El caso Santrich huele muy mal

Una cosa es la Fiscalía y la Justicia Especial para la Paz es otra, muy diferente, que no tienen nada que ver. A quien sobornaron es a un agente de Néstor Humberto.

Opina - Política

2019-03-04

El caso Santrich huele muy mal

Hay un ciudadano, carente de vista, a quien de niño sus padres, por ese extraño afán que pulula en nuestras clases populares de acomodarle a los indefensos inocentes unos nombres pavorosos, le marcaron la vida con el apelativo de Zeuxis Pausias, el cual, para acabar de completar la desgracia, los periodistas escriben con S, dándole una connotación sexual bastante malintencionada.

Este personaje, miembro y dirigente de lo que en su momento constituyó una fuerza armada revolucionaria y hoy día es un partido político denominado Fuerza Alternativa del ComúnFARC   ha sido acusado por el inefable gobierno de los Estados Unidos de América, de haber “conspirado” (una especie de lo que en nuestro derecho penal doméstico llamamos concierto para delinquir), para introducir miles de kilogramos de clorhidrato de cocaína en ese angelical país, en fecha posterior a la firma de los acuerdos, tanto de la Habana como los del Teatro Colón.

Si el personaje cometió o no ese delito en tales circunstancias de tiempo modo y lugar, es algo que desconocemos por completo.

Lo cierto es que las autoridades judiciales gringas solicitaron, por intermedio del Departamento de Estado, que el ciudadano Hernández Solarte, conocido en su entorno ilegal como Jesús Santrich, sea entregado utilizando el instrumento de la extradición de nacionales consagrado por el artículo 35 de nuestra Carta Constitucional.

Sin embargo, dado que el denominado Santrich hace parte de la fuerza cosignataria de unos acuerdos hallados constitucionales y, en cierta forma, avalados jurídica y constitucionalmente por la Corte Constitucional, el asunto ha caído en manos de la Justicia Especial Para la Paz, llamada JEP.

Tanto el vergonzoso presidente Mario, desde la época en que era el vergonzoso candidato presidencial Mario, junto con la señora de la escoba, cuando era la candidata vicepresidencial de la escoba, sin rubor alguno y con golpeado tono de voz, afirmaron, sin conocer los pormenores del caso, que el presunto infractor de los acuerdos TENÍA que ser extraditado.

El problema es que en los asuntos jurídicos hay que observar ciertos procedimientos y tener en cuenta ciertas formalidades, “duélale a quién le duela”. Y esas formalidades le han dificultado al presidente Mario hacer efectivo su deseo, al menos con la celeridad con que hubiese querido hacerlo.

La JEP, compuesta por juristas de altos merecimientos académicos e intelectuales, no se ha dejado enredar en el asunto y ha exigido lo que todo tribunal honrado y decente tiene que exigir para resolver un caso: pruebas.

Los gringos se han hecho los ídem y no han presentado pruebas de ninguna clase. Ya avisaron que no las van a aportar, porque como ellos son Los Estados Unidos de América, pueden hacer lo que se les venga en gana.

No obstante, el incidente se le presentó al verdadero presidente de la República, el que maneja al pobre Mario, como una ocasión dorada para llevar a efecto la tarea que su exministro del Interior anunció en una convención de su partido hace varios meses: “hacer trizas ese maldito papel” de los acuerdos de paz.

En efecto, la JEP es el alma de los acuerdos de paz. Por esa razón todos los enemigos de tales acuerdos han tratado de torpedear el tribunal. La ley estatutaria fue objeto de mil y una jugadas y triquiñuelas. No obstante se aprobó.

Claro que el bachiller Macías, en uso (y abuso) de su cargo de presidente del Senado de la República, dilató el envío del proyecto de Ley al despacho del presidente Mario tanto cuanto le fue posible.

Por su parte, el apocado dominguillo tuvo la desvergüenza de afirmar recientemente en una entrevista en el exterior, que él estaba pensando en objetar el proyecto de Ley porque no se podía dejar en la impunidad los delitos sexuales contra los menores, cometidos  por los guerrilleros.

El inepto muñeco sabía que mentía, porque tanto los acuerdos de la Habana, como los del Teatro Colón, habían excluido de la justicia alternativa de la JEP esa clase de infracciones a la Ley.

Pero, mientras tanto, se fraguó una insólita conspiración: grabaron en pleno acto delictual a un Fiscal destacado ante la JEP cuando recibía, en presencia de un ex senador de la República, un abultado soborno “para lograr que Santrich no fuera extraditado”. Más burdo no se puede.

Con este grotesco incidente pretenden matar varios pájaros de un solo disparo:

  1. 1. Descalificar a la JEP, para lo cual cuentan con la ignorancia de los periodistas que no tienen ni veniales de derecho, pero que se largan a opinar y a titular noticias al desgaire.
  2. Afianzar la tesis de que hay que acabar o desnaturalizar ese tribunal para evitar la impunidad.
  3. Con todo lo anterior, volver “trizas ese maldito papel”, pues el tribunal especial para la paz es el alma de los acuerdos.
  4. Darle gusto al amo imperial que desea, a toda costa, la extradición de un individuo que, en su momento, representó la resistencia armada contra su dominación.

