mucha falta

  22. ReplySigifredo Morales garcia

    Gracias a la oreja roja por permitirnos felicitar a estos eruditos del periodismo,que no se les raspan las rodillas por no postrarse a los opresores.

  23. Semana se judío todo lo q huela a Uribe.duque.ocarrasquilla.huele a corrupción.fuera esa revista.

  24. Quiero ver, escuchar al miserable marihuanero Andrés Pastrana, quien por herencia de su naudeabundo padre, creador en Colombia del upac, trajo para Colombia la maldición del 4x 1000. De la cara miserable!!!

  25. Quiero ver, escuchar al miserable marihuanero Andrés Pastrana, quien por herencia de su naudeabundo padre, creador en Colombia del upac, trajo para Colombia la maldición del 4x 1000. De la cara miserable!!!

  26. En mi comentario independiente creo que la situacion del virus es el que tiene a los lectores apartados de tantas noticias contaminantes y extresantes y estan mas dedicados a la familia y relajacion por la cuarentena y no a que esten o no esten ciertos periodistas en una revista eso se puede medir mucho meses mas adelante

  27. ReplyLucianojaramillomejia

    Los lectores y suscriptores de muchos años ya nos habíamos retirado. Años atrás por lo mamertos todos sus columnistas, Santistas, y farianos.
    Para volver a leerle será esperar que salgan los más peligrosos Dusan y Santos Rubino(achacado atizando)

  28. La revista seguirá. No sólo se debe creer que buen periodista es el que critica al gobierno. Ser independiente va mucho más allá. Puede que Coronel sea buen periodista pero el cincuenta por ciento es odio. Alguna información es cierta pero no se aleja de la venganza. Que tal si Coronel tuviera en noticias uno un periodista que defendiera a Uribe, se lo resistiría por la libertad de prensa o lo sacaría de ese medio?

  29. Que tristeza que los medios de comunicación se hayan politizado

  30. ReplyMaria Cecilia Ramìrez

    He leido la revista desde hace mucho tiempo, incluso pos suscripciòn con un familiar, y hacìamos el esfuerzo econòmico por las columnas de Daniel Coronell, porque nos permitiàn ver mejor la realidad nacional, y ademàs como docente las utilicè muchas veces para explicar la argumentaciòn, las huellas textuales, la estructura de una noticia, aparte de seleccionarlas para desarrollar en mis estudiantes el Pensamiento Crìtico. Sin Coronell y el otro Daniel, la Revista adolece de esa informaciòn argumentada, real, que los colombianos necesitamos, y por el otro Daniel, el paìs requiere de su chispa, su Sarcasmo, para poder por lo menos rièndonos de nuestras propias tragedias.

  31. Por eso retiré mi suscripción de la revista. Invito a asumir este camino. Lamento lo de Arcadia.
    León Vallejo Osorio
    CC 14968182

  32. Veo que esta columnista es muy pasional. Nada objetiva.
    Es decir: hay que tener tendencia de izquierda para que los medios sean buenos y equilibrados?
    Le recuerdo, que con el formato de izquierda, Semana estaba perdiendo mucho dinero. Las suscripciones se cayeron(la izquierda no invierte).
    La objetividad no existía, los escándalos inventados, no corroborados que publicó Semana, eso si es reprochable.
    Para que sea doble su tristeza con Coronell, le cuento: La obsesión de este periodista con Uribe,(monotemático) también lo va a sacar de Univisión, salir a despublicar panfletos, le ha costado credibilidad, y $$$ al canal que dirige.
    Coronell está sobre valorado, ya no denunciaba, si perseguía al Uribismo, así lo que dijera no fuera cierto.
    Así que mi querida Mamerta, como dijo un colega suyo: «Lo que no se pueda verificar, NO existe».
    Fin del comunicado.

  33. A Semana solo le queda María Jimena de los extraordinarios Periodstas que tenía , Ariel Avila y un poco Antonio Caballero , pues, que aburrido y harto no contar con Los Danieles. Lamento dejar de leerla no soy suscriptor, pero tengo derecho a expresar mi indignación.

