Colombia al borde de perder su insignia: Caño Cristales

Hace más de un año la ANLA (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales) le otorgó una Licencia a la empresa de capitales estadounidenses Hupecol que desde 2008 buscaba las artimañas para poder explorar petróleo en esta región de riqueza del sur del país

Opina - Ambiente

2018-08-25

Colombia al borde de perder su insignia: Caño Cristales

Es claro que en Colombia las diferentes manifestaciones ciudadanas son pasadas por la galleta por el Gobierno Nacional aún siendo respaldadas por el Ordenamiento Jurídico Colombiano como “Mecanismos de Participación Ciudadana”. Pero como es todo en nuestra patria: papel, papel y papel.

No son ni una, ni dos, ni tres veces, sino que ya la lista se está desbordando de la gran mayoría de intentos de los ciudadanos que con afán buscan salvaguardar los ecosistemas y el medio que nos rodea de las grandes locomotoras mineras y extractoras de nuestros recursos naturales. A esto se añade el gran número de Líderes Sociales que han tomado las banderas de estos procesos y que por afectar los bolsillos de “unos cuantos” han sido asesinados y apagadas sus voces de Liderazgo: Una realidad muy triste y devastadora que en los últimos dos años ya lleva 206 casos.

¿Hasta cuándo seguiremos con esta situación? ¿Seguirán los Gobiernos saqueando nuestros derechos económicos, sociales y culturales por encima de sus intereses? ¿Se seguirán apagando las voces de nuestros líderes?

Es claro que los movimientos ambientalistas, sociales y la ciudadanía en general seguirán en esa gran lucha, pues cada día que pasa vemos cómo se aprueban licencias ambientales en Colombia, caso en el que ya hace más de un año la ANLA (Autoridad Nacional de Licencias Ambientales) le otorgó una Licencia a la empresa de capitales estadounidenses Hupecol que desde 2008 buscaba las artimañas para poder explorar petróleo en esta región de riqueza del sur del país y desde luego nadie dice nada.

Caño Cristales, que sin lugar a duda es el río más lindo del mundo, lleno de plantas de cinco colores que adornan sus cauces y engalanan sus aguas, cosa que en ninguna otra parte del mundo se haya observado hasta el momento; hoy se encuentra en una evidente amenaza ambiental propiciada por las maquinarias mineras y petroleras que cada día se llevan por delante cuanta cosa encuentren o se atraviese con su denominadas “Prácticas mineras amigables con el Medio Ambiente”.

¿Qué contradictorio esto, cierto? Es claro que aquí su afán es el de poder aumentar sus grandes capitales, arrebatar inteligentemente nuestros recursos y entregar unas cuantas chichiguas en lo que a grandes voces dicen “Responsabilidad Social Empresarial o Ambiental”.

¿Y esa verdadera Responsabilidad Ambiental dónde quedo? Nos preguntamos más de un ciudadano preocupado por las evidencias, noticias, comentarios y denuncias públicas de muchas personas que han rechazado los efectos de explotación petrolera en esta zona del país y que como mencionábamos anteriormente hoy tiene en jaque a Caño Cristales.

Y no es como lo que sale a decir a los medios el señor Fernando Iregui «que el riesgo por la explotación de este recurso en esta zona para Caño Cristales es cero». Pero cómo decir que el riesgo es cero si dentro de la Licencia para Hupecol están autorizados 150 pozos de exploración que se repartirán en 15 plataformas y que es claro que por las diferentes afluentes hídricas donde desemboquen residuos serán los conectores que de una u otra forma llegarán a Caño Cristales y añadiéndole a la vez las grandes escalas de deforestación que existe en aquella zona por la Agricultura y Ganadería y, de paso, las generadas por este Proyecto Petrolero.

Qué triste que esto esté pasando en nuestra Colombia, una Colombia con una gran biodiversidad en flora y fauna, llena de encantadores manantiales, de hermosas flores y especies de Fauna, repleta de una gran variedad de recursos naturales y el café con aroma mágico; donde tristemente son palpables a nuestros ojos como clase política y administrativa de este país, situaciones en donde más de uno se aprovecha para llenar sus bolsillos y el de sus allegados, para financiar sus mañas de continuar en el poder y así seguir entregando nuestros recursos a diestra y siniestra. Donde sin lugar a duda se deben decir entre los mismos: Hágale que recursos para explorar es lo que hay aquí!

Hay que despertar y aunar más voces para seguir luchando ante estas grandes problemáticas ambientales que hoy nos tienen al borde de perder el agua, la vida, el ambiente sano e incluso a una insignia más de Colombia: Caño Cristales.

 

Adenda: Hace unos pocos meses elegimos nuestro máximo representante en el poder Ejecutivo (presidente, quien ya tomó su posesión) y nuestro nuevo órgano Legislativo del País (Congreso, considerado el más plural y diverso de la historia de nuestro país) esperamos que este nuevo Gobierno sea el impulsor de Políticas Publicas fuertes y efectivas en la protección de nuestro derecho “A gozar de un ambiente sano”.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Yeferson Bonilla Hernández
Ex-Consejero Académico de la Unibagué, Gestor Ambiental y Abogado en Formación. #LaDemocraciaAnteTodo.