La guerra no ha ganado, la paz se mantiene en pie

El nuevo panorama de muchos de los excombatientes fue apostarle a las iniciativas de paz.  Comercio, arte y cultura, cine e incluso el deporte fueron unas de los varios espacios que se tomaron para demostrar su compromiso con el país.

Opina - Sociedad

2019-08-31

La guerra no ha ganado, la paz se mantiene en pie

Las fuertes declaraciones del señor Iván Márquez han despertado un paisaje de pesimismo y crítica hacia el Gobierno Nacional. En muchos casos se ha llegado a la conclusión que la nueva toma de armas por parte de las disidencias de la antigua guerrilla representa el fracaso absoluto del proceso del proceso de paz.

Sin embargo, les pregunto, ¿realmente este nuevo comunicado demuestra el absoluto fracaso del proceso de paz? Si bien esto demuestra un duro revés al proceso y claramente un llamado de atención hacia el Gobierno Nacional; no significa el fracaso total del proceso de paz.

No estamos ante el surgimiento de una nueva Marquetalia, pero sí ante un nuevo conflicto en contra de las memorias de un pasado violento.

 

Estas declaraciones no reflejan la voluntad de los protagonistas

Las declaraciones de Iván Márquez y demás disidentes no representan la voz de todos los demás excombatientes. No representa los sueños y anhelos que dejaron las armas en búsqueda de crear una nueva vida. Y aunque en algunos casos no ha sido fácil esta nueva reincorporación, muchos de ellos se mantienen firmes en su decisión.

El éxito de este proceso no quedó en manos de sus líderes, todo lo contrario, el éxito de este proceso quedó en la voluntad de sus integrantes.

Nadie puede negar que existen disidentes que se han convertido en prófugos de la justicia. No obstante, estas disidencias no pueden ser comparadas con la antigua guerrilla de hace unas décadas.

El nuevo panorama de muchos de los excombatientes fue apostarle a las iniciativas de paz. Comercio, arte y cultura, cine e incluso el deporte fueron unas de los varios espacios que se tomaron para demostrar su compromiso con la paz.

 

No ha sido un paseo por el parque

Ahora bien, no todo ha sido un camino de rosas, tanto para el proceso como para los que tomaron la decisión de dejar las armas. Desde el cambio de gobierno en agosto del año pasado el proceso de paz se ha encontrado con diversos obstáculos.

Lo vimos a inicios de este año con las objeciones del mandatario Iván Duque, lo vimos con los debates sesgados e inoperantes en el Senado y lo vimos reflejado por parte del partido Centro democrático, el cual ha dejado fuertemente claro su oposición a toda la política de paz que estableció el gobierno anterior.

Los acuerdos de paz han pasado por muchos desafíos, y de manera sorpresiva se mantienen en pie gracias a la voluntad de sus actores, de aquellos que decidieron dar un voto de fe hacia la vida civil, de aquellos que decidieron lidiar con todos los desafíos de la reincorporación, de aquellos que de verdad vieron una posibilidad en los acuerdos para acabar con una historia de violencia.

 

Una exigencia hacia el gobierno nacional, Duque cumpla con lo pactado

 La decisión por parte de Iván Márquez y sus allegados representa no sólo una voluntad autónoma de dejar los acuerdos, sino que, además, representa un llamado a que el Gobierno Nacional demuestre su compromiso y responsabilidad con los acuerdos firmados en la Habana. Que realmente demuestren su compromiso con todos los excombatientes que realmente decidieron poner toda su voluntad en este acuerdo.

A que realmente demuestre su compromiso con las víctimas en cuanto a la búsqueda de la verdad se refiere, y en no dar brazo a torcer con aquellos que optaron por dejar las armas y decidieron acogerse realmente a este proceso.

El Gobierno Nacional tiene una gran tarea por delante y una responsabilidad, no solo con la comunidad internacional, sino con todos los involucrados con el camino hacia la paz.

Es hora que el Gobierno Nacional y el presidente Iván Duque demuestren su compromiso con los acuerdos y no una oposición infantil e inmadura hacia estos.

El verdadero éxito de estos acuerdos no radica en 4 negociadores. Radica en el trabajo y voluntad de todos. No nos encontramos ante el fracaso absoluto de los acuerdos, ni en el surgimiento de una nueva marquetalia. Nos encontramos en un desafío más para alcanzar la paz. Una paz que se convirtió en el compromiso de cada uno de nosotros.

 

 

Foto cortesía de: Sputnik News

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Juan Jacobo Casas Roncancio
Estudiante del pregrado de ciencias políticas de la universidad de Antioquia. A través de mis palabras quiero aportar una nueva perspectiva sobre el ambiente político. Exponiendo una nueva perspectiva descentralizada de los medios de comunicación convencionales.