Aún sin pisar cárcel, Enilece López ‘La Gata’, va a casa por cárcel

Después haber estado cuatro años en una clínica, la polémica empresaria del chance logró que un juez de Barranquilla le concediera casa por cárcel. ‘La Gata’, con nexos probados con el paramilitarismo, tiene una sentencia en firme de 37 años de cárcel por homicidio y no ha pisado una cárcel.

Infórmate - Judicial

2018-01-02

Aún sin pisar cárcel, Enilece López ‘La Gata’, va a casa por cárcel

Luego de que el juez sexto de Barranquilla decidiera que Enilce del Rosario López será trasladada a su casa bajo estrictas medidas de seguridad, el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses informó que jamás han conceptuado  que la mujer deba estar en su casa y que en todos sus reportes a la justicia determinan que la condenada debe permanecer en reclusión hospitalaria.

Según fuentes de Medicina Legal, siempre que han valorado a la mujer esta se encuentra en estado crítico, lo cual respalda el abogado de ‘La Gata’, Diego Muñetón, quien asegura que se ha empeorado su estado de salud durante su estadía en el centro médico. 

El abogado declaró: “Solicitamos la sustitución del sitio de reclusión, teniendo en cuenta que en el transcurso del tiempo se ha demostrado que el tratamiento médico del que ha sido objeto Enilse del Rosario, ha sido un fracaso”. Además, mencionó las más de 20 patologías “confirmadas por Medicina Legal”, que sufre López.

Por su parte, el gerente del Hospital Cari, Ramón Quintero, aseguró en su momento que la acusada presenta un alto grado de desnutrición producida por una anorexia desde el año 2014; «recibe alimentos vía venosa y sufre de una depresión que complicaría su estado de salud. Tiene un peso aproximado de 23 kilos, no posee masa muscular y tampoco tejida adiposa», situación que no le permite permanecer de pie.

Por otro lado, el Inpec informó que no ha sido notificado de la decisión y que están a la espera de una validación que certifique que Enilce López no tiene otros requerimientos judiciales.

‘La Gata’, condenada a 37 años de prisión, ha pagado 11 sin estar recluida en ninguna cárcel, por su responsabilidad en el crimen del vigilante Amaury Fabián Ochoa Torres. Por este homicidio, ocurrido en el 2000, el Tribunal de Bogotá constató sus nexos con los ejércitos privados del paramilitarismo.

Esta no es la primera vez que ‘la Gata’ que termina en un centro médico. En 2006 fue capturada por primera vez, junto a su hermano Arquímedes, por el delito de lavado de activos. Esa vez pagó unos meses en la cárcel El Buen Pastor y terminó en una clínica en Barranquilla por problemas de salud.

En 2011, un juez de Bogotá la condenó a nueve años de prisión por sus nexos con el paramilitarismo, gracias a las declaraciones de Luis Fernando Caro Solano, alias Magencio, quien dijo que La Gata le había dado una fotografía del celador Ochoa Torres con la orden de asesinarlo por ser, supuestamente, miliciano de las Farc. En ese momento se determinó que debía pagar la pena en una reclusión hospitalaria en Barranquilla.

( 1 ) Comentario

  1. CON CEJAS SACADAS Y PINTADAS, PELO TEÑIDO, CADENA DE ORO, GAFAS PUESTAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

laorejaroja
Nuestra razón de ser como medio de comunicación es permitir que los ciudadanos compartan sus opiniones, críticas, ideas y denuncias en torno a temas comunes y de gran interés, que son invisibilizados o disfrazados en beneficio de los poderes ajenos a la búsqueda del bien común. No vemos el periodismo como el cuarto poder, sino como un medio de empoderamiento de la opinión pública. Porque el periodismo maneja un bien de todos, la información; por lo tanto, es un servicio público y, como tal, se debe a su único jefe: la sociedad, quien finalmente es la llamada a exigir y poner en agenda los temas que afectan su realidad.