La generación de cristal

Hay sobreexposición a la información, mancedumbre intelectual, deficiencia de valores y debilidad moral. Síntomas de que algo no anda bien en el mundo.

Opina - Sociedad

2020-02-19

La generación de cristal

Columnista:

Muldder Criollo 

 

La sociedad actual pasa por una problemática que, si bien aún no afecta el 100 % de las personas, ha venido extendiéndose por cada rincón, como si de un virus se tratara. La generación de cristal que se está tomando al mundo, podría ser la causa de un sinfín de crisis, que pese a no ser tan evidentes, existen, y pueden provocar una involución en el desarrollo humano, desarrollo que ha tomado varios miles de años en alcanzar.

No sé puede negar el avance científico y tecnológico que ha visto el mundo en las últimas décadas. Pero tampoco debe ocultarse el deterioro que estos han traído consigo.

Cuando el ser humano se enfrentó a los grandes retos, cuando tuvo problemas y obstáculos por solucionar, su imaginación y sus ganas de avanzar, lo llevaron por un camino de crecimiento intelectual, a un enriquecimiento como persona, sociedad y especie.

Fueron épocas en las que, con todo y las carencias con las que se vivía, se lograron grandes cosas, movimientos que trajeron consigo descubrimientos , que hoy son la base sobre la cual se mueve el mundo.

La industrialización, la Internet, la globalización de la economía, la Declaración de los Derechos Humanos, la carrera espacial y, hasta las guerras mundiales, fueron eventos importantes que sumaron en todo este recorrido. Situaciones que afectaron directa e indirectamente a todas y cada una de las personas que, para bien o para mal, pasaron por nuestro pequeño, pero gigante planeta.

Indudablemente, durante todo este camino existieron crisis, problemas que aunque pausaron los avances, sirvieron como excusa para llegar cada vez más alto, algo denominado resiliencia y, que en definitiva, caracteriza a los seres humanos y los ayuda a superarse en vez de caer y extinguirse, pero que siento alejarse, con todo lo que se ve en la actualidad. Siento que esas ganas de crecer, están disminuyendo a un punto bastante preocupante.

Tal vez, los que controlan el mundo, han buscado este momento con descarada intención, pero también hay parte de culpa de nosotros, al aceptar lo que el sistema nos está ofreciendo. La forma como se vive en esta época nos indica cómo vivirán las generaciones venideras. Así como estamos educando a nuestros hijos, de la misma manera, los veremos educando a los suyos.

Esta nueva generación de cristal que se ha tomado gran parte del mundo, de verdad me está preocupando. Algunos jóvenes están siendo educados para que sean esclavos mentales. Ya todo se encuentra al alcance de sus manos, así que no hay necesidad de que investiguen y, ante el más mínimo esfuerzo, se retiran. No sienten el mínimo compromiso, se demuestra en sus relaciones personales, no se apegan a nada.

La idea del dinero fácil se ha vuelto una obsesión, una constante. Lo quieren todo y lo quieren ya, son impacientes, no pueden esperar. Son débiles, ante el más leve insulto, se ofenden, son intolerantes. Se quiebran con facilidad, su autoestima anda por el piso, son inseguros y con baja convicción. Se guían por lo que ven, por lo superficial, los sentimientos no son su prioridad, lo que se tiene es lo que define a alguien.

No es secreto que aparte de lo mencionado, la confusión los reina y los define. El hombre y la mujer están perdiendo el enfoque y la dirección. No hay un rumbo claro.

Mantenerlos entretenidos es una prioridad para quienes los controlan, así, para cuando reaccionen, sea muy tarde, y sus revoluciones sean tan livianas y frágiles como sus ideales.

La generación de cristal se está tomando el mundo. Vivimos tiempos fáciles que nos llevarán a una decadencia como personas, como seres humanos. Puede que lleguemos a Marte, o que se descubra la cura contra todas las enfermedades, pero si perdemos lo que durante cientos de años nos caracterizó, habremos perdido todo.

 

Fotografía: cortesía de Simedblack.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Muldder Criollo