Castrochavismo olímpico 

Para vergüenza de la derecha colombiana, dos naciones latinoamericanas sometidas a la condición de parias por los poderes económicos, políticos y militares del mundo (con indigna participación del Gobierno colombiano), Cuba y Venezuela superaron a Colombia en las recientes justas olímpicas.  

- Política

2021-08-30

Castrochavismo olímpico 

Columnista:

Emilio Lagos Cortés 

 

Han terminado las olimpiadas de Tokio 2021. Para quienes ejercen el poder en Colombia, y para la derecha en general, queda una realidad incómoda: Colombia ocupó el lugar 66, sin medallas de oro, en duro contraste con la participación nacional en los juegos de Londres 2012, en donde obtuvo 1 medalla dorada, y Río de Janeiro 2016, juegos en los que se consiguieron 3 preseas de oro. Pero la decadencia del deporte olímpico colombiano no se reflejó solo en medallas, también en el número de la representación nacional. A Tokio Colombia envió 71 atletas, ante los 147 enviados a Río de Janeiro.  

Tal es el resultado de la gestión del títere de Uribe en el deporte olímpico colombiano, un desastre; resultado de la concepción de gobierno que tiene la derecha colombiana: se gobierna para el gran capital, para los amigos y socios políticos, descuidando el gasto social al considerar que cualquier dinero que se destine a sectores como educación, salud, deporte o cultura es un desperdicio. De esa manera una elite económica y política se enriquece, en tanto que la nación y los colombianos en general se empobrecen.  

Para vergüenza de la derecha colombiana, dos naciones latinoamericanas sometidas a la condición de parias por los poderes económicos, políticos y militares del mundo (con indigna participación del Gobierno colombiano), Cuba y Venezuela superaron a Colombia en las recientes justas olímpicas.  

Cuba, con menos de un cuarto de la población colombiana, una décima parte de su territorio, y sometida a un brutal bloqueo económico durante más de 60 años, se elevó hasta la posición 14, con siete medallas de oro. En Latinoamérica solo fue superado por Brasil, el gigante económico y demográfico de la región. Tal hazaña solo puede lograrse cuando se ha implementado una política estatal a favor del deporte durante décadas. Política que evidencia la importancia que se le concede en la medida en que se mantiene, y recibe los recursos económicos necesarios, a pesar de las dificultades económicas que la isla padece en razón del bloqueo estadounidense.  

Los resultados de la política de la revolución cubana hacia el deporte son claros: Cuba ganó 85 medallas de oro a lo largo de la historia de las olimpiadas, 80 de ellas desde los juegos de 1960, es decir, bajo gobierno revolucionario. En Latinoamérica, detrás de Cuba se ubican Brasil, con 37 medallas; Argentina, con 21 medallas; y México, con 13. Colombia ocupa una muy deslucida posición, con 5 medallas de oro.  

Pero el apoyo y promoción al deporte por parte del estado y gobierno cubanos es solo parte de toda una política social que tiene como prioridad a los aspectos esenciales en la existencia de los cubanos: salud, educación, cultura, alimentación, y deporte. En todos ellos los indicadores de Cuba destacan a nivel latinoamericano y mundial. Basta señalar que Cuba dispone de 8 médicos por cada mil habitantes, en tanto que Colombia dispone de 2 y Estados Unidos dispone de 3. No en vano hoy Cuba desarrolla cinco vacunas contra el coronavirus, mientras que Colombia dejó de producir vacunas hace décadas.  

Para rematar, la «dictadura chavista que oprime a Venezuela» superó de lejos el desempeño de la democrática Colombia, santuario de los derechos humanos. La delegación venezolana terminó ocupando la posición 46, con una medalla de oro. 

Sin duda, la gestión del títere de Uribe, por tanto, la gestión del uribismo, en el ámbito del deporte olímpico es un desastre. Comparado con las dos olimpiadas anteriores, bajo gobiernos santistas, se retrocedió en obtención de medallas, reflejo de la desatención gubernamental al deporte, y lo que les resulta más doloroso, el castrochavismo, Cuba y Venezuela los superó de lejos en estas olimpiadas. 

 

( 1 ) Comentario

  1. es una mirada muy miope tatar de medir un pais y un gobierno por un solo parametro tan aleatorio como es el deporte. menciona otros parametros como que cuba tiene ocho medicos en tanto Colombia 2 por cada mil, que cuba desarrolla 5 bacunas etc. pero eso es algo tendencioso, falso. no hay vacunas ni para los meedicos, no hay medicamentos para nada, acuden a yerbas, aguas tibias y santeria por falta de medicamentos adecuados. medicos deambulando por el mundo a donde los manden. ganando 50 dolares al mes, atendiendo enfermos sin medicamentos, et.
    tratas de describir paraisos donde no los hay con mentiras solo para criticar al nuestro. Mientes en todo ocultando la miseria de esos tus paraisos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Emilio Lagos Cortés
Abogado, magíster en Historia y estudio un doctorado en Historia en la Universidad Industrial de Santander, en Bucaramanga. Tengo algunas publicaciones en revistas especializadas en historia, mis áreas de investigación son la historia política y de la violencia. De cuando en cuando escribo en Las 2 orillas.