ELN reconoce asesinato de gobernador indígena

ELN calificó el hecho como un caso con un trágico desenlace y pidió perdón a los familiares.

Infórmate - Conflicto

2017-10-30

ELN reconoce asesinato de gobernador indígena

Mediante un comunicado, la Dirección del Frente de Guerra Occidental Omar Gómez (FGOc-OG), máximo organismo de conducción de las estructuras del ELN que operan en el Chocó, se atribuyó el asesinato del gobernador indígena, Aulio Isaramá Forastero, cometido el pasado martes.

En el texto, el ELN asegura que «Forastero se niega a caminar y se abalanza sobre uno de nuestros guerrilleros, con el trágico desenlace conocido» y añade que no se había impartido orden para cometer el crimen y que el propósito de la retención era investigarlo.

El hecho ha despertado el rechazo del jefe del equipo negociador del Gobierno, Juan Camilo Restrepo, quien escribió en su cuenta en Twitter  que se trataba de un hecho «deplorable desde todo punto de vista. Y decepcionante”.

Vale recordar que desde el pasado 1 de octubre el ELN había acordado un Cese Bilateral con el gobierno colombiano, y que el comisionado para el Posconflicto, Rafael Pardo había declarado que de comprobarse la autoria del grupo guerrillero en el asesinato sería un «campanazo de alerta» dentro de las negociaciones.

En el comunicado el Frente de Guerra Omar Gómez dice que «espera que en la Mesa de Quito se apruebe el escenario de interlocución directa de los sectores populares, sociales y gremios de la región con nuestro Frente de Guerra» y aseguran que están comprometidos con el Cese Bilateral.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

laorejaroja
Nuestra razón de ser como medio de comunicación es permitir que los ciudadanos compartan sus opiniones, críticas, ideas y denuncias en torno a temas comunes y de gran interés, que son invisibilizados o disfrazados en beneficio de los poderes ajenos a la búsqueda del bien común. No vemos el periodismo como el cuarto poder, sino como un medio de empoderamiento de la opinión pública. Porque el periodismo maneja un bien de todos, la información; por lo tanto, es un servicio público y, como tal, se debe a su único jefe: la sociedad, quien finalmente es la llamada a exigir y poner en agenda los temas que afectan su realidad.