Pero como a mí me resulta tan difícil comulgar con ruedas de molino, todo este asunto me huele bastante mal.

En primer lugar, porque en el video que nos pasaron de manera acrítica y simplista por todos los medios obsecuentes al sistema (y no se salva ninguno, ni siquiera Noticias Uno, al que hemos respetado), no se le ve el rostro al sobornador, solo al presunto sobornado. ¿Qué estaban ocultando?¿Quién es el personaje? ¿A quién y por qué lo estaban ocultando?

En segundo lugar, ¿Cómo así que un exsenador de un movimiento político como Opción Ciudadana, afecto a los paramilitares, va a pagar una extravagante suma de dinero para que un exguerrillero de las FARC, no sea extraditado? Esa me la tienen que barajar más despacio.

Y en tercer lugar, ¿Cómo así que la JEP está “envuelta” en un escándalo, cuando el funcionario a quién filman y detienen, es un servidor de la Fiscalía General de la Nación, sí, la misma que está bajo la inquietante dirección de un siniestro personaje como Néstor Humberto Martínez Neira?.

Es que la Fiscalía es una cosa y la Justicia Especial para la Paz es otra, muy diferente, que no tienen nada que ver. A quien sobornaron es a un agente de Néstor Humberto.

Pero, por si lo anterior fuera poco, la Fiscalía no tiene absolutamente nada que ver con la decisión de la JEP acerca del momento en que Santrich pudo haber cometido o no, el delito imputado por las cortes gringas.

La determinación de si el delito fue cometido antes o después de los acuerdos y, por tanto, es posible extraditar a Hernández Solarte, solo le compete a la JEP, no a ninguno de los muchachos de Néstor Humberto.

El Presidente de la República, usando, como lo viene haciendo desde el 7 de agosto del año pasado, al presidente Mario, tendrá un gran revés cuando toda esta farsa acabe por aclararse.

Por el momento mi recomendación es, amigo lector, NO COMA CUENTO.

 

( 33 ) Comentarios

  1. Super su reportaje y totamente de acuerdo todo ese tema nos lo tienen que explicar bien clarito, #YoNoComoCuento

  2. ReplyROMIS CLARO FRANCO

    Muy acertado y de buena apreciacion su comentario

  3. Mi comentario no es otro que lo que previamente escribí por fB al escuchar la noticia del montaje contra la JEP por CARACOL a las 5 o 6 de esta mañana (marzo 5 de 2019) . Ustedes están en libertad de transcribirlo

  4. Excelente y sustancioso artículo!

  5. ReplyEnrique Rodriguez

    Esto que está pasando no es nuevo es el modus operandy de los corruptos . No sabemos que se estan tramando pero no debe ser nada bueno.

  6. Hola, ¿qué tal?
    Es una excelente articulo pero me queda la duda de: ¿cómo haz probado que el involucrado en el soborno es principal agente de la fiscalía y no de la JEP?
    No logro entender muy bien este punto.
    Gracias.

  7. Lastimosamente en Colombia el CD está blindado por los grupos económicos a quienes estos favorecen, por parte de la justicia que le tiene miedo,del sequito de favorecidos en su entorno y
    el mas triste ese pueblo estupidizado que por ellos votan.

  8. ¿Por qué le dicen “Presidente Mario” a Duque?

  9. asi es leer ..no comer cuento chimbo

  10. ReplyJose sepulvedajomsrve

    Yono como cueto; colombia despierta…..

  11. El Fiscal NHM es la peor herencia que nos pudo dejar Santos para la destrucción del proceso de paz. Será que JMS lo hizo intencionalmente?
    NHM es un personaje siniestro, dedicado a planear sombríos y absurdos montajes, en contubernio con la DEA, para perseguir a la JEP con el propósito de hacer añicos la esperanza de paz de millones de colombianos.

  12. Totalmente de acuerdo con el columnista. Que montaje tan burdo!!!! No todos somos igual de ignorantes que los 10 millones que dizque votaron por. el futuro presidente de. Venezuela.

  13. ReplyArnaldo jose nieves

    Que se puede esperar de una madriguera de ladrones, los cuales gobernando, han convertido a este pais en una Republiqueta Tercermundista, haciendo normas a criterio propio para favorecer sus propios intereses

  14. Muy buen escrito no nos dejemos engañar

  15. ReplyHoracio villamor g

    Es algo tenebroso, oscuro, criminal y peligroso lo que está haciendo la fiscalia, en manos de este señor, Néstor Humberto Martínez, que dirige todo a su antojo con tal de incriminar y manipular la justicia colombiana, a favor de corruptos, delincuentes y mercenarios del Estado colombiano.
    Colombia no es un estado de derecho, estamos viviendo una dictadura, pero bastante disimulada.

    ” QUE MIEDO Y QUE PELIGROSO ES NUESTRO GOBIERNO “

  16. Este acto es otro más del fiscal comprado por los corruptos para seguir entorpeciendo el tan anhelado proceso de Paz que tanta falta le hace a este maravilloso país

  17. Quemas pruebas que las denunc ias que hace su sobrino de apellido marin y que esta en los estados unidos, esas no son pruebas quemas quieren, esa jep se hizo para la guerrilla quemas quieren..

