Mateo Quintero

Soy ensayista y escritor.

El fin de Uribe, el siempre impasible e indolente (I)