¿Barbosa llegó a la Fiscalía a lavarle la cara al Gobierno?

Dos medidas, en menos de una semana, no dejan ver la independencia que el fiscal Barbosa asegura tener.

Opina - Política

2020-02-17

¿Barbosa llegó a la Fiscalía a lavarle la cara al Gobierno?

Columnista:

Ían Schnaida

 

Francisco Barbosa sorprendió al país cuando dijo que no era ni uribista ni duquista, que era el fiscal general. Primero porque ha mostrado que piensa una cosa y si le conviene piensa otra, como fue su postura con respecto al Acuerdo de Paz, la cual acomodó en línea con el nuevo Gobierno y, helo ahí, en uno de los cargos más importantes del país. ¿Entonces qué tan férreo fiscal podrá ser?

En segundo lugar, sorprende que haya quienes insistan en crear de la nada el duquismo, como si se pudiera desligar al expresidente Uribe de todo lo que hace y se coordina en este reinado de viaje al pasado. Veamos:

 

¿Fiscalizando contra la verdad?

El fiscal Barbosa, que no lleva ni ocho días en el cargo, ya declaró insubsistente a la directora de Medicina Legal, Claudia Adriana del Pilar García Fino, quien tuvo la valentía de catalogar como homicidio el ataque del que fue víctima Dilan Cruz por un capitán del ESMAD, y por el cual perdió su vida.

Es importante recordar que, frente al caso del joven, el Gobierno ha sido tajante en la defensa del capitán Manuel Cubillos. Les sienta muy bien no tener encima a personas como la exdirectora de Medicina Legal que salen en público a hacer quedar mal a las fuerzas del orden que, nunca olvidemos, están bajo mando gubernamental.

Es decir, el Gobierno estaba molesto porque una funcionaria de nombramiento dependiente no estaba en línea con el mismo, así que nombran nuevo fiscal, amigo personal del presidente, y ¡pfff!, se les hizo el milagrito. ¿Será que el Congreso aprueba un proyecto de ley en curso que buscaría que ese nombramiento sea independiente? Juzguen ustedes.

Y no menos grave es que Claudia García iniciaba esta semana proceso de «falsos positivos» en Dabeiba, Antioquia, donde se haría la entrega oficial de uno de los cuerpos exhumados del cementerio. ¿En qué quedará este proceso? ¿Es este el compromiso del Gobierno y del nuevo fiscal para con las víctimas del conflicto y la verdad en torno a ellas?

Tras el despido de Claudia García veremos quién llega en su reemplazo, porque este cargo no ha estado exento de polémicas, como la que se vivió con Carlos Eduardo Valdés, quien salió luego de los errores en la investigación por la muerte de Jorge Enrique Pizano, uno de los testigos clave dentro de la investigación por el pago de sobornos de Odebrecht en Colombia.

Otra medida cuestionable del fiscal Barbosa es la designación de uno de los hombres de Ordóñez, Gabriel Ramón Jaimes, como jefe de los fiscales delegados ante la Corte Suprema. Recordemos que Jaimes fue uno de los más cercanos al exprocurador, son de la misma universidad y del mismo fanatismo religioso e ideológico.

Las actuaciones del fiscal Barbosa, hasta ahora iniciando su cargo, distan de la jurada independencia gubernamental y del uribismo (que hoy vendrían siendo la misma cosa). Es pronto para determinar lo que ocurrirá con esta institución dirigida por Barbosa, pero sus primeros movimientos dan cuenta de la fiscalización que tendremos que tener sobre el propio fiscal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ían Schnaida
Periodista de la UdeA / Fundador y Director de La Oreja Roja / Estratega de Redes Sociales y Asesor de Posicionamiento Digital.