“No estamos en contra del Centro Democrático ni de las FARC, sino en contra de la mentira y el miedo”. Padre Francisco de Roux

“Cómo nos presentamos al mundo con 3200 sindicalistas asesinados, casi 3000 masacres, casi 4000 falsos positivos y más de 80 mil desaparecidos. Y tenemos el descaro de llevar un equipo de fútbol a Rusia con esa vergüenza”.

Infórmate - Conflicto

2018-04-05

“No estamos en contra del Centro Democrático ni de las FARC, sino en contra de la mentira y el miedo”. Padre Francisco de Roux

En el marco del Seminario Internacional Hablemos de Verdad, se dieron cita en la ciudad de Bogotá miembros de la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, del Centro Internacional para la Justicia Transicional (ICTJ), expertos en procesos de búsqueda de verdad en la guerra y periodistas y directores de medios con el fin de dialogar acerca del rol de la comunicación en procesos de esclarecimiento de la verdad.

El padre de Roux, presidente de la Comisión de la Verdad de la JEP, recalcó la importancia del proceso en el que se encuentra Colombia de cara a la consecución de la verdad en un país altamente desinformado y polarizado y manifestó su compromiso con la tarea asignada. “Para nosotros el desafío de la Comisión de la Verdad es muy grande y muy difícil; pero estamos comprometidos en hacer una contribución seria e importante para la paz colombiana”, expresó a la par que hacía hincapié en que la falta de esclarecimiento de hechos en torno al conflicto ha ocasionado que casi todas las posiciones consideren que aún tienen validez.

“Los pobres necesitan que se cuenten las grandes hazañas de sus héroes, pero también que mostrar el dolor de las víctimas de todos los lados”, añadió el padre Francisco a la par que mencionaba lo difícil que es encontrar una familia, en cualquier estrato socioeconómico del país, que no se haya visto tocada por la guerra.

Cortesía ICTJ

El sacerdote jesuita también aprovechó para clarificar comentarios y presupuestos sobre la labor que está desempeñando en compañía de 10 integrantes más: “Esta no es una Comisión contra nadie. No estamos en contra del Centro Democrático, ni en contra de las FARC o el imperialismo. Esta es una Comisión contra la mentira y el miedo. No somos una Comisión por nadie tampoco. No tenemos compromisos diferentes a la verdad”.

Resaltó que hay que dar el debate con quienes dicen que no hubo conflicto armado en Colombia, sino un levantamiento de insurgentes contra un Estado legítimo. “Hay que encontrar la verdad sobre si somos o no un país democrático en serio; sentemos a los familiares de las víctimas de la Unión Patriótica, del Partido Liberal y del Conservador”.

En medio de su intervención, criticó el modelo de sociedad que construimos, pues somos un país de leyes, pero que no han servido, y si bien le tenemos mucho miedo a la verdad, sin esta no será posible. Postura que fue respaldada por Michael Bock, Embajador de Alemania en Colombia, quien recalcó que como sociedad nos enfocamos en aspectos que nos agradan y no en los que nos incomodan.

“La dignidad de nosotros como pueblo es basura. Cómo nos presentamos al mundo con 3200 sindicalistas asesinados, 6,9 millones de desplazados, casi 3000 masacres, casi 4000 falsos positivos y más de 80 mil desaparecidos. Y tenemos el descaro de llevar un equipo de fútbol a Rusia con esa vergüenza. Y eso no lo enfrentamos porque nos da miedo”, concluyó de Roux.  

Por su parte, María Camila Moreno, directora del ICTJ, manifestó que uno de los puntos más importantes del momento es buscar cómo desmontamos las visiones e ideas que nos han incrustado por años, y transitamos, juntos, hacia un país equitativo y respetuoso de los derechos humanos.

La comisionada Lucía González planteó una serie de cuestionamientos sobre cómo darle voz a esos que han sido tildados como enemigos del país. “¿Cómo encontramos la verdad y la humanidad en el otro? Sin que digan que ese medio se vendió, es de izquierda o comunista. Necesitamos transitar del relato trágico al épico donde se hable del esfuerzo inmenso de miles de colombianos pasar salir adelante. Héroes construyendo la paz”.

Así mismo, dejó claro que en nuestro país se tienen diferentes raseros para las víctimas y los victimarios y que no debería ser así, pues nos aleja de la humanidad. “Los campesinos, los sindicalistas, los negros, los indígenas antes no contaban para el Estado y la sociedad. ¿Por qué rescataron a Íngrid Betancourt? Porque ella contaba, los demás no. Los soldados y ciudadanos en cautiverio no importaban igual o no generaban empatía”.  