  18. Replygustavo trjuillo mahecha

    totalmente de acuerdo, a otro perro con ese hueso.

  19. Muy interesante, ya había comentado sobre el rostro de sobornador, son especialistas en comedias baratas y mal calculadas, no todos tragamos enteró, gracias para r tu artículo tan interesante.
    No debemos de tragar entero, todo lo que los medios arrodillados al presidente y no a Mario.

  20. Siguen enredando la pita con todos estos escándalos, para continuar distrayendo a este pueblo pendejo e ignorante y los carga ladrillos mediáticos de los medios de comunicación encargados de vociferar mentiras.

  21. ReplyMargarita Maldonado

    Excelente comentario. Es una realidad la descrita por este autor.

  22. Totalmente de acuerdo con estas apreciaciones, la JEP, quiere ser destruida para q los militares y paracos no cuenten la verdad y destapen al verdadero culpable

  23. Esto es la pura realidad,ya que para mí consepto me parecía absurdo que el señor Santrich,con su discapacidad,y resien salido de un extenso y difícil paso del tratado de paz,y pendiente de una curul en el cenado,se hubiera puesto a cometer semejante herror,cuando,se sabía que hiva a tener mucho enemigo,sobre todo los del Centro Democratico.
    Claro está,que eso lo creen siegamente los que no están de acuerdo con la JEP,los que no están de acuerdo con la paz y en conclusión los fanáticos Uribistas

  24. ReplyManuel Méndez Bernal

    Por favor explique porqué el “director de la Fiscalía de la JEP”, ya se disculpó y manifestó que no renunciará.

  25. Más claro no canta un gallo, pero desafortunadamente, el pueblo anda dormido y traga entero todo lo que publican los medios de desinformación publican, periodistas que pasan información falsa, no les importa nada, piensan con el estómago, faltos de ética, deshonestos, oportunistas y serie de calificativos, que ellos saben que son. Cuando despertara Colombia?

  26. ReplyLuis Eduardo Torres N.

    Muchas gracias Sr. López por la buena voluntad e intension, por lo demás quijotesca, de enterarnos de la verdad “verdadera”; le puedo decir que la ciudadanía colombiana, muy afecta a devorar los truculentos platillos que ofrecen nuestros medios de información, según ellos “formadores de opinión”, habremos de darle un compás de espera (2 a 3 generaciones quizá) para que con un poco de ayuda empiecen a entender que el país al que todos aspiramos nos incumbe a todos. No perdamos la esperanza y sigamos en esa ingrata lucha de tocar a la mente de nuestros conciudadanos inermes ante tanta desfachatez. Gracias.

  27. Totalmente de acuerdo, a esa película le falta un pedazo bastante grande, el exparaco le tiene fobia a las FARC, y el socio es de su partido retorcido PIN, y ambos cercanos a Uribe, e involucrados en envío de droga a Europa. A Uribe no le conviene que se sepa la verdad, pues es el personaje nacional que está más untado que nadie.

  28. Llama la atencion, lo demorado de la diligencia de legalizacion de captura, la cual tambien ha sido entregada por partes como cualquier folletin a la prensa para que la misma escandalice y sesgue la informacion. Sin embargo, despues de cada “capitulo” y por los comentarios en la redes sociales, se acomodan los hechos para hacer creible el sainete. Lo que les esta resultando dificil es demostrar la iniciativa de los delincuentes, pues en ninguna parte aparece que hayan ofrecido sus servicios, que seria lo logico, como tampoco el “beneficiado” por la accion conocia de tan especial “regalo”. La defensa de los encartados, con toda razon, alega que fueron inducidos al soborno por el agente infiltrado, que no se sabe si es mejicano o de la DEA o criollo, esta partecita me da la impresion que vicia el proceso y en derecho tiene que ser anulado y liberar a los implicados con la ya famosa figura de seguir vinculados al proceso.

  29. pero el señor nunca ha pertenecido a la fiscalia, pertenece a la JEP.

  30. ReplyMaría Celina Escobar Galeano

    Excelente información, creo que ha e falta porque tal vez en estos términos tan sencillos muchas personas empiezan en a entender lo que pasa

  31. ReplyBlanca Flor Cruz Arcos

    Bien dice un adagio popular; “cada ladrón, juzga por su condición”; Dios permita que, algún día no muy lejano la Jurisdicción Especial Para la Paz, logre erradicar la Delincuencia y la Criminalidad Organizada desde las nefastas ratoneras de la Inmoral e Ilegal “Injusticia y Corrupción del Estado” representado en uno de los Cómplices de la IMPUNIDAD en Colombia, el Agazapado y Experto Carroñero don Fiscal Néstor Humberto Martínez!

  32. Excelente análisis

  33. Esa misma pregunta me hice, ¿un fiscal de la JEP? ? sobornado por un ex para, un radical de extrema derecha ? Que barajan y repartan nuevamente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Armando López Upegui
Historiador, Abogado, Docente universitario y Maestro en Ciencia política.