Un Paro desenfocado

Mucha fiesta, mucho canto, falta de carácter y objetivos dispersos. Es muy difícil hacerle exigencias a un desgobierno de oídos sordos, con cantos y arengas que invitan más a la fiesta que a exigir soluciones reales en un país desigual.

Opina - Política

2019-12-09

Un Paro desenfocado

Autor: Muldder Criollo

 

No sé si es impresión mía, posiblemente me equivoque con esta opinión, pero con lo visto en las recientes marchas en la capital colombiana siento que entramos en un paro desenfocado, que perdió importancia.

Sé que la naturaleza del colombiano es mostrar su mejor cara en los momentos difíciles. Tengo claro que nuestra naturaleza fiestera, sale a relucir en los momentos menos esperados.

Pero considero imprudente y hasta peligroso que el Paro Nacional se convierta en una celebración, y pierda el rumbo que se plasmó desde un principio: darle un mensaje de inconformismo al peor Gobierno de la historia.

No pretendo deslegitimar la protesta, ni mucho menos incitar a la violencia durante las mismas, pero pregunto: ¿no se supone que estamos emberracados?, ¿no se supone que estamos exigiendo cambios?

Salir a bailar y a cantar, hacer coreografías y malabares no está surtiendo el efecto deseado, no le está dando el sentido a la protesta real, al objetivo real. Se perdió el norte, Duque se dio cuenta de ello, y lo está aprovechando muy bien.

Con la Ley Andrés Felipe Arias y la nueva reforma tributaria, nos manda un mensaje directo: no le importa lo que la gente está pidiendo en las calles. Eso significa una sola cosa y es que salir a marchar, caminar y compartir con los amigos, no denota un compromiso por exigir cambios definitivos.

De seguir así, terminará el año y las exigencias de millones de colombianos, no serán escuchadas y, como tal, no habrá solución.

Insisto, no estoy haciendo un llamado a protestar de manera violenta, dañando y rompiendo todo lo que esté en el camino.  Simplemente pretendo hacer un llamado a no perder el norte, no desdibujar esta lucha justa y necesaria.

Los políticos no son bobos y no pierden tiempo, ellos saben qué está en juego y aprovecharán cualquier oportunidad para terminar de clavarnos. Y eso es precisamente lo que están haciendo.

El Paro está desenfocado, perdiendo fuerza, no estamos dando la talla y, aún peor, le da tiempo a Duque. Mientras la gente sale a marchar y caminar por las ciudades, el Congreso sigue funcionando. Las supuestas negociaciones no están surtiendo efecto, son usadas por Duque para subirse el ego con los teóricos logros de su presunto Gobierno.

No quiero ser ave de mal agüero, pero creo que vamos a terminar peor de lo que veníamos. Eso de los 3 días sin IVA es una burla por parte del Gobierno y prácticamente ya está a punto de aprobarse.

Las exenciones tributarias a los más ricos, mientras clavan de impuestos a la clase media, no trae buenos augurios para los años que vienen

¿Y todo esto cuándo ocurrió? La respuesta todos la saben.

 

 

Foto cortesía de: La Silla Vacía

 

 

( 1 ) Comentario

  1. Los orgsnuzadores del oaro estan divididos, quieren protagonismo,las peleas internas no sirven, entones hay que buscar apoyo en los progestantes,personas que de verdad esten comprometidos y si toca cerrar el congreso, asambleas concejos, hay que gscerlo, no dejar funcionar estis orgsnusmos, ministerios, etc, con berraquera sin violencia, pero sindicslustas que sabemos van por lo suyo, no aguanta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Muldder Criollo