Defender al indefendible

Daniel Quintero, su discurso se ha vuelto tan repetitivo que parece una grabación que pone a correr cada vez que necesita defenderse de aquellos que salen a decir la verdad.

Opina - Política

2021-04-22

Defender al indefendible

Columnista:

Lady Orozco 

 

Querer defenderse de sus contradictores acudiendo al discurso de que solo lo atacan porque quieren el poder, me parece un poco mediocre de su parte, más cuando las pruebas están justo en sus narices, pero por ahí dicen que no hay peor ciego que aquel que no quiere ver —en este caso es al que no le conviene.

Su gestión con EPM ha suscitado cada vez más descontentos. No pretendo decir que todo marchara de manera perfecta antes de que usted llegara, pero una vez lo hizo parecemos en desfile de gerentes tras gerentes.

Todos duran dependiendo del tiempo que usted vea conveniente sin pensar siquiera en la inestabilidad que esto pueda generar en la Juntan Directiva y la imagen que se tiene acerca de la compañía frente a los ojos internacionales. 

Llega un nuevo capítulo a esta historia, uno que responde al nombre de: Miguel Alejandro Calderón Chatet, el nuevo vicepresidente ejecutivo de Finanzas de EPM. Parecía toda una estrella que llegaría a tomar el rumbo de esta empresa que ha estado tan llena de escándalos desde el 2020. Sus estudios parecían intachables y su hoja de vida deslumbraba a cualquiera que la leyera, incluido usted, señor Quintero. Ha querido defenderlo a capa y espada una y otra vez.

Pero ¿cómo lo iba a defender, si parecía de fantasía?: 

EPM aseguró que el empresario era «economista y especialista en administración de empresas y economía de la Universidad de California, Santa Bárbara», además, se notificó que Calderón Chatet contaba con títulos de Maestría en Economía y Finanzas Internaciones de la Universidad Montesquieu de Burdeos, en Francia… (Tomado de La República)

Lo malo es que no era un parecer, realmente era una fantasía. Gracias a una amplia investigación realizada por Vorágine, se logró constatar y rectificar todos los señalamientos que se estaban haciendo acerca de los diplomas entregados por Miguel Alejandro Calderón Chatet.

Pues bien, el recién nombrado gerente de EPM no cuenta con ningún pregrado ni mucho menos una maestría de la Universidad de California. Vorágine consultó con la oficina de Registro de la universidad estadounidense y la respuesta de la jefe de Relaciones Públicas y Comunicaciones, Andrea Estrada, fue contundente: “No encontramos en la base de datos de la oficina de registro a ningún individuo con el nombre de Miguel Alejandro Calderón Chatet”, se puede leer en un aparte del artículo de este medio de comunicación. (Tomado de Vorágine)

Hace días se conoció una carta en la que el exgerente aclaraba sus estudios y dio a conocer su renuncia, es importante continuar comprendiendo todo el panorama del asunto y los nombramientos que continúa haciendo Daniel Quintero.

Aún así, hay muchos cuestionamientos también en las firmas contratadas por Daniel Quintero.

…la empresa que escogió al gerente de EPM tiene como socio fundador a un aliado del exgobernador Luis Pérez, Santiago Solís Arias. Además, Solís está involucrado en el caso de contratación cuestionado de Valor +, revelado por la Fundación Paz y Reconciliación (Pares) en 2019. Los vínculos de un aliado de Pérez con la firma cazatalentos generan dudas sobre su independencia, pues Pérez ha sido también aliado de Quintero.

Pero, supongamos, y apelando a la buena fe que le deben tener muchos antioqueños, pensemos que usted no tuvo nada que ver en ese proceso y que en nada influyó su cercanía con Luis Pérez, ¿al menos consultó acerca de la firma que estaba haciendo el proceso para poner en el cargo a quien sería casi que la cabeza de una de las mayores empresas de Medellín?, porque, continuando con la investigación citada anteriormente nos encontramos con que la firma Executive Connection SAS también presenta sus cuestionamientos

La firma que Quintero designó, y que trabajó gratis para elegir al gerente de EPM, no solo tiene cuestionamientos sobre los vínculos políticos de su fundador y antiguo dueño. También los tiene por haber escogido a un candidato que está en líos con sus títulos académicos. (LSV)

El nuevo designado para el cargo fue el ingeniero Jorge Andrés Carrillo, uno de los integrantes de la Junta Directiva de EPM. Pareciera que, de nuevo Quintero quiere mover sus fichas como le plazca, aún pasando por encima de lo reglamentado antes de su llegada.

«Según la norma, la persona que asuma un cargo directivo, no puede integrar una junta al momento de aceptar la designación, incluso debe haber estado por fuera del órgano colegiado mínimo un año».

Pero para Daniel Quintero las cosas funcionan diferente, quizás en su imaginario. Es decir, una vez más, sus nombramientos están plagados de cuestionamientos. Su argumento estrella sigue siendo salir a decir que todos están en su contra por no nombrar a uno u a otro que, supuestamente, beneficiaría a quienes lo contradicen. No es así. No continúe deslegitimando a quienes le piden explicaciones. Cuestionar los datos, pedir aclaraciones y pedirle que sustente los nombramientos que se hacen durante su gestión no es un ataque, es exigirle que cumpla con el deber para el cual fue escogido. 

El problema es tan complejo, que incluso uno de los gerentes que fue nombrado por usted mismo, ahora lo demanda de manera penal por injuria y calumnia. Pero allí no para el asunto, porque sobre usted también recaen señalamientos por parte del grupo empresarial. Según usted, ellos se reunieron con usted para pedirle que nombrara a cierto gerente que era conveniente para ello, pero usted es un hombre que pide pruebas, ¿dónde están?, dónde están las pruebas que demuestren que ellos pidieron un nombramiento a dedo. La declaración de este grupo es que, si bien se reunieron, lo hicieron porque usted, señor Daniel Quintero, al haberse ido un tiempo de Medellín, les pidió ayuda para saber quién podría hacerse cargo de ese puesto. 

El líder de Nutresa explicó que en dos ocasiones, durante 2019, se reunió con el actual alcalde de Medellín, Daniel Quintero, en las que discutieron sobre EPM, la importancia de cuidar la entidad y elegir a un buen gerente.

«Una reunión con sugerencias solicitadas, con la mejor intención por EPM y la ciudad, donde no se exigió nada a cambio, no se pidió la gerencia y, mucho menos, la empresa», concluyó Gallego.

¿En qué va a terminar su mandato?, ¿cómo cree que puede gobernar una ciudad entera si ni siquiera ha sido capaz de que un solo gerente le dure al menos un año?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Johana Orozco Ortiz
Estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana en Medellín. Escritora con diferentes poemas publicados en el libro de Sinergias de España y Caza de Versos, en México. Columnas publicadas en diversos medios de comunicación.