  34. A Semana solo le queda María Jimena de los extraordinarios Periodstas que tenía , Ariel Avila y un poco Antonio Caballero , pues, que aburrido y harto no contar con Los Danieles. Lamento dejar de leerla no soy suscriptor, pero tengo derecho a expresar mi indignación.

  35. ReplyWalter Ortiz hernandez

    Olvidesen que nadie es indispensable y recuerden que en nuestro país se vive más del chisme del ofender de lastimar y en este caso asesinar la imagen y la moral de los demás escudándose siempre en la libertad de expr sion y el daño que hacen es inmenso y no se retractan y si lo hacen, lo hacen de la manera más fusilamine… Además en nuestro país hay muy buenos talentos y de una nueva generación… Y estos señores que se las dan de moralistas y son resentidos sociales ya son parte de una historia patria de solo memoria y eso sí aportaron o han aportado algo a nuestro país …. Porqué sepa yo no n ningún lado han estado como muy bien solo viven del chisme

  36. Excelente artículo. Una verdad de a puño. Con la rebaja a Vicky del 50% de su contrato los Gilinski ya se pagaron pues para ellos el tema es de plata.

  37. Como solo publican los comentarios que parecen un comité de aplausos para la opinadora.
    Debo decirle Sra. Mamerta, que para ser objetivo, no es necesario ser de izquierda.
    El odio enfermizo de Coronell, y otros opinadores hacia el Uribismo, estaba quebrando a Semana.
    El formato de izquierda tenía en aprietos económicos a la publicación.
    La izquierda tiene una moral multiple.
    Las continuas salidas en falso de Coronell donde denunciaba situaciones sin sustento, estaba hundiendo a la Revista.
    La opinión de izquierda, además sesgada y sin filtros hasta hace poco, tenía a Semana sin credibilidad.
    Solo una minoría de izquierda resentida, aplaudía todo, así no fuera cierto lo que se publicaba.
    Coronell, con su obsesión enfermiza, ya no era el prestigioso periodista.
    Se tornó en panfletario.
    Como lo que hace Ud. En esta publicación; donde da cifras sin sustentarlas.
    Mamertos, sigan ladrando.
    Ya no está Santos para pagar tanta falsedad.

  38. Es una muestra más de la falta de democracia en este país de reyesuelos que mantienen al país sumido en la pobreza, ignorancia y falta de desarrollo.

  39. La columna de Vicky debe servir para que nos unamos para pedirle a los bancos, que en una verdadera muestra de solidaridad baje los intereses de los préstamos, ese si sería un verdadero apoyo.

  40. ReplyMaría Alejandra Isaza

    En cambio me parece que la salida de Coronell y Samper Ospina, le dará un nuevo aire a la publicacion. Estos personajes con sus columnas parcializadas y llenas de od
    io, no le hacían bien al país. Gracias a Dios se fueron.

  41. ReplyO. Guillermo Perez Cohen

    Los hechos ocurridos en Semana en los últimos días, que son réplica de otros sucedidos un poco más atrás, se debe a torpezas originadas en la falta de idoneidad, de improvisación y creer que el dinero lo puede todo. Pues no. La revista se debe es a sus suscriptores, a sus lectores. Y si estos no están conforme con la nueva orientación, que rompe la neutralidad en la información, el verdadero patrimonio de Semana, en un país con una prensa carente de ello, la vetan.

  42. Seguirán llorando por la herida, se les acaba la trinchera a estos mal llamados periodistas, Coronel, Samper, Duzan, solo son unos más del monton

  43. ReplyJorge Danilo Guarín Obando

    Nunca más leeré a Semana, así esté Jimena Dusan. Esa revista al lado del poder ya no genera credibilidad. Se volvió vengativa, y lo que hicieron con uno de los pocos periodistas que desnudan al poder de cualquier lata es vergonzante para ese medio. Ya no tienen pudor. Carecen de ética.

