País sin futuro

En Colombia, las horribles noches no cesan. Según el Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (Indepaz), en lo que va del año, ya suman 74 masacres en el territorio nacional.

Opina - Conflicto

2020-11-22

País sin futuro


Columnista:

Daniel Alexander Montoya Castrillón 

 

Esta patria que no escogí por mi voluntad, sino que me la dieron hecha como usted la ha visto que es, como ha sido desde siempre, con este sentimiento de irrealidad, con este olor a mierda, con esta gente sin historia que no cree en nada más que en la vida, esta es la patria que me impusieron sin preguntarme.

—Gabriel García Márquez.

 

En Colombia, las horribles noches no cesan. Según el Instituto de estudios para el desarrollo y la paz (Indepaz), en lo que va del año, ya suman 74 masacres en el territorio nacional.

Todavía más grave es, que dentro de los masacrados se encuentren  niños, adolescentes y jóvenes, es decir, la «esperanza del país». Y ser joven, eso que debería ser una virtud en una democracia, día tras día en nuestro país se está transfigurando en una debilidad.

Sobre las 11:00 p. m., del pasado 15 de agosto, en el municipio de Samaniego, Nariño, jóvenes que departían en una casa, y que en su gran mayoría eran estudiantes universitarios, al menos ocho de ellos fueron asesinados.

Las víctimas, eran jóvenes entre los 17 y 26 años. Óscar Andrés Obando (17 años), Daniel Vargas (22 años), Laura Michel Melo (19 años), Campo Elías Benavides (19 años), Bayron Patiño (23 años), Rubén Darío Ibarra (24 años), Jhon Sebastián Quintero (24 años) y Brayan Alexis Cuarán (25 años).

Sobre los hechos, el gobernador del departamento de Nariño, Jhon Alexander Rojas, disertó, «Presencia de grupos armados en Nariño viola el Derecho Internacional Humanitario (DIH), sume en el terror a comunidad. No al derramamiento de sangre en Nariño».

Dos semanas antes, en ese mismo departamento, en el corregimiento de Santa Lucía, municipio de Leiva, dos estudiantes fueron asesinados. Según Martha Peralta, presidenta del movimiento político MAIS, “Cristián Caicedo y Maicol Ibarra, de 12 y 17 años, fueron a dejar su tarea al colegio y los paramilitares los asesinaron en límites entre Cauca y Nariño”.

Paralelamente, en la noche del 11 de agosto, sobre las 8:50 p. m., cinco cadáveres se hallaban sin vida en un cañaduzal en Llano verde, Cali. Las edades de las victimas oscilaban entre los 14 y 18 años.

La deplorable noticia la dio a conocer el alcalde de ese municipio:

“Es muy doloroso asumir estos momentos en nuestra Cali, 5 jóvenes asesinados entre los 14 y 18 años, eran amigos, del barrio Llano verde, sus familiares nos refieren que salieron desde temprano. Encontrados a las 8:50 p.m.”.

Por esto, el alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, aseguró: «Es un hecho que demanda una atención integral por todo el Estado».

Y a pesar de que una masacre es entendida como el homicidio intencional y simultáneo de tres o más personas, protegidas por el Derecho internacional humanitario y en estado de indefensión; en iguales circunstancias de modo, tiempo y lugar, de acuerdo con Indepaz, pues las cifras de homicidios son todavía más desgarradoras.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Medicina Legal, entre los meses de enero a octubre, los homicidios entre las edades comprendidas de 0 a 5 años, fueron de 44 homicidios, de 6 a 11 años, se presentaron 14 homicidios, de 12 a 17 años, hubo 403 homicidios, y de los 18 a 28 años, sucedieron 3.475 homicidios.

En esas calamitosas cifras reposa la joven Michel Andreina Gómez Calvete, quien fue doce veces puñalada y posteriormente degollada, en una finca con cercanías al municipio de Caucasia, en el Bajo Cauca antioqueño. Michel, «era hija de Sandra Calvete y hermana de Carlos Gómez, excombatientes que se encuentran en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación -ETCR- de Carrizal» le aseguraron a Colombia Informa.

Pues bien, de acuerdo con ese medio, «En menos de 10 días en Colombia: – 2 niños asesinados en Nariño. – 5 niños asesinados en Cali. – y 8 jóvenes asesinados en Samaniego, Nariño».

Tal vez por eso, un país que asesina y masacra a sus niños, adolescentes y jóvenes es, desde luego, un país sin futuro.

 

Fuentes:

http://www.indepaz.org.co/informe-de-masacres-en-colombia-durante-el-2020/

https://www.elespectador.com/noticias/nacional/masacre-en-narino-ocho-personas-asesinadas/

https://www.elespectador.com/noticias/nacional/masacre-en-cali-cuatro-victimas-murieron-por-tiros-de-gracia-y-otra-habria-sido-degollada/

http://www.colombiainforma.info/asesinatos-contra-jovenes-que-esta-pasando-en-colombia/

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Daniel Alexander Montoya Castrillón
Manizales, Caldas. Estudiante de Sociología de la Universidad de Caldas. Intento escribir desde una postura critica contra los más poderosos, y también quienes ostentan el poder.