De izquierdas y derechas a políticas de la vida y la muerte

De qué sirve el comunismo si al igual que su contra parte el capitalismo se dedicara a destruir nuestro planeta.

Opina - Ambiente

2017-11-19

De izquierdas y derechas a políticas de la vida y la muerte

A principios del siglo XX nace en Colombia, de la mano de las ideas socialistas derivadas de la Revolución Rusa traídas por intelectuales, la izquierda política, que durante la revolución en marcha de López Pumarejo entra en la política con plena legitimidad, en oposición a la pequeña élite que concentraba el poder que viene a ser la derecha.

En ese entonces el contexto global y nacional, de guerras mundiales y disputas netamente políticas, les permitió a estos dos polos ideológicos enfrascarse en una lucha por el poder en la que se vieron enfrentados numerosos sistemas económicos y políticos que prometían el cielo y la tierra al votante, en ese entonces el mayor problema del mundo era decidir de una vez por todas quien iba a quedarse con toda la riqueza y con el poder político y económico, si los capitalistas o los comunistas, si la izquierda o la derecha.

Esta lucha acaparó en centro de atención de la mayor parte del siglo XX en Colombia y el mundo, por lo que ciudadanos y dirigentes políticos tenían como prioridad en sus agendas inscribirse en uno de los dos lados de esta lucha y llegar al poder para destruir la naturaleza con el fin de obtener riqueza y repartirla según sus intereses ideológicos, según el polo en el que estuvieran inscritos, reflexionando poco o nada sobre los daños causados al medio ambiente.

Ha pasado casi un siglo luego de aquello y si bien la lucha de poderes sigue, ésta no es o al menos no debería ser la principal preocupación de los ciudadanos y políticos en el día de hoy, hay un problema que nos reclama a todos tanto de izquierdas como de derechas y es el cambio climático que amenaza a todas las especies del planeta incluida su causante, la especie humana.

Como la política al igual que los tiempos debe renovarse y adecuarse a las necesidades del contexto actual, el siglo XXI, parece que la terminología de izquierdas y derechas ya no sirve a los colombianos y demás ciudadanos del mundo como marco interpretativo para describir las actividades políticas y económicas que nos convienen de cara a este problema que tiene la humanidad.

Es por esto que el líder progresista Gustavo Petro, propone para Colombia que entendamos la política desde dos polos opuestos, ya no la derecha y la izquierda, sino las políticas de la muerte y las políticas de la vida.

Pero ¿qué es una política de la muerte y que es una política de la vida? La respuesta es al parecer muy sencilla, la política de la muerte es toda aquella que atenta contra la vida del planeta y la política de la vida es la que es amigable con el ambiente y con nosotros mismos.

Por ejemplo, si revisamos con atención en el caso de las políticas latinoamericanas encontramos que en Colombia siempre ha habido gobiernos de derecha y estos desde hace veinte años aproximadamente se han dedicado a la exportación de combustibles fósiles que agravan el problema de cambio climático; ahora sin irnos muy lejos, observamos que la política económica venezolana de extrema izquierda no cesa de exportar petróleo al mundo.

Esto no parece muy atractivo de seguir para algunos, sin embargo, de qué le sirve a alguien ser de izquierdas o de derechas si estos no practican una política que apoye la vida, de qué sirve el comunismo si al igual que su contra parte el capitalismo se dedicara a destruir nuestro planeta.

Pese a las necesidades medio ambientales de carácter urgente, no por nada se dio el Acuerdo de París, Colombia parece seguir anclada en las discusiones del siglo XX y no logra salir de un letargo que no le permite ponerse al día con las necesidades de nuestro tiempo.

( 2 ) Comentarios

  1. ReplyPurussha.viryhan@gmail.com

    El comentario es muy frívolo, pues ni mucho menos el cambio climático acaba con la lucha de clases y, por ende, con la lucha encarnizada entre las plutocracias y los pueblos del planeta. De modo que el argumento de Petro a este respecto es muy falso y tergiversante. Este comentario es tan postizo y pobre, que parte de la premisa de que IZQUIERDA ES NECESARIAMENTE COMUNISMO, lo cual es el colmo de la confusión y la mala leche.

  2. esta muy mal redactado , pero básicamente el comentario es una critica a que las posturas de izquierdas y derechas independientemente de la lucha de clases no han prestado la debida atención al medio ambiente . es cierto ser de izquierda no es igual a ser comunista, el planteamiento trataba de decir que no importa el extremo en que se encuentre uno , si el medio ambiente esta mal estas perdiendo el tiempo.
    a parte de esto la proposición de gustavo petro mas aya de que la lucha de clases siga y todo eso , es muy útiil para entender el panorama actual de cara al cambio climático y reflexionar sobre las prioridades de la humanidad en general, quédate estancado en la lucha de clases y no se lograran soluciones pluralistas y constructivas a los problemas sociales. ¿que es un idealismo? si y que

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Johnatan Cabria
Estudiante de literatura , defensor del medio ambiente y apasionado por la política.