El candidato perfecto

Corrupto, condenado, prófugo, extraditado… Es el candidato perfecto para nuestro partido. Ya tenemos primos de traquetos, sobrinas de corruptos, hijas de testaferros, compravotos, etc. Pero un recorrido delincuencial como el de Arias sólo puede ser superado por el mismo Uribe. Es la mejor opción.

Opina - Política

2019-07-25

El candidato perfecto

Autor: Óscar Perdomo Gamboa

 

LA HISTORIA ES UNA CARICATURA

En países burlescos, como Colombia, la historia se repite cíclica e inexorable. A veces, la única manera de sobrevivir es mediante la ironía y la sátira propias de la caricatura. En esta columna recordamos caricaturas antiguas que siguen vigentes y que, como nuestro país, a veces dan más amarguras que sonrisas.

 

Amigo uribista, por favor, apague RCN o La Hora De La Verdad y dedique unos minutos a la lectura de este artículo (sabemos que usted no lee, pero haga ese complicado esfuerzo mental). Disculpe por interrumpir su labor, seguramente está ocupado rasgando banderas LGBTI o disfrazando su niño de paramilitar para algún desfile, pero preste atención a este comunicado.

Por fin el Centro Democrático, su cuna de pensamiento libre e independiente, tiene el candidato presidencial perfecto.

Ya sabemos que el único que merece estar en el solio es el Presidente Eterno, el Gran Colombiano, el Mesías de las Motosierras, pero las leyes de este país (que pronto cambiaremos) obligan a que haya elecciones cada cuatrenio. Por eso hemos elegido el candidato perfecto por el que usted votará sin pensarlo dos veces, ni siquiera una, pues su naturaleza es obedecer sin pensar.

Anteriormente, hemos tenido fracasos. Farcsantos traicionó a nuestro gran líder y le entregó el país a Lafar, y luego fue tan descarado que compró un premio Nobel (la verdad, no sabíamos que eso lo vendían. Le hubiéramos comprado uno al patrón). Después tuvimos otro traspié con Óscar Iván Zuluaga, cuyo carisma era baratisma, pero al menos se hizo unos pesitos con la buena gente de Odebretch.

Para enmendar el error, hicimos el reality “El Que Diga Uribe”, que en justa lid ganó Iván Duque, de quien usted no había escuchado nunca, pero por el que votó sin pensar, como corresponde a un buen uribista. Sin embargo, aunque Duque ha sido un títere aceptable, carece del prontuario que exige nuestro movimiento.

Por eso le tenemos el candidato perfecto: Andrés Felipe Arias, un hombre con tan poca dignidad que aceptó dichoso que lo llamaran Uribito, con todo y diminutivo, con tal de llegar a la presidencia.

Un prócer con más nobleza que Nelson Mandela y más inteligencia que Albert Einstein. Un mártir que, como buen hijo de dios, sufrió más que ese falso mesías llamado Jesús (el verdadero es Uribe) y ahora resucita de entre los extraditados.

Pero el verdadero valor de Arias, lo que realmente prueba que es el candidato perfecto del Centro Democrático, es su prontuario criminal. No hace falta que recordemos los subsidios que le robó a campesinos humildes para entregárselos a poderosos terratenientes, incluyendo al amo Uribe.

Arias es tan corrupto que a Alejandro Ordóñez, destituido por corrupción, le pareció corrupto. Tras ser condenado, se fugó a los Estados Unidos, donde fue tan cínico de alegar persecución política. Sin embargo, no le creyeron y lo encarcelaron de nuevo y, a pesar de lagarterías de embajadores, lo extraditaron a Colombia.

Corrupto, condenado, prófugo, extraditado… Es el candidato perfecto para nuestro partido. Ya tenemos primos de traquetos, sobrinas de corruptos, hijas de testaferros, compravotos, etc. Pero un recorrido delincuencial como el de Arias sólo puede ser superado por el mismo Uribe. Es la mejor opción.

