Yuliana, una víctima más del Estado colombiano

Opina - Sociedad

2016-12-13

Yuliana, una víctima más del Estado colombiano

“El país está conmocionado”. Esa es la frase que resuena en todos los rincones de Colombia y hasta en el mundo tras el inexplicable y despiadado abuso, secuestro y asesinato de Yuliana Andrea Samboniíde tan solo 7 años. Pero lo triste de esto, es que solo nos quedamos en la conmoción y no pasamos a la acción.

La trágica forma en que murió la pequeña Samboní muestra un paradigma que se viene presentando de manera casi que común en nuestro país. Y nos enseña una vez más de la manera más cruda la realidad por la que atraviesa no solo Colombia sino el mundo. Los niños están desprotegidos y, lamentablemente, por intereses politiqueros muchas de esas noticias no son cubiertas por ningún medio de comunicación.

Yo espero que el triste suceso por el que pasa la familia de la niña Yuliana Andrea, nos sirva a todos para tomar acciones al respecto y poner en plato de primera mesa, a los más indefensos, a los vulnerables, a los débiles: los infantes.

Es muy normal ver que ahora sí, los que nunca se expresaban a favor de los niños o tal vez nunca hablaban en el Congreso, hoy se las den de moralistas, de populistas.

Lamentablemente, señores y señoras congresistas (no son todos, solo los que tienen doble racero), los niños abusados, secuestrados, maltratados, violentados, torturados y asesinados no necesitan de su conmoción, de su show mediático de dolor. Necesitan de su acción, de su compromiso, de la tenacidad que hay que ponerle al asunto. No escarben votos, no sean tan amañados. Actúen y no hablen tanta cháchara.

Yuliana Andrea Samboní es una víctima más del Estado colombiano. Sencillamente porque no se han tomado medidas contundentes en la defensa y protección de los niños y las niñas.

Extraño de manera personal a la fallecida Senadora Gilma Jiménez Gómez, quien dio su vida por la lucha, la defensa, la protección y la no impunidad de hechos que afectaran principalmente a los pequeños. Y que por estos días la vuelven a recordar, eso es lo que más me duele. La gente solo se acuerda de los grandes humanos que ha parido nuestra sociedad, cuando se siente que falta su labor social  y que dejaron una brecha, un vacío.

¡Gilma Vive! No dejemos que su lucha se pierda. No permitamos que todo lo que hizo en su carrera político-social, se pierda.

Que este suceso nos sirva para obligar al Congreso, al Gobierno y a todas las autoridades de las diferentes ramas del país, para que actúen en pro de los más vulnerables.

Es hora de exigir cadena perpetua para violadores de niños y niñas. Y ¿por qué ésta medida? Sencillamente porque este tipo de personas “psiquiátricamente” no pueden arrepentirse o remediar, es un instinto que no debe ser catalogado como enfermo, es un instinto criminal. Y este tipo de personas no pueden estar campantes por las calles, no pueden tener accesos a rebajas de penas, no pueden seguir acabando con los sueños de quienes apenas empezaban a soñar.

Mi sentimiento como defensor y activista de los derechos de los niños, es de profundo dolor. Repudio totalmente lo acontecido y espero que haya una severa justicia. Que el Estado actúe por primera vez de manera implacable, intachable y sobre todo de forma consciente.

¿Cuánto tiempo más tenemos que esperar? ¿Cuántos niños abusados tenemos que aguantar? ¿Cuánto?

Hasta que no se tomen medidas contundentes para proteger de manera categórica a los niños el Estado colombiano seguirá siendo la máquina productora de muerte, de desolación.

Ciudadanos: en nuestras manos está el poder de exigirles a los dirigentes que se pongan la mano en el corazón, o tal vez que piensen en que podrían estar en el lugar de los padres o madres de los niños abusados.

NO MÁS NIÑOS Y NIÑAS VÍCTIMAS DEL ESTADO COLOMBIANO. NO MÁS.

Finalizo citando una frase de la gran Gilma Jiménez: “Nuestros niños y niñas son nuestro principal capital humano, y por ellos y para ellos debemos trabajar día y noche”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esteban Jiménez Arcila
Columnista, Activista, Gerente de la Revista Crasel, Líder Internacional, Escritor, Defensor de los Derechos de los Niños y Derechos Humanos y CEO del Equipo Mundial de Líderes.