14 días, el fin de la televisión

Un sinnúmero de organizaciones sociales, corporativas, independientes no se han visto afectadas por la pandemia ¿La industria de la televisión sobrevivirá a este cataclismo mediático? 

Opina - Medios

2020-04-02

14 días, el fin de la televisión

Columnista:

Marwin Hernando Tavera Vera

 

Definir a la sociedad en este momento, en cuanto al lugar que ha tomado importancia gracias a la pandemia, se podría decir que se ha reducido a un espacio donde reina el aislamiento y gracias al cual nos hace depender, en todo sentido, de las redes sociales, el universo virtual al que aún no estamos preparados, y de los medios como ventanas al mundo que nos permiten convertir una pantalla en el barrio, en la ciudad, en el país, en este planeta globalizado y, sin otra opción, que usar esa caricatura que el cosmos de los medios nos ofrece como referencia, información o entretenimiento.

Diana Uribe en su último podcast dice “La libertad de la mente y la libertad de la fantasía, es lo único que no nos pueden confinar” y es desde este punto donde la industria de la televisión tiene ventaja, al igual que todas las industrias audiovisuales ¿Pero por qué decir esto?, bien, el hecho de que solo se estén transmitiendo contenidos ya grabados y, en muchos otros casos, como por ejemplo el del Canal RCN, que sufre de una pandemia interna de intelecto y escritura de nuevos productos, la ha obligado, desde antes del coronavirus, a retransmitir productos que fueron éxito en la televisión nacional hace algunos años. Sin embargo, como afirma la historiadora y escritora, el confinamiento no aplica para el arte de imaginar, de crear, de generar nuevos productos, nuevos universos ideales arquetípicos que permitan, obviamente a futuro, poder tener una explosión de contenidos audiovisuales que serán hijos, por llamarlos de alguna manera, de esta guerra entre la naturaleza y el hombre, de la cual esperamos salir bien librados.

Sigmund Freud, en sus Obras completas, habla de la importancia y las características del “yo”, en las cuales afirma que la tarea consciente del mismo es la autoconservación y que esta virtud que todos tenemos se percata de los estímulos del mundo exterior. Aprendemos a modificarlos y los adecuamos a nuestra propia convivencia, conquistando, dice el autor “el dominio sobre las exigencias de los instintos”, con lo cual visualizamos oportunidades y aclaramos las dudas sobre las circunstancias por las cuales estemos pasando, haciendo más favorable el mundo exterior, o bien, suprimiéndolo. Lo anterior se puede tomar como referencia para explicar por qué el proceso creativo puede llegar a ser estimulado por una cuarentena.

El virus se demora 14 días en hacer su efecto mortal, 14 días que se pueden convertir en meses de convivencia con el “yo” y, para los cuales, si combinamos a Freud con Diana Uribe, podríamos tener como resultado una metástasis de la ficción en la Revolución Campbelliana, donde renacerán toda esa clase de brumas, seres extraños, terrores e imágenes engañosas que, como dice Joseph Campbell en su libro El héroe de las mil caras, “son diabólicamente fascinantes, porque llevan las llaves que abren el reino entero de la aventura deseada y temida del descubrimiento del yo”, del héroe que puede ser un escritor confinado con la tarea intrínseca de ayudar a renacer el fénix de la industria televisiva luego y, como resultado, de la pandemia del coronavirus.

 

( 2 ) Comentarios

  1. Sí, es posible una reinvención artística del medio; sin embargo, la necesidad de estar informados ante la pandemia ha dado protagonismo a los noticieros, y por ende, al paralelo crítico de las audiencias entre noticieros de tv y el periodismo independiente en internet. Como dices, es tiempo de reinvenciones, reflexiones y creatividad, ojalá rompan se rompan los esquemas y en vez de la sección hueca de entretenimiento en cada noticiero, tengamos una sobre ciencia y avances tecnológicos. Gracias por la opinión Marwin.

  2. Este ha sido el tiempo de reinventarnos, de manera personal, espiritual, emocional, laboral, industrial, comercial… y la televisión no podía ser la excepción……
    Todavía nos queda tiempo para que la creatividad resplandezca en todas las áreas, esferas, estratos….
    Un día a la vez….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Marwin Tavera Vera
Coleccionista de sonrisas | Realizador audiovisual | Estudiante de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Pontificia Bolivariana, Seccional Bucaramanga