Un barrio exclusivo para los venezolanos: la propuesta xenófoba de un concejal

Los venezolanos están saliendo de la miseria que vive hoy su país para venirse a la miseria que hoy vive Colombia.

Opina - Política

2020-03-05

Un barrio exclusivo para los venezolanos: la propuesta xenófoba de un concejal

Columnista:

Ían Schnaida

 

La llegada de los venezolanos a Colombia ha significado diversas problemáticas sociales y económicas, sobre todo para las personas de estratos más bajos, quienes han tenido que competir por sus fuentes de ingresos, ante la aparición de trabajadores en condiciones perfectas para la explotación laboral y salarial. 

La crisis del vecino país, aupada también por posiciones como las del Gobierno de Colombia que ha preferido cortar relaciones comerciales, ocasionando desabastecimiento y una inminente migración, ha generado también un fenómeno de invasión de terrenos para la creación de cambuches improvisados, como los más de 300 que se encontraban a los alrededores de la Terminal de Transportes de Cali y que fueron levantados por la administración municipal, ocasionando que algunos migrantes siguieran su tránsito al sur del país, otros fueran remitidos a albergues temporales y, unos más, siguieran pernoctando en diferentes barrios de la ciudad.

Ante este panorama, el concejal Roberto Ortiz propuso crear un barrio exclusivo para atender la crisis venezolana:

“La mayoría de venezolanos tienen familia en Cali o gente que los ha acogido, solo hay una pequeña minoría que todavía anda deambulando en las calles”, aseguró a través de Blu Radio. Y añadió: “¿por qué no pensar en un gran terreno para que ellos puedan tener un barrio? Yo creo que si el alcalde sale a hacer una gran jornada para pedir ayuda los caleños contribuirán”.

La populista propuesta, más que ayudar, le recuerda a uno los escenarios de segregación racial que pretende hacer Trump con los mexicanos, a través de un muro, o peor, la que sufrieron Sudáfrica y Namibia​ en vigor hasta 1992 o, incluso, el fascismo de la Alemania nazi, el cual dejó tantas víctimas que no se pueden calcular con exactitud, no obstante, algunos expertos hablan de 6 millones de muertos tras el Holocausto. Nunca va a ser sano dividir a las personas por colores, razas u orígenes, pues esto de entrada marca una diferenciación que, dado el nivel de xenofobia que estamos viviendo y que dejó 418 venezolanos asesinados solo en el año pasado, terminaría por empeorar la situación. 

Los venezolanos han sido explotados con fines electorales desde que empezó la crisis en el vecino país. No solo han sido instrumentalizados como un factor de terror entre la población, «que no quiere convertirse en ellos», sino que, además, han sido dejados a su suerte en medio del macabro juego que vive el mundo por el poder y control del petróleo y los combustibles fósiles. 

Claro que es importante ayudar y atender la crisis y, hacia esto deben ir enfocados los esfuerzos, no a segregar ni a poner a las mujeres a parir de a 6 niños, como dijo Maduro. Lo primero es buscar que pare y se reverse el fenómeno migracional, restableciendo relaciones económicas entre ambos países, que han sido socios estratégicos por décadas, y cuyo distanciamiento nos ha significado dejar de percibir varios miles de millones de dólares de Venezuela. Pues si bien se han diversificado las relaciones ante la obstrucción de estas relaciones, el crecimiento económico del país hoy podría ser mucho mayor. Algo que, sin duda, todos queremos. 

Ortiz, más conocido como ‘El Chontico’, es un empresario del chance que tiene una curul en el Concejo tras obtener, por segunda vez consecutiva, la segunda votación más alta a la Alcaldía de Cali. En su camino de ser un humilde chancero,  a ser indispensable para que el gran negocio del chance no se fuera de la ciudad, la participación de integrantes del Centro Democrático ha sido vital, como la del hoy embajador de Colombia ante Costa Rica, Angelino Garzón. 

De Ortiz hay que decir que casi siempre está en campaña. De hecho, cuando perdió la Alcaldía ante Armitage, su sede jamás cerró. Quizá el hoy concejal esté pensando en la crisis o, tal vez, está pensando en las futuras elecciones, el hecho es que no deja de generar malestar la propuesta segregacional, que tampoco sería solución a la problemática presentada.

Los venezolanos están saliendo de la miseria que vive hoy su país, para venirse a la miseria que hoy vive Colombia, en la que el panorama que les ofrecen tiene: salarios más bajos, estafas, xenofobia, indigencia, robos, narcotráfico y prostitución. No es justo que los ciudadanos inocentes sigan sufriendo las consecuencias del odio y la mezquindad política de algunos clanes políticos que insisten en aferrarse al poder. 

Hoy más que nunca necesitamos abrazarnos como hermanos y buscar salidas dialogadas, pacíficas y renovadoras para la crisis que atraviesan, cada uno a su manera, dos países que nacieron siendo uno. 

 

Fotografía: cortesía de Publimetro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ían Schnaida
Periodista de la UdeA / Fundador y Director de La Oreja Roja / Estratega de Redes Sociales y Asesor de Posicionamiento Digital.