8.400 personas damnificadas por el invierno en Vigía del Fuerte (Ant.) [Video]

El 90% del municipio de Vigía del Fuerte se encuentra inundado y siguen creciendo las familias damnificadas que deja hasta el momento la fuerte ola invernal que ha ocasionado el desbordamiento de los ríos Atrato, Archía y Murrí.

Infórmate - Informativo

2017-12-12

8.400 personas damnificadas por el invierno en Vigía del Fuerte (Ant.) [Video]

Las fuertes lluvias que se registran desde hace ya varios días tienen a la comunidad transportándose en lanchas y canoas improvisadas y están afectando las actividades económicas de las que dependen los habitantes que enfrentan la pérdida de cultivos y enseres.

El capitán René Bolívar, integrante del Depard, explicó “Es una comunidad que depende del plátano de la madera, la población indígena depende también de ella y no hay forma de realizar estas actividades”.

El comando de Policía, el hospital y el colegio se encuentran inundados en su totalidad, por lo que el refugio de los afectados también ha sido un problema. Ya se decretó la calamidad pública en la zona.

“Es urgente que el gobierno nacional y departamental intervenga con recursos para atender las necesidades básicas que estas familias están padeciendo. Ya nuestro municipio aportó lo que tenía, pero ya nos quedamos sin recursos y es necesario que nos ayuden, sino las consecuencias pueden ser peores”, manifestó un habitante de la zona.

Yoiner Palomeque, desde Vigía del Fuerte, narra la situación que está viviendo la comunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

laorejaroja
Nuestra razón de ser como medio de comunicación es permitir que los ciudadanos compartan sus opiniones, críticas, ideas y denuncias en torno a temas comunes y de gran interés, que son invisibilizados o disfrazados en beneficio de los poderes ajenos a la búsqueda del bien común. No vemos el periodismo como el cuarto poder, sino como un medio de empoderamiento de la opinión pública. Porque el periodismo maneja un bien de todos, la información; por lo tanto, es un servicio público y, como tal, se debe a su único jefe: la sociedad, quien finalmente es la llamada a exigir y poner en agenda los temas que afectan su realidad.