Estos son los millonarios subsidiados por el Gobierno mientras las pymes quebraban

El programa de Duque, que se negó a la iniciativa de la renta básica, solo ayudó a engrosar los bolsillos de los millonarios; pues el número de desempleados en Colombia sigue superando los 3 200 000 y las empresas quebradas aún suman más 140 mil.

Infórmate - Política

2021-02-23

Estos son los millonarios subsidiados por el Gobierno mientras las pymes quebraban

La periodista Paola Herrera, en La W, reveló un listado de las empresas que recibieron recursos del Programa de Apoyo al Empleo Formal, PAEF, del Gobierno Duque. Las empresas beneficiadas con la mayoría de estos dineros se ubican en las categorías de “grandes” y “muy grandes”. Es decir, los grupos económicos más ricos fueron los que recibieron el apoyo del Estado; mientras que las micro, pequeñas y medianas empresas quedaron en la inopia.

Entre las compañías de los grupos o empresarios más poderosos de Colombia que obtuvieron el subsidio del Gobierno se destacan: Sarmiento Ángulo, Ardila Lulle, Santodomingo y Gilinski.

Del magnate Luis Carlos Sarmiento Ángulo, que financió en un 66 % la pasada campaña presidencial del uribismo, se destacan tres de sus empresas que recibieron la ayuda: Casa Editorial El Tiempo, Hotel Estelar y la Concesionaria Vial Andina, Coviandina.

Esta última es una filial del Grupo Aval-Corficolombiana que tiene a cargo el corredor entre Bogotá y Villavicencio, y, recordemos, este le ha significado exorbitantes utilidades, no solo por las adiciones que ha tenido el contrato, también, por los elevados costos de los peajes, sumado a las pocas sanciones que le ha puesto el Gobierno pese a sus incumplimientos.

Jaime Gilinski Bacal, considerado el segundo hombre con más fortuna en el país, según la revista Forbes, fue otro de los empresarios que accedió a dineros públicos para pagar la nómina de algunas de las empresas de su grupo tales como: Productos Yupi, Plásticos Rimax, Hoteles Charleston Bogotá y Publicaciones Semana. Esta última, a cambio, se convirtió en la revista del partido de Gobierno.

La Organización Ardila Lulle, que cuenta con una fortuna acumulada de USD 1800 millones, según Forbes, fue otra de las que pidió plata y salió beneficiada. Por ejemplo, están: Gaseosas Postobón, Ingenio Incauca, Cristalería Peldar, Los Coches, Atlético Nacional (sí, hasta para sus futbolistas hubo primero subsidio), RCN Televisión (cuya filiación es por todos conocida), RCN Radio y Win Sports.

De Alejandro Santo Domingo, que también aparece en el ranking de los hombres con más dinero en nuestro país, hay tres empresas que supuestamente necesitaron la contribución gubernamental y fueron: Cine Colombia, Caracol Televisión y los hoteles Decamerón.

La familia Echavarría, uno de los conglomerados más importantes de Antioquia, también acudió a estos auxilios económicos para sus empresas: Almacenes Corona, Sodimac, Homecenter y Falabella Colombia (en las dos últimas cuentan con una importante participación accionaria).

Finalmente, de acuerdo con la publicación de sigue la W, otras de las multimillonarias empresas y multinacionales que aparecen en la lista de beneficiarios del PAEF son: Avianca, Easyfly, Carbones del Cerrejón, Drummond, Cementos Argos, Agencia de Viajes Aviatur de Jean Claude Bessudo, Arturo Calle, Organización Terpel, Prodeco–la empresa minera que anunció cierre de operaciones en Colombia-, Coltejer, Cemex y hasta la empresa que construirá el metro de Bogotá, China Harbour Engineering Company, que aunque no ha empezado a ejecutar este proyecto en la capital, tiene a su cargo la concesión de cuarta generación Autopista al Mar 2.

A estas sociedades que pidieron subsidio, que acumulan las fortunas más descomunales de Colombia, les aprobaron en un 80 % las ayudas giradas por el Gobierno en siete meses; en contraste, solo el 9 % de las mipymes que se presentaron accedieron al beneficio.

En últimas, el programa de Duque, que se negó a la iniciativa de la renta básica, solo ayudó a engrosar los bolsillos de los millonarios; pues el número de desempleados en Colombia sigue superando los 3 200 000 y las empresas quebradas aún suman más 140 mil.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

laorejaroja
Nuestra razón de ser como medio de comunicación es permitir que los ciudadanos compartan sus opiniones, críticas, ideas y denuncias en torno a temas comunes y de gran interés, que son invisibilizados o disfrazados en beneficio de los poderes ajenos a la búsqueda del bien común. No vemos el periodismo como el cuarto poder, sino como un medio de empoderamiento de la opinión pública. Porque el periodismo maneja un bien de todos, la información; por lo tanto, es un servicio público y, como tal, se debe a su único jefe: la sociedad, quien finalmente es la llamada a exigir y poner en agenda los temas que afectan su realidad.