Finalmente, el padre Francisco definió la labor de la Comisión como un esfuerzo para dignificar a las víctimas, reconocerles su dolor, donde lejos de victimizarlos, pretenden darles su lugar. “No pretendemos llegar a la verdad absoluta. Queremos darle a la ciudadanía la mejor explicación posible sobre los hechos ocurridos en el país. Una explicación que resista todas las preguntas y dudas. Este es un momento de purificación. Debemos pasar de la memoria a la explicación a fondo de por qué pasaron las cosas. ¿Qué nos llevó a ser un país de falsos positivos? ¿Qué intereses hubo detrás? ¿Cuáles son los mayores responsables?”

En clave electoral, dejó claro que lo que pasa y ha pasado en Colombia no puede seguir sucediendo, independientemente de quién sea el Presidente. “La única salida es mirar a las víctimas, pero a las víctimas de todos los lados”.

 

( 19 ) Comentarios

  1. ReplyMarta Ligia Sanchez

    Hay que desmitificar los acuerdos y visibilizar las víctimas.

    • Apoyo la paz la guerra trae pobrezs, odio y desamor con el projimo. se pierde sensibilidad y calidad humana. no se rrspetan derechos no se puede perseguir la corrupcion
      .la gente se muere de hambre y solo los dueños de la guerra tienen derecho a ocupar grandes cargos en nuestro ppais. asi sean mediocres.

  2. ReplyAdriana Mercedes Cardenas solis

    Yo estoy segura que en nuestro país todos estamos en contra de la guerra y en favor de la Paz, y que para ello tenemos que participar activamente desde nuestros hogares y en el entorno en que nos movemos, tratando de actuar coherentemente con lo que queremos, la paz, y me refiero a actuar desde nuestros comentarios respetuosos hacia el otro que piensa diferente, que es hincha de un equipo diferente al mío, que es seguidor de un candidato diferente al mío.
    Es nuestra obligación ahora con esta coyuntura de paz, de aprovechar la oportunidad para construirla, para sumar y multiplicar para la paz y no de restar y dividir porque el efecto es diferente; es hora de trabajar en equipo todos por la Paz, y pasar la página de la guerra, de efectivamente perdonar y olvidar por igual, pero no olvidar para repetir, sino para construir convivencia y paz y así hacer homenaje a nuestras víctimas.
    Los medios de comunicación dígase radio, televisión y prensa, así como los líderes y políticos, tiene aquí un gran reto de decir la verdad y de contribuir a entender las diferencias y no de ahondar las diferencias, necesitamos aprender de lo sucedido en estos duros y dolorosos años para construir verdaderamente un cambio que nos lleve a la anhelada Paz.

  3. ReplyDiego Lázaro Zambrano

    Excelente, retadora y patriótica labor… para todo colombiano de bien. Éste tipo de postulados debería ser ampliamente divulgado por todos los medios de comunicación del país, éste es el anhelo de las grandes mayorías y es el fundamento del verdadero desarrollo de la sociedad colombiana

  4. ReplyGerson Asbel Guardia Palmeth

    La paz es otro intento de Colombia para salir de su encrucijada a que la han llevado desde hace siglo y medio las elites economicas, politicas y sociales. Si este intento resulta fallido porque los defensores de siempre de sus privilegios y de las inequidades Colombia definitivamente ya no podra salir del hueco.

  5. La historia de Colombia esta llena de cinismo e hipocresía e incluso insibilizada,nunca nos la han tal cuál sucedió, hoy,en ésta instancia gracias a unos acuerdos es posible saberla, pero se requiere el compromiso de los medios que siempre han jugado un papel protagonico,al servicio de las castas dominantes.
    En hora buena, ésta inmensa responsabilidad recayó en manos del Padre Francisco de Roux,al cuál le estamos apostando y sugiriendo a la vez, que no desfallezca en ése empeño… nuestras futuras generaciones tienen derecho a saber la verdad!…
    Qué la terrible noche cese ya!….

  6. Cuantos policias, soldados y civiles asesinaron las guerrillas…por qué no dicen eso claramente.?.

    • Por favor relee el artículo,pues precisamente de ESO es que se trata , ese es el objetivo de la comisión Abrazos

  7. ReplySergio Alfonso Quintero Ujueta

    No existe ninguna esperanza de instrumentalizar la paz para todo un país, a menos que la hallemos individualmente. Jesús dice, » Mi paz les dejo, mi paz les doy, nó, como el mundo la da…» Desarmar el corazón es la única opción.