Seguro que los mamertos que apoyan el terrorismo dirán que no se puede votar por alguien así, pero ya iniciamos la campaña para lavarle la imagen. El eslogan es “Arias no se robó un peso”.

Pero necesitamos de su ayuda, amigo uribista. Si queremos que el castrochavismo no nos vuelva Venezuela, que no le entreguemos el país a Lafar, que el rayo homosexualizador no destruya nuestras familias, hay que votar por Uribito.

Para que el Gobierno les siga quitando a los pobres zarrapastrosos para darles a los millonarios colombianos de bien, para instaurar la venidera dictadura del Presidente Eterno, hay que votar por Arias. Para ello, usaremos como logo esta caricatura de Betto de 2009 en la que aparece el candidato elegante, coronado por Uribe, con la bolsa de corruptos subsidios. Esa será nuestra imagen, pues a los uribistas nada nos emociona tanto como un delincuente cínico.

 

Caricatura cortesía de: Betto. Año 2009.

 

 

Foto cortesía de: El Espectador

 

 

( 11 ) Comentarios

  1. El veneno que destilan todos los articulos contra el ex presidente Uribe solo denota una pasión patológica digna de un hijo de cualquier vecino.
    Analisis superficiales, datos amañados, insultos que buscan ser ironía pero no alcanzan a ser mas que una burda mueca.

    No. Los uribistas no nos ofendemos por los insultos que provienen de personas de cuatro en conducta. Lo que sentimos es una honda tristeza de saber que existen esos seres dañinos y malintencionados, morbosos hasta el tuetano y colmados de resentimiento existencial. Sinembargo, aunque no podamos estar de acuerdo con nada de lo que dicen dada su vacuidad, seguiremos trabajando como siempre para que puedan seguirse expresando libremente

  2. Cómo los uribestias lo lean de seguro le darán la razón

  3. ReplyCesar Cubillos Peña

    Un Comentario que puede llegar a ser realidad en esta república bananera

  4. Espectacular, mejor no se pudo haber descrito esta realidad hahahah me deleite mucho.

  5. MAS CIERTO PA DONDE, Y CON LO DE ODEBRETCH Y GRUPO AVAL ES UNA MIERDA.

  6. Replyalvaro medina uribe

    !E X C E L E N T E!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!. Es más, con esa carita de “santo huevón”, de “virgen violada”, le voy a prender unas 20 velas todos los días hasta que salga presidente de colombia!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  7. Excelente artículo, señor Oscar Perdomo Gamboa. Con su fina y aguda ironía, envuelve toda la figura de l “candidato perfecto” del uribismo.

  8. Que buen retrato de esos bellacos.gracias.

  9. ReplyJulio César Hidalgo

    Pareciera ser la crónica de una muerte anunciada, no orete di ser fatalista; pero ante tanta ignorancia y estupidez, pareciera que se fuera nuestra sentencia, nuestro desbarrancadero. A no ser que algún día, quizás un día milagroso, la razón prevalezca sobre tanta demagogia, que confunde y hasta motiva a la convivencia y a la apología a conductas criminales.

  10. Si Sr. Así son las cosas en este País. Decenas de procesos e investigaciones, pero el liso de Uribe sale limpio de todas. Claro por que sólo usa mensajería para sus diligencias delictivas. Atentos para votar por este sinverguenza, que debe estar recluido, seguramente, en Rionegro, en la casa de su papá.

  11. Sr. Así son las cosas en este País. Decenas de procesos e investigaciones, pero el liso de Uribe sale limpio de todas. Claro por que sólo usa mensajería para sus diligencias delictivas. Atentos para votar por este sinverguenza, que debe estar recluido, seguramente, en Rionegro, en la casa de su papá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Óscar Perdomo Gamboa
Profesor universitario y doctor en humanidades. Escritor de novelas como “Allá en la Guajira arriba”, “Hacia la Aurora” y “De cómo perdió sus vidas el gato”; así como los libros sobre caricatura “Afrografías, representaciones gráficas y caricaturescas de los afrocolombianos” y “Mil caricaturas afro en la historia de Colombia”.