«El principal error de nuestra campaña ha sido no ir a una Consulta para que la gente escogiera entre Sergio y De la Calle»: Claudia López

La senadora Claudia López presentó ante la Plenaria de Senado la proposición para que el martes 17 de abril se vote el aval de conveniencia de la Consulta Popular Anticorrupción. Hablamos con ella sobre este tema, lo que le dejó su paso por el Congreso y su candidatura a la Vicepresidencia de Colombia.

Infórmate - Política

2018-04-17

«El principal error de nuestra campaña ha sido no ir a una Consulta para que la gente escogiera entre Sergio y De la Calle»: Claudia López

La senadora Claudia López presentó ante la Plenaria de Senado la proposición para que el martes 17 de abril se vote el aval de conveniencia de la Consulta Popular Anticorrupción. Hablamos con ella sobre este tema, lo que le dejó su paso por el Congreso y su candidatura a la Vicepresidencia de Colombia.

Daisy Villalba (DV): Es su último año como Senadora de la República, ¿qué aprendizajes le dejó su paso por el Congreso? ¿Qué fue lo que más le sorprendió?

Claudia López (CL): Lo primero es que yo le diría a todos los jóvenes que quieren participar en Política que lo hagan. Pasar por el Senado es como hacer un doctorado en Política, un día hay que discutir el código de transporte, otro día la reforma política y otro la ley de energía renovables. Te da un panorama de todos los temas y si se es juicioso todos los días lees y te preparas. Eso es una oportunidad maravillosa de aprendizaje y un privilegio enorme.

Segundo, también se hace un doctorado en práctica política, en lo mejor y en lo peor. Yo en el Senado he conocido a la mejor gente, la más pilosa, la más preparada, pero también a la más vaga, más cínica, más torcida. Ahí se entiende el porqué tiene ese nivel de descrédito y de corrupción y no es una fama mal ganada desafortunadamente.

Lo tercero, es que en lo personal también era muy difícil, porque era sentarme con 20 o 30 personas que yo había denunciado en el pasado, y el Senado es una corporación pública, entonces comprar un lápiz, aprobar una proposición, hacer un debate de control político o aprobar una ley requiere acuerdos con mucha gente muy diversa y esas tensiones hacen difícil una concertación. Yo la verdad me siento muy afortunada porque aun con todas las diferencias, el récord de debates de proposiciones que pude hacer y logré aprobar es extraordinario, pues para ser solo cinco del Verde de 102 y para tener ese nivel de resistencia me doy por muy bien servida.

(DV): ¿Cuál ha sido ese proyecto que más la ha llenado de orgullo?

(CL): Muchos. La Ley de pago de primas a empleadas domésticas y trabajadores de finca son esas cosas sencillas, pero que le cambian la vida a muchos colombianos, a muchas mujeres. La Ley ProBici que fue una causa con un núcleo de jóvenes que promueven el uso de la bicicleta. Esas fueron dos leyes que pasaron por unanimidad absoluta. El Plan de inversiones para la Paz, el compromiso que en los próximos años cualquiera que sea el gobierno tendrá el compromiso en su Plan de Desarrollo de un componente específico para cumplir las metas. Y la ley que reforma el Icetex para devolverlo a su objetivo inicial de apoyar el ingreso a la educación superior y no el de arruinar a los jóvenes, este último lo sacamos con Rodrigo Lara, con quien tenemos mil diferencias, pero en esto se logró un consenso.

(DV): ¿Qué le faltó por hacer?

(CL): No me pasó ningún proyecto ambiental que presenté. Otros de mis mayores dolores y decepciones son 4 proyectos que yo presenté y no pasaron, y que ahora componen la Consulta Anticorrupción: la reducción de salarios, quitar los beneficios carcelarios a los corruptos, las normas de transparencia legislativa y el límite de periodos en el Congreso. En esos temas han habido proyectos del CD, de la U, del Gobierno, o sea somos muchos los que hemos tratado de sacar normas similares que se han aprobado en Senado, pero se han hundido en Cámara. La diferencia es que nosotros dijimos que si no se podía por el Congreso, entonces lo sacábamos por consulta, que hasta el momento es la mayor iniciativa ciudadana con mayor respaldo en la historia de Colombia.

