Nos vendieron un ‘lobo’ disfrazado de ‘Caperucita’

La mayoría de paisas celebramos su victoria, parecía que todos habíamos ganado, ahora tendríamos a un líder que iba a luchar por todos nuestros derechos, y hasta nos sentíamos orgullosos de las decisiones que estábamos comenzando a tomar.

Opina - Política

2020-06-20

Nos vendieron un ‘lobo’ disfrazado de ‘Caperucita’

Columnista:

Lady Orozco

 

‘Caperucita Roja’ se convirtió en nuestro mayor ‘lobo’, ¿pero cómo es posible?, le llaman política en campaña y luego de la victoria. Es posible cuando se escudan en una política diferente, pero por detrás hacen lo mismo que los de siempre. 

“El miedo fue vencido por la esperanza. Derrotamos a las maquinarias políticas, y es tiempo de una nueva etapa para Medellín”: Daniel Quintero.

La mayoría de los medellinenses estábamos viendo en Daniel una bandera de política alternativa, de esa que queríamos tener en las manos hace mucho tiempo, alguien que luchara por el pueblo y no para las grandes maquinarias del Estado colombiano. ¡Y logró venderse como esa persona!

Antes de subirse al tan anhelado trono se mostró como un candidato que iba a trabajar por y para la gente, eso estaba inmerso en su plan de Gobierno y en las reacciones que tenía acerca de la fuerza ejercida por el Estado. Se vendía como un estudiante humilde, y pedía que no se acorralara a la ciudanía con el ESMAD.

¿Qué más podíamos pedir? Teníamos como candidato a un joven humilde que se había esforzado para pagar sus estudios, alguien que sabía luchársela como buen paisa.

Pero ahora no sé si el alcalde sufre de Alzheimer, porque una vez que subió al poder, no perdió tiempo y envió al ESMAD a las protestas que se originaron en la UdeA, sí, a esa alma mater que tanto defendía durante su campaña.

No sé si Daniel sufre de dicha enfermedad, pero actualmente se escuda en que los ciudadanos tenemos una persecución contra él, sí, es el mismo argumento que usa el innombrable una y otra vez. Es decir, la ciudadanía los “persigue” por buenas personas y por su buen manejo en el cargo.

Antes de llegar a la Alcaldía, aseguraba que todos debíamos luchar en las calles por nuestros derechos, pero ahora usa la pandemia en la que vivimos para justificar su actuar, llamándolo “Medellín Me Cuida”.

Medellín no nos está cuidando de tragedias como atropellos. Muchas personas salieron a marchar en contra del racismo, pero sobre todo, en contra del hambre que están aguantando por las medidas decretadas. Salen a marchar porque ¡no hay garantías!, pero aún así, salieron atropellados.

Señor Daniel, hubo detenciones arbitrarias y heridos, ¿esa es la Medellín que prometió durante su campaña hecha solo con mentiras? Usted no se recorrió las calles para hacer una campaña limpia, lo hizo para seguir usando el disfraz de alguien que se montaría para ejercer la misma política de la que ya estamos cansados.

Al menos los demás se montan siendo lo que han sido desde el principio, usted lo hizo lleno de mentiras y jugando con los sentimientos de una población que le apostaba al cambio.

La mayoría de sus votantes fueron jóvenes, esos mismos a los que usted defendió contra la agresión del Estado, esos mismos por los que usted alzó la voz cuando mataron a Dilan Cruz, ¿eso se quedó en la campaña?, ¿se le cayó el atuendo?

Parece, señor alcalde, que una vez usted estuvo arriba, le comenzaron a susurrar otras cosas, ¿será que el poder sí puede cambiar a las personas?, ¿o es que sus propuestas nunca fueron sinceras?

Tengo millones de dudas en este momento, pero también quedo con muchas certezas, una de ellas es que usted no es nada de lo que prometió antes de subirse y, que ahora, no es más que un político común, uno de los de siempre, de esos que prometen maravillas y ser independientes, pero una vez están en el podio se les olvida quién les tendió la escalera: el pueblo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lady Orozco
Estudiante de Comunicación Social y Periodismo de la Pontificia Bolivariana en Medellín. Escritora con diferentes poemas publicados en el libro de Sinergias de España. Columnas publicadas en diversos medios de comunicación.