El llanto hipócrita por la masacre de Orlando

Opina - Sociedad

2016-06-13

El llanto hipócrita por la masacre de Orlando

Los crímenes de odio son el pan de cada día en el mundo, y aunque estemos consternados por las 49 víctimas del tiroteo en Orlando lo cierto es que la sociedad no se encuentra preparada para evitar que se sigan repitiendo las masacres contra la comunidad LGTBI.

En Cali, Valle, aún los homosexuales, en especial las travestis, no pueden salir tranquilamente a la calle, porque en cualquier momento las atacan con botellas de vidrio, huevos, pistolas de paintball —en el mejor de los casos— o les disparan balines desde los carros y las acuchillan. Pero aquí pocos son los que lloran por ellas o reclaman justicia. [1]

Entonces, ¿el hecho de que en Cali hayan asesinado más de 50 travestis en 6 años es menos grave porque no fueron todas al tiempo? Despertemos, la indignación tiene que dejar de ser momentánea.

En el centro del huracán hay varios puntos a mirar: Primero, la facilidad con que se accede a las armas de fuego, y no me refiero sólo a Estados Unidos, sino a Colombia, donde incluso con restricciones en el porte legal de las mismas, se compran revólveres por menos de un salario mínimo y se alquilan por días si sólo lo necesita para una vueltica. [2]

Y como a esto se le suma la inoperancia e incompetencia institucional por parte de la policía, los entes judiciales y demás órganos encargados de regular y medir conflictos entre las personas, muchos deciden hacer justicia por mano propia. Entonces, si convivimos con la violencia, normal que una salida negociada al conflicto genere desconfianza.

El segundo problema es la preparación institucional y social para la aceptación de la comunidad LGTBI como igual en una sociedad heteronormativa. ¿O no les parece irónico que mientras los medios y hospitales clamaban sangre para los 53 heridos del tiroteo, los homosexuales no pudieran ir a donar porque no les es permitido? Cuando ya está probado y comprobado que las consecuencias de una vida sexual irresponsable no son ajenas a la heterosexualidad.

Resulta entonces insuficiente y dantesco que políticos y funcionarios públicos salgan a reclamar justicia y a castigar la aniquilación de homosexuales cuando tantos Estados y Gobiernos siguen sin hacer caso a las demandas y exigencias de la comunidad.

¿O cómo más podría llamársele al hecho de que no permitan que dos personas enamoradas se casen, adopten niños sin hogar y formen familias estables y cooperantes con la construcción de sociedad y cultura?

Imagen: Mural.com

Imagen: Mural.com

¿Por qué les indigna tanto la muerte de 49 maricas —como muchos han dicho— si cuando están vivos, reclamando igualdad, los reducen a locas, promiscuas y bullosas? Ignorando, claramente, la demanda de la comunidad.

Es triste el panorama en Orlando, desde luego; pero es igual de lamentable el día a día de los homosexuales en nuestra sociedad, que se ven señalados y asesinados, uno a uno, en la famosa sociedad de derecho.

El odio es y será imparable mientras existan personas que avalan la violencia contra los otros, por el simple hecho de ser diferentes; y aunque parezca que la noticia de Orlando nos parte en dos, se repetirá una y otra vez mientras permitamos los comentarios homogenizadores y retrógrados en el discurso de nuestra sociedad y nuestros gobernantes. Nada cambiará mientras no haya un rechazo sistemático, una manifestación unánime contra la discriminación de la diferencia.

Publicada el: 13 Jun de 2016

( 4 ) Comentarios

  1. SOY PERIODISTA Y ESCRITOR COLOMBIANO

  2. Puede ser, pero no se puede matizar lo que pasa, no es hipocresía. Es dolor de todos los que sufren o sufrimos por el odio de otros rebasó con lo que pasó este fin de semana.

  3. Hace unas semanas en Veracruz, México hubo una masacre en un centro nocturno gay y no hubo mayor ruido a esta noticia.

  4. Ian, quizás puede sonar a Doble Moral, y es cierto que en colombia no tienen garantizados los derechos humanos, ni ellos como minorias sexuales, ni las religiosas, ni las politicas.
    Quiza influyó en Gran Manera que fuera un hombre de origen afgano. con ideas terroristas del islamismo, y pues en el Pais mas importante del mundo…..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ían Schnaida
Campesino antioqueño | Periodista de la UdeA | Fundador y director de laorejaroja | Dudo de pa' fuera.