(DV): ¿Por qué cree que hay resistencia en los parlamentarios?

(CL): Por dos razones. Una es de fondo y es que hay gente que no comparte ciertas propuestas. La de reducción de salarios es un tema que genera resistencias dentro del Congreso. Y lo segundo es un tema político, como la gente siente que es una iniciativa promovida por el Verde, pues entonces no le quieren dar una victoria al Verde.

(DV): ¿Cree que la iniciativa va a lograr los votos necesarios y pasará completa?

(CL): Yo espero que sí porque es una causa de todos. Yo que recogí firmas aquí en Medellín, había mucha gente que me decía: “Yo no estoy muy de acuerdo con usted y me parece que le da muy duro a Álvaro Uribe, pero en esto la apoyo”. Esto no es una solución mágica, pero ayudaría y la consulta tiene apoyo y une a gente de diversos sectores. Para que esos 7 mandatos se vuelvan norma se necesitan 12 millones de votos, nadie tiene esa cantidad, de manera que esto se vuelve una causa de país más allá de los colores o no tiene viabilidad.

(DV): Pero en época electoral es difícil no mezclar el tema

(CL): Yo hubiera querido que la Consulta no se mezclara con la campaña, que se hiciera el año pasado. Nosotros radicamos las firmas desde julio, la Registraduría se demoró 45 días en revisar 4 millones 300 mil de firmas y el CNE se demoró seis meses en revisar las cuentas de 500 millones de pesos de las donaciones para la recolección de firmas. Entonces la resolución salió en enero y terminó coincidiendo con la campaña.

Pero yo creo que esto va a pasar porque hay apoyo en los candidatos: cuatro de las siete iniciativas están en el programa de gobierno de Iván Duque, entonces no entiendo cómo es que es bueno para su programa, pero malo para que la gente lo vote; Humberto de la Calle la firmó y la apoyó; no he visto un pronunciamiento de Petro, pero estoy segura que la apoyará; tal vez el único que se ha pronunciado en contra es Germán Vargas, y no con el argumento de que no le gusta, sino que él cree que ya existe y nosotros hemos demostrado que no existe. Todos los candidatos tienen esto en su mente y obvio hay celos y mezquindades, pero creo que va a primar más el respeto al interés mayoritario de la gente.

(DV): ¿Ese es el legado que le quiere dejar Claudia López a Colombia?

(CL): Es uno de los legados. Porque derrotar la corrupción no es un tema de normas, es que también es un problema cultural. Por eso toda esta pedagogía política crea una conciencia política en la dirección en que todos tenemos que derrotar este flagelo. Vamos a ver qué pasa.

(DV): Hablemos sobre su candidatura a la vicepresidencia y el panorama actual. En esta ocasión hay cuatro candidatas a la vicepresidencia y una a la presidencia, pero hay quienes dicen que el papel de la mujer sigue siendo secundario y detrás de la figura masculina ¿Usted cree que este es un avance significativo en el papel de la mujer en la política?

(CL): Yo creo que las sociedades evolucionan. Que haya una mujer candidata a la presidencia y cuatro a la vicepresidencia quiere decir que en la próxima década va a haber una mujer presidenta, no sé cuál pero alguna, porque cada vez hay más participación y se rompen tabúes. Eso no se trata de una competencia. Yo no me siento ni debajo ni encima de Sergio, yo me siento a la par, así es la relación que tenemos, así trabajamos y así vamos a gobernar. Cada vez hay más mujeres, más preparadas, asumiendo posiciones de liderazgo en lo público y en lo privado.

(DV): ¿Cómo lograr que las mujeres se involucren más en política?