  44. ReplyO. Guillermo Perez Cohen

    Los hechos ocurridos en Semana en los últimos días, que son réplica de otros sucedidos un poco más atrás, se deben a torpezas originadas en la falta de idoneidad, de improvisación y creer que el dinero lo puede todo. Pues no. La revista se debe es a sus suscriptores, a sus lectores. Y si estos no están conforme con la nueva orientación, que rompe la neutralidad en la información, el verdadero patrimonio de Semana, en un país con una prensa carente de ello, la vetan.

  45. ReplyJorge Orlando Avendaño C.

    Alfonso López Pumarejo y Alfonso López Michelsen estarán revolcándose en el camposanto, atisbando la putrefacción moral y material en que se ha convertido nuestra república bananera, en razón a las prácticas impúdicas a que nos tienen acostumbrados los mercachifles de la neopolitica utilitarista, todo se compra-todo se vende; todo se vale!. Hasta comprar un futuro presidente por miserables $39 millones de pesos!.

  46. ReplyGermán Salcedo Luna

    Lo valioso de Semana eran sus artículos de OPINION, encabezados por sus periodistas Estrella, Coronel, Daniel y María Jimena. Más las entrevistas de la Orozco y de Yamit. Su ausencia, deja un vacío enorme. No sé quebrara, porque la sostiene mucha plata y política (poder), pero se quedará con la mediocridad de los que los reemplazaron.

  47. Buen día.
    Me gusta ver y leer acerca de la noticia que es investigativa que tiene sus fundamentos para sacar a la Luz pública y totalmente independiente, no se en que pagina seguirá escribiendo Daniel Coronel, por ahora veo y me gusta su punto de vista imparcial de ver y escribir de los hechos.

    Gracias por seguir informando.

  48. La ecuación es simple y ha sido experimentada con éxito desde la época hitleriana. Los medios de comunicación que menos verdades transmite, son los más populares. Está es la apuesta de los grandes grupos económicos del país. Ésto se da, cuando se siente que la verdad les respira en la nuca. No podemos dejar de olvidar dos cosas históricas: las entrevistas que Vicky Dávila, acostumbraba hacerle (en la casa de Nari) a Uribe, durante sus dos mandatos. El que dirigía, la entrevista era el propio Uribe. «Vicky, se te olvidó preguntarme…» Y la otra; en la que History Channel, publicó varios programas dedicados a Uribe, cómo «El gran colombiano de todos los tiempos». Estás son muestras contundentes, de lo que plantea el presente artículo. Los emporios económicos manejan a su antojo la opinión pública. Sin embargo, las verdades se están imponiendo, ante, un buen número de personas, que están dejando de ver escuchar, o leer, aquellos medios tan parcializados, sean de izquierda o derecha. Igualmente se nota un mayor auge en el traslado de los fondos privados hacia Colpensiones, cómo castigo a la mentira y el engaño.

  49. Buen día.
    Me gusta ver y leer acerca de la noticia que es investigativa que tiene sus fundamentos para sacar a la Luz pública y totalmente independiente, no se en que pagina seguirá escribiendo Daniel Coronel, por ahora veo y me gusta su punto de vista imparcial de ver y escribir de los hechos.

  50. ReplyGonzalo Bautista Sandoval

    NO HAY MAL QUE DURE CIEN AÑOS.
    Están sangrando por la herida, después de la diabetes en que los dejo el tahúr Tramposo y mentiroso JMS.
    O al creer que eran poseedores de la verdad, toda la vida iban a reinar sin que se les pueda llevar la contraria? U objetar sus malintencionados comentarios creyendo que el megáfono era de ustedes?.

