Abrazo histórico entre exjefes de las Autodefensas y de las Farc

Si bien tras bambalinas se encontraban distanciados e incluso se negaron a tomarse una fotografía juntos; el abrazo se dio luego de una conversación cargada de declaraciones ‘nunca antes hechas’. 

Infórmate - Conflicto

2018-04-26

Abrazo histórico entre exjefes de las Autodefensas y de las Farc

En un hecho sin precedentes en 53 años de guerra en Colombia, ‘Ernesto Báez’, ideólogo de las AUC, y Rodrigo Granda, miembro de la Farc, se abrazaron como gesto de reconciliación durante el Congreso Internacional ‘Para no volver a la guerra’, organizado por la Fundación Avanza Colombia y patrocinado por La Oreja Roja, realizado del 23 al 24 de abril en la ciudad de Medellín.

Si bien tras bambalinas se encontraban distanciados e incluso se negaron a tomarse una fotografía juntos; luego de una conversación cargada de declaraciones ‘nunca antes hechas’, como el propio Ernesto Baez afirmó, ambos sentaron un precedente de reconciliación entre dos actores históricamente en combate. Dialogaron, se abrazaron y posaron para la foto tras finalizar el panel sobre la paz en Colombia moderado magistralmente por la periodista Gloria Castrillón.

En este estuvieron, además, Eduardo Martínez, guerrillero y actual gestor de paz del ELN; Luis Guillermo Pardo, exguerrilero del M-19 y Jaime Fajardo Landaeta, negociador y firmante de los acuerdos del Proceso de Paz entre (EPL) y el Gobierno Nacional en 1990.

Entre las declaraciones que cada uno sostuvo a lo largo de la conversación, Rodrigo Granda dejó claras las intenciones de las Farc con respecto al retorno al conflicto armado: “No vamos a volver a la guerra, que quede claro que no volveremos a la guerra nunca más”. Y reiteró el llamado a la sociedad colombiana para que rodee los acuerdos: «Ustedes necesitan vivir en paz, nuestros hijos necesitan vivir en paz. Esa paz hay que defenderla por todos».

Por su parte, ante la pregunta de Castrillón a ‘Ernesto Baez’ por los 18 mil desmovilizados de las autodefensas que contaba ante los 32 mil desmovilizados oficialmente por el Gobierno de Álvaro Uribe Vélez, el exparamilitar respondió:

Fue Luis Carlos Restrepo y ese Gobierno el que le anunciaron al país que se habían desmovilizado 32 mil hombres. Pero 32 hombres no tenían las autodefensas de este país. Hay como mínimo 12 mil infiltrados”.

“Eso fue una responsabilidad enorme”. Y mencionó que sólo la entrega de armas del Sur de Bolívar llegaron “5 camiones repletos de Puerto Berrio con más de 7 mil 500 vagos, prostitutas y empleados de las fincas de Vicente Castaño” como lo habrían relatado en esa época.

“Si ha habido un proceso de paz improvisado, irresponsable e inconcluso en este país fue el proceso dirigido por Álvaro Uribe. Un proceso preñado de la quiebra de la palabra presidencial”. A lo que agregó que ellos eran “un ejército que cumplía lo que las Fuerzas Armadas no hacían”. Y recordó que en 2006 él mismo había expresado que bien podríamos estar enfrente de una tercera generación de autodefensas, más violenta que las anteriores.

Finalmente, el desmovilizado de las autodefensas pidió perdón públicamente: “Lo único que no se nos puede olvidar es el daño que todos le causamos al país con una guera que nunca debió ocurrir. Pido perdón a la sociedad y a Dios por el daño enorme que hicimos”. Además, recalcó que el paramilitarismo no se ha desmontado en el país y que no es a través de las armas como vamos a lograr la transformación de la sociedad y del Estado.

Luis Guillermo Pardo, actual gestor de paz de la Gobernación de Antioquia, sostuvo que este era primer evento en el que estaban todos juntos, “es un verdadero hecho de paz”. Y recalcó que Las Fuerzas Militares van a seguir inventando enemigos internos para poder justificar el enorme gasto militar».

Eduardo Martínez del Eln hizo hincapié en que Hay que hacer un esfuerzo por desarmar las manos, pero también para desarmar los corazones” y que nuestro país está atravesado por un fenómeno que no hemos podido superar, “y es la exclusión política, el eliminar al otro porque piensa diferente”.  

El evento tuvo como objetivo reunir diferentes invitados nacionales e internacionales para dialogar sobre experiencias en torno a procesos de paz alrededor del mundo.

 

Fotografías: Gustavo Montoya, Fundación Avanza Colombia.

( 2 ) Comentarios

  1. Suerte para los desmovilizados de ambos bandos, felicitarles por contribuir a la paz de Colombia.

  2. Es el abrazo que confirma la unión de todas las fuerzas mafiosas del país en busca de apoderarse del gobierno y continuar con sus andanzas delincuenciales.
    Es inocente creer que cuando los delincuentes se unen lo hacen con fines altruistas en beneficio de un país, lo hacen para repartirse las zonas donde cada cartel pueda delinquir a sus anchas y evitar interferencias en sus negocios.
    Ese abrazo entre narcofariano y narcos auc, es más falso que un billete colombiano de tres pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

laorejaroja
Nuestra razón de ser como medio de comunicación es permitir que los ciudadanos compartan sus opiniones, críticas, ideas y denuncias en torno a temas comunes y de gran interés, que son invisibilizados o disfrazados en beneficio de los poderes ajenos a la búsqueda del bien común. No vemos el periodismo como el cuarto poder, sino como un medio de empoderamiento de la opinión pública. Porque el periodismo maneja un bien de todos, la información; por lo tanto, es un servicio público y, como tal, se debe a su único jefe: la sociedad, quien finalmente es la llamada a exigir y poner en agenda los temas que afectan su realidad.