(CL): El machismo de esta sociedad va a ir cambiando en la medida en que las niñas y jóvenes tengan roles que emular. Yo hubiera querido que ya hubiéramos elegido una presidenta, pero en la mitad de un conflicto era muy difícil, pero al terminar la guerra es más fácil llegar con educación a esas mujeres y garantizar que se preparen para participar más en política.  

(DV):  Cuando se postuló para la presidencia, muchas personas decían que su principal problema era su orientación sexual. Pero ahora siendo candidata a la vicepresidencia ese tema ya no es relevante ¿Considera que hay un doble racero en la opinión pública respecto al tema?

(CL): El que cree que ese es un obstáculo, lo sigue creyendo hoy, y el que no, pues no lo hace. Eso son temas de debates culturales. A mí mucha gente me viene pronosticando que no voy a tener éxito en algo debido a mi orientación sexual, pero cada pronóstico ha fracasado. Para muchas personas mayores es un tema difícil de procesar, pero alguien de 15 años le parece ridículo que eso sea un tema de discusión.

(DV): ¿Se imaginó ser candidata a la vicepresidencia de Colombia?

(CL): Por supuesto que no. Ese nunca fue mi sueño de niña ni de joven. Siempre he sido una ciudadana muy activa pero le huí a ese mundo durante 25 años. Cuando tenía 43 años sucedieron tres cosas: una, que yo ya había vivido muchas cosas que quería vivir; dos, que el país estaba en un momento muy crucial y uno quiere contribuir; y tres, que me dió cáncer y, que el señor Kiko Gómez de Cambio Radical, casi me mata, entonces fue la primera vez que dije: yo me podría morir mañana y ¿qué me hace falta hacer? y una de ellas era meterme en política.

(DV): De ganar Fajardo la presidencia ¿cuál será su papel como vicepresidenta? ¿se dedicará a repartir casas como uno de los antecesores?

(CL): Sergio me ha encargado tres temas claves de los que estaré encargada: uno, la lucha anticorrupción: no es solo la lucha, es recuperar el dinero. La meta son 9 billones de pesos de la corrupción para metérselos a la educación. Es una responsabilidad enorme, pero hay que tener objetivos medibles y más cuando solo tienes 4 años. Lo segundo es, y por mi formación académica, el tema de paz y posconflicto. Actualmente, la Vicepresidencia tiene esa tarea, pero está siendo un fiasco. Este es el único Estado donde una organización criminal nos entrega unos territorios y nosotros no somos capaces de proveer seguridad y justicia; y el tercer tema, es todo lo relacionado con política de género, queremos ser el primer gobierno paritario de Colombia donde la mitad de los cargos de dirección hasta ministerio estén en cabeza de mujeres.

(DV): Durante esta campaña se ha hablado mucho de las Alianzas entre candidatos de centro izquierda para hacerle frente a Iván Duque y Germán Vargas, pero usted ha sido muy reacia en crear coaliciones, en especial con Gustavo Petro, y eso le ha ganado muchas peleas en redes. ¿Usted cree que esa separación en los candidatos va a afectar los resultados de primera vuelta?

(CL): Lo primero que yo te diría es que ese argumento de ‘Nos unimos o nos hundimos’ es una apelación al miedo y me parece un desastre. Yo en la vida no actúo por miedo, yo actúo por convicción y por esperanza. Segundo, yo no he sido reacia a las coaliciones, la colombiana que ha creado la coalición más grande que está compitiendo en estas elecciones he sido yo. Yo logré sentar a Sergio Fajardo con Jorge Robledo, que en su vida se habían tomado un tinto y les propuse, pero no los logré convencer de que incorporáramos a Humberto de la Calle. Yo creo que el principal error de nuestra campaña ha sido no ir a una Consulta Popular en marzo para que la gente escogiera entre Sergio y De la Calle.