  51. Es muy preocupante cuando los políticos acallan la información para tapar su mediocridad

  52. Fui uno de los que se retiró de la lectura de Semana,a María Jimena,se ka puede seguir escuchando los lunes.

  53. Esta revista que fue tan respetada y de la que he sido por muchos años suscriptor como lo son muchos miembros de mi familia, quienes cancelaremos la suscripción, perdió toda credibilidad, ‘cuando un paskín se pone al servicio de un gobierno claramente corrupto e ilegal( compra de votos) ‘ se cae por su propio peso. Mantener a la tibia de Vicky Dàvila No tiene mucho peso, làstima, porque este país ha conocido la verdad por el periodismo de denuncia, de investigación y nos han ayudado a no ser borregos como este paskin de Semana aspira a pasar a la historia de la mano de un gobierno Narco paramilitar.

  54. ….. Para la situación que vive hoy por hoy Colombia, sólo hace falta ocultar la verdad para ocultar:
    1. La rampante corrupción de los integrantes de la Rama Ejecutiva, legislativa.
    2. La pobreza absoluta en la que está un alto número de Familias colombianas.
    3. El saqueo financiero por parte del Sector Bancario.
    4. La indisciplina social de gran parte de colombianos.
    5. La ineptitud de gran número de funcionarios públicos.
    6. El silencio preocupante de la población, para exigirle a quienes eligieron, que sean respetuosos y cumplidores de lo pactado en época de elecciones.

    Para terminar, es lastimero el lugar que tiene Colombia en el lista del ÍNDICE DE DESARROLLO HUMANO – 90, a nivel global.

    O cambiamos de gobernantes o estaremos condenados a la desaparición como sociedad justa y evolutiva

  55. Muy buena columna, cancelé suscripción de Semana con la primer salida de Coronel y creo que revista arrancó en bajada desde el año pasado

  56. Como siempre, el que tiene la plata MARRANEA y se lleva por delante a los mejores. Pero todo ha de seguir y las verdades nunca querdan ocultas. Desafortunadamente a los que tienen el poder y la plata no le importa pasar por sobre quien o sobre lo que sea para conseguir sus propósitos malvados….. así ha sido y seguirá siendo… POR DESGRACIA para los que no tenemos ese poder y ese dinero.

  57. Deje de leer semana desde la semana pasada, cuando se veía venir el dinosaurio.

  58. Fui suscritor varios años y desde la primera salida de Coronell cancele la suscripción a Semana. Es obvio que ahora no son más que un grupo economico sacando provecho material a punta de esconder la verdad.

  59. ReplyCarlos Felipe Ostertag

    Creo que Coronell quería salir de la Revista Semana. Si no, hubiera sido más cauteloso. De pronto pensó que estaba trabajando en Disneylandia. Los propietarios de Semana tienen todo el derecho de evitar pérdidas o mejorar su rentabilidad. Eso es normal en cualquier negocio. Si la revista pierde su caracter investigativo y critico, se convertirá en una revista aburrida y perderá audiencia.

  60. ReplyHernando Suárez

    Muy buen articulo. Apoyo total a Coronell

  61. Semana sin Coronell ya no me interesa, que pesar que la opinión quede en la pluma avara de los banqueros que en plata blanca son gente muy, pero muy, pobre, pues lo único que tienen es dinero…

  62. Excelente artículo. Gracias por su defensa al periodismo veras, qué tal la furi- gerente de semana, descarada, vendida. Creyeron que nos íbamos a privar del llanto por la sacada de Coronel, pues nos alegró porque dejaron ver el cobre del que están hechos. Toda una gerente y no tiene la elegancia de redactar una carta, nooo eso de despedir por un WhatsApp es de quinta. Gracias Daniel samper por su solidaridad con Daniel Coronell, gracias, eso se llama berraquera, ya eliminamos a revista semana y muchos muchos amigos y familia hicieron lo mismo, fuera revista semana les falta un altar a Furi-Duque, vea donde están reventando el regalo del IVA, EL INGRESO SOLIDARIO con cédulas de personas fallecidas están retirando esos recursos, esos que están en familias en acción muchos no necesitan son pagos de prebendas políticas. Fuera el centro demoniatico con su payaso Duque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Diana Carolina Abril Giraldo
Becaria de la OEA como estudiante de Maestría en Comunicación Digital y Periodismo. Administradora pública, consultora académica y tutora en DD. HH.