¿Expertos vacunales?

La influencia de las redes y el voz a voz aterroriza las personas de los posibles percances de la vacuna, pero la pedagogía debe ser mas fuerte, por parte de expertos, pero también en los círculos familiares. 

Opina - Salud

2021-08-13

¿Expertos vacunales?

Autor:

Daniel Velásquez Ariza

 

La reciente encuesta Pulso Social, elaborada por el Dane, muestra en uno de sus apartados las principales razones por la que los Colombianos no quieren vacunarse, esto en 23 ciudades principales, siendo la mayor razón creer que la vacuna puede ser perjudicial debido a los potenciales efectos adversos (66,2 %), seguida de no creer que la vacuna sea lo suficientemente efectiva (17,6 %), y en un menor porcentaje el hecho de no creer en las vacunas (1,8 %), o en que el covid-19 no sea peligroso para su salud (1,4 %).

Las cifras merecen un análisis, debido a la baja afluencia de personas en algunos puestos de vacunación, y es que parecemos creer que las supuestas jornadas de investigación en WhatsApp, Facebook, Twitter y demás redes sociales nos hacen científicos consumados, al punto de descartar vacunas o generar debates sobre la efectividad de los biológicos, suplantando estudios verdaderamente elaborados y serios. Este falso acto cognoscente derivado de información e investigación dudosa de redes sociales se reproduce con rapidez, allí el riesgo, cuando repetimos mucho un sofisma, terminamos por creer que es cierto.

Esa difusa información puede ser muy diciente para explicar el fenómeno «la Pfizer es la vacuna buena» llevando por lo menos en Colombia, a preguntar si está o no la vacuna gringa en la que la muchos confían y de la que tanto se habla, además de la denominada “verdaderamente efectiva” por los científicos de redes.

En cambio, son más resistidas vacunas como Sinovac, ignorando el 100 % de efectividad para evitar gravedad y muerte de la enfermedad; según estudios previos, o más vacunas que, al no ser tan mediáticas, o de las que la gente no habla mucho, excepto para descalificarlas con pseudoinformación o situaciones totalmente fuera de contextos investigativos, carentes de criterio científico, causando una confusión de avalancha de opiniones, que ha distraído la atención de lo letal que es el virus, haciendo que el miedo a la vacuna (incubado en redes o en «teléfonos rotos») —paradójicamente— supere en algunos casos, el miedo al virus. Sin duda es preocupante la discriminación de vacunas, pero lo es aún más, no creer en vacunas, o creer que la inmunización tiene un doble propósito; implantar un chip, vigilarnos, matar mediante el biológico, etc., siendo esta información que raya en lo ridículo, pero que lastimosamente, suele ser acogida por parte de las personas.

Viendo esta situación se pueden concluir dos cosas a partir de la desconfianza por alguna parte de la población: primero, que no podemos seguir viendo puestos de vacunación vacíos, es por eso que debemos avanzar en las fases de inmunización, abrir la vacunación a más sectores de la población progresivamente, como se está empezando a hacer en Colombia, es un paso importante para robustecer el plan de vacunación, como lo han dicho algunos expertos. Segundo, debemos revisar la pedagogía que se está usando, pues la información circula de manera muy rápida, y la información que genera miedo a las vacunas superan en algunos casos, la confianza en las mismas, así que la evidencia científica debe servirnos como herramienta para que los expertos en el tema puedan desmitificar de manera educativa a las personas que aún tienen dudas.

Sin duda la influencia de las redes y el voz a voz aterroriza las personas de los posibles percances de la vacuna, pero la pedagogía debe ser mas fuerte, por parte de expertos, pero también en los círculos familiares, al revisar la veracidad de la información, tratándola de igual manera con objetividad, y sin sacarla de contextos, ahuyentando creadores de trasmundos y mitómanos, que no cuentan con argumentos científicos como para creer alguna de sus extrañas aunque creativas historias, que no deberían salir de eso, de un raro cuento.

Fuentes:

Imagen: https://www.google.com/url?sa=i&url=https%3A%2F%2Fwww.laopinion.com.co%2Fcolombia%2Flos-colombianos-se-niegan-vacunarse&psig=AOvVaw0cLl33GZgsNkkPWmz9ptub&ust=1627425820614000&source=images&cd=vfe&ved=0CAcQjRxqFwoTCPC9qYfogfICFQAAAAAdAAAAABAD

Encuesta Dane:
https://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/encuesta-pulso-social

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Daniel Velásquez Ariza