Y lo tercero, es que nosotros representamos algo diferente al populismo de Gustavo. A mí me aterra el populismo de Gustavo. Yo que vivo en Bogotá, sé que no fue un buen alcalde y que él es un magnífico político, pero un pésimo gobernante. Y como ya quedó demostrado el 11 de marzo que si es una persona radical y de un récord tan debatible como el de Gustavo, lo derrotan mínimo 2 a 1. Así que ni de fondo ni en lo práctico me parece que tiene sentido hacer esa alianza, es más lo que termina restando que lo que termina sumando.

(DV): ¿Pero es algo que ha pensado?

(CV): Y yo se lo expliqué a Gustavo, yo he analizado el tema en serio y no por capricho. En todos los países en los que ha habido dictadura o una guerra civil y por tanto hay una derecha y un conservadurismo en la sociedad y el gobierno, para poderlos derrotar y hacer una transición a gobiernos alternativos que son más de centro derecha hasta izquierda, el que tiene que encabezar el primer gobierno es el más moderado y no el más radical de la coalición. El más radical, como Gustavo, lo único que logra es darle más votos a la derecha. Porque la derecha, que es la reina del miedo, capitaliza y promueve ese miedo y gana. Si el candidato alternativo es Gustavo Petro, la alternativa pierde y le devolvemos el gobierno al señor Álvaro Uribe, tamaña estupidez.

Yo conversé con Gustavo y le di mis razones, pero mis referentes son Brasil, Uruguay, la concertación en Chile; los referentes de Gustavo son Correa en Ecuador, Evo en Bolivia y Chávez en Venezuela, son referentes muy distintos. Y yo considero inviable en lo electoral e indeseable en lo político, un camino como el de Correa o el de Chávez, porque termina así como está terminando allá, y yo no creo en ese modelo.

(DV): ¿Sergio Fajardo tendría cómo ganarle en una segunda vuelta a un Iván Duque o Germán Vargas?

(CV): No tengo la menor duda. Aquí el desafío grande es pasar a la segunda vuelta. Sergio combina el carisma, la experiencia, la capacidad de unir y el sello de cambio que este país está reclamando, sin asustar a la mitad de la población. Germán Vargas Lleras representa todo lo que se quiere dejar atrás: la politiquería, el machismo, el clasismo, de tratar a la gente a coscorrones. No tiene el menor chance de ser presidente. Y Duque tampoco, porque su fortuna y su desgracia es su mentor. Duque no sería nada sin Uribe, pero también es su desgracia por el pasado que termina siendo un yunque.

(DV): Usted se ha caracterizado por ser muy directa con sus declaraciones, ¿Lo seguirá siendo desde la Vicepresidencia?

(CL): Yo soy apasionada, franca, directa y no voy a fingir lo que no soy, pero son roles distintos. La función de la vicepresidencia no es hacer control político, y yo no voy hacer eso, yo me voy a dedicar a recuperar 9 billones para ponerlos a la educación de los jóvenes. El gobierno no tiene que denunciar, tiene que hacer, uno va a cumplir la constitución y a hacer la gestión para mejorar la calidad de vida de la gente.

(DV): ¿Por qué nuestros lectores deberían votar por la fórmula Fajardo / López?

(CL): Primero, porque tenemos la combinación de experiencia en gobernar para resultados que le mejoran la educación y la calidad de vida a la gente; segundo, transparencia para hacernos elegir sin corrompernos, y tercero, porque tenemos un plan de gobierno que realmente va a sacar lo mejor de Colombia. Porque seremos el gobierno que más mejore e invierta en educación pública en Colombia. Sergio es un hombre que ha demostrado que sabe hacer eso. Y hay un equipo diverso de gente muy talentosa: aquí está Antonio Navarro, aquí está Antanas Mockus y aquí está Jorge Robledo, que es el mejor Senador de Colombia. Y yo creo que esto es lo que Colombia necesita en este momento: unir y no dividir, y si eso lo logramos, vamos a abrirle el camino a otros gobiernos alternativos.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Deisy Villalba
Periodista || Productora audiovisual || Fundadora de LaOrejaRoja || Defensora de la libertad de expresión.