Ahí vienen los vándalos

Están asustados todos estos resentidos. Ahora, yo sé por qué están asustados estos resentidos, porque ahora es el pueblo el que los va a moler a garrote, millones de colombianos, sí, te estoy hablando de millones de colombianos que van a defender sus derechos negados por siglos.

Opina - Ambiente

2021-06-19

Ahí vienen los vándalos

Columnista:

Mario José Bonilla

 

Esta ocasión voy a escribir sobre toda esa infamia de confusionismo que viene rodando por parte del Centro Democrático y que ha sido regada por las redes sociales, la televisión, la radio y la prensa. Sí, todas esas mentiras, calumnias de los expertos del confusionismo, odio y engaño. Esos escandalizadores, esos mismos parásitos que no hacen nada por el pueblo. Sí, de esos que tienen sumergida y condenada a Colombia a la desgracia de la desigualdad social. Como no tienen nada que mostrar lo único que les queda es engañar, generar miedo y odio.

Sí, de esos mismos que te dicen silenciosamente al oído: ojo mira, se nos vinieron esos vándalos, de esos mismos que tienen inmersa a la población en una ignorancia absoluta y en una guerra infinita por todas las injusticias sociales. Y bueno, ¿quiénes son todos esos vándalos? Yo, sí sé ¿Quiénes son esos vándalos?, son los hijos de la guerra, los que les robaron su futuro, sus sueños, esos muchachos desempleados, muchachos sin  oportunidades de tener acceso a la universidad. A estos campeones de la infamias resentidos lo único que les queda es generar miedo, vienen creando un peligro que no existe, esos mismos que te dicen por Twitter que la culebrita chavista del socialismo del siglo XXI va llevar a Colombia a la Venezuela de hambre y a la expropiación, sí, pelele, de esos mismos que son los responsables de las muertes de niños por desnutrición en La Guajira, Chocó, Amazonas y en todo el país. Sí, te estoy hablando de esos mismos creadores de la guerra, esos mismos de los falsos positivos, de las fosas comunes, sí, de esos mismos que han desplazado a colombianos para apropiarse de sus tierras y así crear sus latifundios, de esos mismos depredadores del medio ambiente, que nos quieren colocar en nuestros comedores un vaso de petróleo y un pedazo de tierra infértil, de los mismos que han asesinado el sistema de salud, que te ponen a rodar en una ambulancia por toda la ciudad. Son los mismos que le roban su futuro de una vejez con dignidad, pelele, son los mismos los que han molido al pueblo a garrote por siglos.

Esos mismos que te dicen en la calle, pelele; ojo, que eso es puro vandalismo, eso es imposible tener una educación gratuita, el país va quedar en la ruina, ¡qué tal eso! Para mantener vagos vandálicos terroristas. Es lógico que a ellos no les conviene tener un pueblo con conocimiento; sería más difícil manipularlo. Claro, solo quieren eclipsar la esperanza y la felicidad de todo un pueblo, ellos lo único que han hecho es oprimirlo y molerlo de hambre. Lo que quieren decir a todos con todo este caudal de mentiras es un atractivo envenenamiento.

Están asustados todos estos resentidos. Ahora, yo sé por qué están asustados estos resentidos, porque ahora es el pueblo el que los va a moler a garrote, millones de colombianos, sí, te estoy hablando de millones de colombianos que van a defender sus derechos negados por siglos, millones de colombianos que están encendiendo la fogata de la dignidad, la fogata de la felicidad, la fogata de una justicia social, van a defender el derecho de vivir en paz. Y esto es lo que va suceder con este despertar, este será el anhelo de hoy y el de mañana. La pesadilla de garrote va pasar, y por eso no hagas caso a los expertos del miedo, aquellos que inventan rumores que te dicen: ahí vienen los vándalos, los vagos que todo lo quieren gratis, y que van llevar a Colombia a la Venezuela de hambre y a la expropiación. Pelele, le pregunto ¿por qué estos resentidos, no hablan del Ecuador de Correa, Bolivia y de Uruguay? ¿Por qué?

No seas tonto, no creas en esos versados del confusionismo, la infamia y del chisme. ¿Qué prefieres?, ¿la infamia de los resentidos?, sí, la infamia de los resentidos, lo único que buscan es oscurecer la esperanza de esa Colombia joven, inventando un tormento de aflicciones que no existen.

Sí, ahí vienen los vándalos, es la pesadilla de los asesinos del pueblo, el único derecho que garantizan, es morirse de hambre.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mario José Bonilla
Poeta, escritor formiciario taciturno.