  8. ReplyJorge Armando Castiblanco

    Esclarecer el porqué Colombia es un mar de violencia, establecer sus causas y sus consecuencias es ni más ni menos que ir en busca de la verdad. Para el establecimiento no existen los pobres sino es para trabajar con miseros salarios, para ellos no existen las negritudes sino es para enrostrarles condiciones de inferioridad. No existe los nativos de estás tierras sino para llamarlos despreciativamente indios patirajados. Recordaba cuando se quiso crear un conjunto de vivienda «estrato 3» cerca al «estrato 6» que protesta, que escándalo; y recordaba hace unos días en la Asamblea de copropietarios donde recido, que su administradora anunciaba que en la próxima ciudadela «La Salle» de la calle 170 no se construirá vivienda de «estratos 1, 2 y 3», a lo cual estalló un fuerte aplauso. Sin embargo cada día a este conjunto llegan las personas de los barrios del sur de Bogotá, si las personas de los «estratos 1, 2 y 3» a cuidar de los pequeñitos hijos de los que aplaudían, llegan a cocinar lo que se comen los que aplaudían; llegan las aseadoras de los apartamentos y del conjunto de los que aplaudían; llegan los celadores del conjunto residencial de los que aplaudían. Nuestro país, que no es nuestro respira la cultura de los que se creen superiores frente a los que ellos creen son inferiores, hay empieza la violencia y de su reconocimiento debe partir la verdad.

  9. Un jesuita cuidando la verdad es como un pederasta cuidando de niños

  10. Colombia se enfrenta a una Revolución y a unos revolucionarios que se camuflan como gestores de paz, para deshacer la sociedad y acabarla de destruir más de lo que ya está.
    El Salvador es un ejemplo claro de lo que estoy diciéndole.

  11. Para que perdure la paz hay que enseñar al 90 % de los colombianos, Política, poque en eso hay una ignorancia total, aún los miembros del estado, senadores, representantes, magistrados, consejales etc. no conocen, ni saben porque ni para que estan allí, lo dudan ?. Recuerden la cantidad de casos co el famoso, «NO SABEN QUIEN SOY YO ?» Esa una de las mejores pruebas de la falta de conocimiento en lamateria en estepaís.

  12. A propósito de victimas «de todos los lados». Que tal los que no tenían «lado» pero fueron abusados por cualquier con esa disculpa. Para quitar tierras, para debilitar procesos sociales de base, peligrosos para las hegemonías políticas tradicionales o porque no recibían órdenes de algún bando o «lado». Produce fatiga tanta mediocridad y sinuosidad, como si los anónimos o «sin lado» no contaran. Son much@s.

  13. ReplyRodrigo Sarmiento

    Es vital que se sepa la verdad total sobre las victimas y los actores de la violencia em Colombia la derecha y la extrema izquierda han sido actores de la violencia ahi es claro que quienes han secuestrado el estado colombiano para ponerlo al servicio de sus intereses hsm sido igual o mejor mas violentos. Se han sostenido y perpetuado en el poder utilizando la violencia sistemática para eliminar cualquier otra alternativa realmente democratica.

  14. La paz se hace en la calles y en los campos de Colombia. Con la gente, con las mujeres, los mayores, los niños, los hombres, con todos

  15. Ayer en un conversatorio en la U San Buenaventura de Cali, la Magistrada Balanta de la JEP aseguró que esa entidad solo atenderá a las víctimas de las FARC, Fuerzas Armadas y Policía. Que las de los Paramilitares y otras van a la Justicia Ordinaria. Las víctimas que estuvieron quedaron desengañadas y sin esperanza. Son una gran mayoría que fueron despojadas de sus patrimonio y obligadas a desplazarse por estas entidades que actúan en favor de los terratenientes. Entonces???????

  16. Los colores de partidos , los rangos , las comunidades , los grupos sociales. No son los que ; matan roban engañan . Violan ; es el corazón de las personas que se esconden en un color, en una comunidad, etc para serle daño a otros porque en su ser No existe amor Ni respeto a sus semejantes , n i a su propia vida .

  17. EN COLOMBIA SE HABLA DE LA VERDAD EN TEIMPOS ACTUALES, PERO HAY QUE RECORDAR QUE LA VIOLENCIA HA SIDO DESDE HACE MUCHOS AÑOS, CUNADO LAS GUERRAS FATRICIDAS, LIBERALES VS. CONSERVADORES EN LOS SIGLOS XVII – XIX , QUE FUERON LA BASES DE LA ACTUAL VILOLENCIA QUE NOS AQUEJA EN LA ACTULIDAD, HAY QUE HABLAR DE LA VERDD DESDE ALLÍ, COMO EMPESÓ Y POR QUÉ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

laorejaroja
Nuestra razón de ser como medio de comunicación es permitir que los ciudadanos compartan sus opiniones, críticas, ideas y denuncias en torno a temas comunes y de gran interés, que son invisibilizados o disfrazados en beneficio de los poderes ajenos a la búsqueda del bien común. No vemos el periodismo como el cuarto poder, sino como un medio de empoderamiento de la opinión pública. Porque el periodismo maneja un bien de todos, la información; por lo tanto, es un servicio público y, como tal, se debe a su único jefe: la sociedad, quien finalmente es la llamada a exigir y poner en agenda los temas que afectan su realidad.