Balance televisivo del 2017: más de lo mismo, nada que ver

Los colombianos no vimos nada nuevo ni muy interesante en materia televisiva durante este 2017, más de lo mismo y sin visos de un giro contundente en el rutinario acostumbrado por los dos canales privados.

Opina - Medios

2017-12-17

Balance televisivo del 2017: más de lo mismo, nada que ver

Finaliza el 2017 y en materia televisiva la pantalla chica colombiana atravesó uno de sus peores años en cuanto a las propuestas ofertadas a la impredecible, infiel y quejosa teleaudiencia nacional, la cual paradójicamente hoy en día parece conformarse con cualquier contenido que medianamente la entretenga, así sea de muy baja calidad.

Los llamados zares de la televisión latina siguen en su postura del facilismo, no arriesgan un ápice y se limitan a la estrategia de los llamados refritos de viejos éxitos, a producir temporada tras temporada de realities controvertidos, pero que logran alcanzar índices de audiencia aceptables y también se han engolosinado en producir como pan caliente, cuestionables bionovelas a cuanto personaje medianamente famoso se les ocurre.

Después de la horda de narco series exitosas y recalcitrantes, siempre en el ojo del huracán al cuestionárseles la exaltación de antivalores y convertir en héroes a controvertidos personajes de la realidad nacional e internacional y también de la ficción; televisoras como Telemundo en los EEUU, las tienen como su gran baluarte de exportación, gozando estas de gran popularidad y alto rating en todos los países donde se emiten, pese a su tinte violento en el que prima el sexo y patrones de conducta criminales, que se avalan ante los ojos de una buena porción de telespectadores fascinados por este mundo de bandoleros inescrupulosos que se bañan en oro y dan ímpetu  a sus bajas pasiones.

Remitiéndonos a los canales privados colombianos, ambos pasaron de agache durante el 2017, con dos o tres aciertos que fueron los oasis en medio de tanta basura televisiva.

En lo que refiere a Canal Caracol, sin lugar a dudas fue “La Nocturna”, la producción reivindicatoria que rescató la esencia de esas telenovelas a las que estábamos acostumbrados y dejó un buen sabor de boca a quienes la seguimos de principio a fin. Un acierto de la libretista Ana María Parra de la mano de su colega Diego Ezequiel Vivanco y se espera que, con la segunda temporada, no se borre con el codo, lo que hicieron con la mano.

En el Canal RCN tras una estela de desaciertos, lograron sobreaguar por un rato con la telenovela “La ley del corazón”, una propuesta interesante, contemporánea, con asertivas actuaciones y una impecable dirección, que hoy la tiene en pantalla en varios países y se están preparando versiones locales en México y Chile.

Han sido constantes las quejas de los televidentes frente a la “costeñización” del Canal Caracol durante este 2017, la mayoría de sus producciones estuvieron netamente enfocadas a la región Caribe, donde se encuentra la mayoría de sus adeptos, generando la consecuente saturación y malestar.

Mucho se ha debatido sobre el preocupante bajón de popularidad del canal RCN entre los colombianos, expertos en el tema y gente del común lo atribuyen a su abierta postura política, la cual resulta chocante en medio de la polarización existente, propiciando que producciones decorosas pasen sin pena ni gloria, ignoradas por completo y que propuestas de regular calidad de su competencia se erijan como las favoritas.

Podría a mi juicio crítico destacar producciones como “Francisco el matemático”, la cual cumplió con su propósito pedagógico y de responsabilidad social, pese a que en materia de rating la respuesta fue muy baja, es factible que el canal RCN le de luz verde a una segunda temporada para el 2018.

El reality “El Desafío” sigue siendo uno de los programas favoritos de los colombianos, la salida de Margarita Rosa De Francisco como su icónica presentadora no afectó la audiencia del mismo, gracias a que Catalina Aristizábal logró pasar con decoro la prueba e imponer su propio estilo.

En canal RCN contra todo pronóstico le apostaron de nuevo al reality “Protagonistas de Nuestra Tele”, de repente esperaban que la respuesta del público amante a este tipo de formatos fuese contundente. Pero dicha temporada, pese a incluir contenido controversial, algunas subrepticias escenas de cama bajo las sábanas, una chica transexual infidente y hasta una pareja de exesposos sacándose los cueros al sol, el rating no logro superar los 5 puntos y las quejas remitidas a la Defensoría del Televidente obligaron a correr su horario de emisión.

Dentro de los llamados fracasos y fiascos emitidos durante el 2017 se cuentan la serie “El comandante”, “Pambelé”, “Polvo carnavalero”, sin pena ni gloria pasaron “Hermanos y hermanas”, “La luz de mis ojos” y “La Cacica”.

Para destacar con honores la producción regional de Telecaribe “La niña Emilia”, estelarizada por la actriz cartagenera Aida Bossa, quien se fajo una de sus mejores actuaciones, se notó el gran compromiso profesional adquirido en la caracterización de este emblemático y popular personaje.

No se puede dejar de felicitar a la ex Miss Universo y ahora presentadora Paulina Vega Dieppa, quien tras esta segunda temporada del reality de talento vocal “A otro nivel” producido por el Canal Caracol, ha logrado posicionarse con su carisma y estilo fresco, sin pretensiones ni divismos, en este cambio generacional que se hacía necesario.

En resumidas cuentas, los colombianos no vimos nada nuevo ni muy interesante en materia televisiva durante este 2017 que agoniza, más de lo mismo y sin visos de un giro contundente en el rutinario acostumbrado por los dos canales privados.

Para rematar, el nuevo canal Uno, al que se esperaba como una oportuna alternativa, se quedó en pañales y solo destaca allí su parte informativa, solo esperamos que este consorcio se ponga las pilas en el 2018 y nos ofrezcan producciones decorosas y que sean una verdadera alternativa en materia de entretenimiento.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Javier Hernando Santamaría
Columnista, critico de TV, argumentista y bloguero de Farándula y Critica TV Un vistazo desenfadado, pero serio al acontecer de la TV latina, como también de la realidad nacional desde la perspectiva de un simple mortal que anhela una mejor Colombia Desde 1998 junto al director Julio Luzardo coordinamos el portal magazine Enrodaje.net y Cine Colombiano Colaborador en varios portales web.